Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea Mexicana sufre sus accidentes 59 y 60 en la actual administración

El pasado 6 y 7 de septiembre dos aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) sufrieron sendos accidentes sin consecuencias fatales para el personal militar. El miércoles 6 de septiembre, en Puerto Peñasco, Sonora (al noroeste del país), un avión PC-7 de la Tercera Escuadrilla de Vigilancia Aérea -perteneciente al Tercer Grupo Aéreo- se vio obligado a regresar a tierra y a realizar un aterrizaje forzoso en el Aeropuerto Internacional “Mar de Cortés”, en donde la nave sufrió daños severos en el tren de aterrizaje principal sin que sus tripulantes resultaran lesionados.

El jueves 7 de septiembre una aeronave no tripulada perteneciente al Escuadrón de Sistemas Aéreos No Tripulados adscrito a la Base Aérea Militar No. 19 de la FAM, en Atlangatepec, Tlaxcala, perdió contacto de radio con sus operadores y cayó a tierra convirtiéndose en pérdida total para la FAM, que cuenta con una flota de ocho drones.

El aparato no tripulado que se accidentó en Tlaxcala era un UAV modelo S45 Balaam de reciente adquisición por la Sedena.

Con la caída de esta aeronave y su pérdida total se dio el accidente número 60 en la FAM, con lo que el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto y la administración del general Salvador Cienfuegos Zepeda siguen como las más problemáticas y fatales para el ejército del aire en toda su historia.

La Sedena solo hay emitido un comunicado refiriéndose únicamente al primer accidente. La dependencia indicó que las Comisiones Investigadora y Dictaminadora de Accidentes Aéreos y de la Inspección y Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea, iniciaron las investigaciones para determinar las causas del accidente.

El 17 de julio de este año un turbohélice T-6C Texan II cayó cuando acababa de despegar de la Base Aérea Militar Número 2 de Ixtepec, Oaxaca, para efectuar vuelo acrobático. El aparato, matrícula 2048, hizo una serie de evoluciones en las que inesperadamente perdió la estructura que soporta las alas. Los pilotos lograron eyectarse y sufrieron algunas lesiones al caer a tierra. El Texan era una de las naves adquiridas en 2016 por la Sedena, que perdió su décimo aparato de este tipo en la actual administración.

Tras este accidente, el general Cienfuegos ordenó suspender los vuelos acrobáticos y canceló la celebración del 8° Espectáculo Aéreo, que estaba proyectado para efectuarse el 25 de agosto pasado. Datos de la FAM proporcionados en agosto de 2017 por la vía de la transparencia informativa, revelaron que en el gobierno del presidente Vicente Fox (2000-2006) hubo 34 accidentes aéreos, todos ellos fatales.

En el gobierno de Felipe Calderón (2007-2012) se registraron 38 accidentes, también fatales. Con el presidente Enrique Peña Nieto van ya 60 accidentes sufridos en una flota aérea que han luchado por modernizarse a pasos acelerados, aún pese a atravesar por su peor etapa de siniestralidad en su historia reciente. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.