Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Gobierno vasco rechaza la idea del Ministerio de Defensa de instalar un hospital de campaña en Vitoria

Responde así a la ministra de Defensa, que planteó este miércoles montar un hospital de campaña en Vitoria.

El presidente vasco, Urkullu, ha asegurado este jueves que no espera que el Ejército instale un hospital de campaña en Vitoria: No hay previsión de que esta medida sea necesaria.

Reaccionó así a las intenciones anunciadas por la ministro de Defensa, Margarita Robles, sobre que el Ejército estudia montarlo  en la base militar de Araca para reforzar la asistencia sanitaria ante la pandemia de coronavirus. Urkullu aseguró que el Gobierno vasco trabaja de forma insistente en la reordenación del sistema de salud y del modelo de asistencia sanitaria en su Comunidad Autónoma.

Por ese motivo, no tiene la previsión de que medidas como la apertura de un hospital de campaña en Álava o la colaboración de los militares en tareas de desinfección de las calles de ciudades del País Vasco sea necesaria. No tenemos prevista una medida así, insistió. Un día antes, preguntada por la falta de presencia de militares en Cataluña y el País Vasco, la ministro de Defensa explicó  que los militares llegarán a aquellos puntos de España en donde se les necesite.

En una intervención radiofónica puso precisamente de ejemplo al 4º Batallón de la UME, que durmió el miércoles en Araca. Esta unidad se ha especializado en labores de fumigación y desinfección. Y en este punto es cuando se refirió a la opción real de levantar un hospital de campaña en Vitoria. Existe la posibilidad de establecerlo cerca de donde nosotros tenemos un destacamento militar, anunció la ministro, en referencia al enclave castrense de Araca.

Fotografía: la UME desinfectó varios enclaves en Miranda de Ebro tras suspenderse su intervención en el aeropuerto de Bilbao.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.