Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Se estrella en el mar, en La Manga, un avión C.101 del Ejército del Aire

Una aeronave del Ejército del Aire se ha precipitado al mar a las 09:38 horas de esta mañana en aguas del Mar Menor, en Murcia, en concreto frente al kilómetro 4 de La Manga.

Según confirma el Ministerio de Defensa se trata de un  avión C-101 que realizaba un vuelo de instrucción. El avión iba tripulado sólo por un instructor. El piloto, según Defensa, pudo eyectarse, sin embargo las últimas noticias confirman que su cuerpo ha sido encontrado sin vida por las embarcaciones de salvamento.

 El avión C.101 pertenecía a la Academia General del Aire (AGA) aparentemente adscrito a la Patrulla Águila. La caída fue vista desde la playa por numerosos bañistas que alertaron Centro de Coordinación de Emergencias del 112 de la Región de Murcia, circulando varios vídeos sobre el momento en que la aeronave se precipita al mar. 

 

El C.101 en el Ejército del Aire español

El  CASA C.101  ha cumplido 42 años desde aquel 27 de junio de 1977  en que su prototipo realizó el primer vuelo a los mandos el entonces teniente coronel De la Cruz. Popularmente  conocido como “Mirlo”, “Aviojet” o “Culo pollo”, con él se ha formado a cientos de pilotos, tanto del Ejército del Aire como de fuerzas aéreas extranjeras.

El 4 de abril de 1980, el 793 Escuadrón del Ejército del Aire, asignado a la Academia General del Aire (AGA) de San Javier (Murcia) recibía sus primeros aparatos de entrenamiento avanzado C-101 EB Aviojet de serie. Desde entonces y durante décadas su fiabilidad, robustez, facilidad de manejo y bajos costes de mantenimiento han hecho de él el entrenador perfecto para la formación de los futuros pilotos del Ejército del Aire en la AGA, además de algunos de la Armada.

Estas aeronaves son también utilizadas por la Patrulla Águila de demostración acrobática del Ejército del Aire, uno de los escaparates más importantes de la institución castrense. Aunque está encuadrada en el denominado 794 Escuadrón, sus pilotos son los “protos” (profesores) del 793 y,  como es bastante habitual en la institución, ejercen la “doble gorra”.

Así mismo, el C.101 dota al 741 Escuadrón, que está asignado al Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA), con sede en Salamanca, que además de misiones a las órdenes del Mando de Combate (MACOM), entre otras funciones imparte entrenamiento a los pilotos de caza cuyo destino no es una unidad de combate para que puedan mantener su calificación de vuelo en orden. El Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX) tiene asignada también una pequeña flota de cuatro de estos aparatos, que utiliza profusamente, por lo que es habitual verlos sobre los cielos de la Base Aérea de Torrejón (Madrid), donde el Centro tiene sede.

Actualmente, la flota de 88 aparatos que adquirió el Ejército del Aire a lo largo de los años ochenta, tras la pérdida de cinco en accidentes y varias bajas por el final de la vida operativa,  ha quedado reducida a poco más sesenta unidades, la mayor parte de ellas, unas 45, están asignados a la AGA, cuatro al CLAEX, y el resto, en torno a una quincena, al GRUEMA. La idea de construir en España un avión de estas características se remonta al verano de 1974, siendo en 1975 aprobada en Consejo de Ministros. Comenzó así el proyecto para dotar al Ejército del Aire de un entrenador básico y avanzado que sustituyera a los ya veteranos HA-200 Saeta, T-33 y T-6 Texan.

En total se fabricaron en Construcciones Aeronáuticas Sociedad Anónima (CASA), hoy parte de Airbus Defence and Space, un total de 143 C.101, que, además de en el Ejército del Aire, fueron destinados a las fuerzas aéreas de Chile, Honduras (no operativos) y Jordania.

Fotografía: Momento del accidente del avión del Ejército del Aire.

Zona del siniestro (fuente: La Verdad-Murcia)

Fuente: EL PAíS


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.