Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Gobierno español recurrió a la declaración de emergencia para pagar el rescate del Turia

El Consejo de Ministros del pasado 25 de octubre aprobó un Acuerdo por el que se toma razón de la declaración de emergencia para el rescate del cazaminas “Turia” de la Armada española por importe de 674.290,81 euros.

Según el artículo 120 de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Publico, “cuando la Administración tenga que actuar de manera inmediata como consecuencia de acontecimientos catastróficos, de situaciones que supongan grave peligro o de necesidades que afecten a la defensa nacional, el órgano de contratación, sin obligación de tramitar expediente, podrá ordenar la ejecución de lo necesario para remediar el acontecimiento producido o satisfacer la necesidad sobrevenida, o contratar libremente su objeto, en todo o en parte, sin ajustarse a los requisitos formales establecidos en la presente Ley, incluso el de la existencia de crédito suficiente”.

Hace casi dos meses, el pasado 29 de agosto, el Intendente de Cartagena firmaba la orden de tramitación de emergencia de la contratación de la prestación de las acciones de rescate del cazaminas “Turia” (M-34) con la empresa Ardentia Marine, para evitar que el buque permaneciera más tiempo en el mar después de que quedara varado el pasado 27 de agosto.

Hay que precisar que la compañía española Ardentia Marine es desde 2009 el único proveedor de servicios de rescate de buceo de la sociedad de Salvamente y Seguridad Marítima (SASEMAR). Los trabajadores de la compañía se coordinaron con los medios desplegados por SASEMAR para asegurar el buque, desalojar el combustible y montar las barreras anticontaminación.  Después se aseguró el buque con anclas, se montaron dispositivos de achique e inspección de compartimentos y se evaluó la línea de acción a seguir.

Se llegó a la conclusión de que no se podía reparar el buque in situ por la magnitud de los daños, por lo que se consideró reflotarlo y sacarlo de la varada en las rocas, de ahí que ante el posible empeoramiento del estado de la mar, se decidió tramitar de emergencia la contratación de las tareas de rescate.

Sin embargo al importe anunciado habría que sumar el coste de operar las embarcaciones y el personal de SASEMAR que participó en las tareas de rescate y posterior traslado a puerto.

Recordemos que la Armada todavía no ha descartado reparar el buque, según analizamos a principios de octubre, estando pendiente la determinación del coste final de reparación. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El cazaminas Turia en mayo de 2012 (Armada)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.