Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La enésima provocación británica sobre Gibraltar

Las últimas informaciones procedentes de Reino Unido sobre la colonia de Gibraltar no pueden tildarse más que de provocaciones surrealistas si atendemos a la noticia recogida por los tabloides británicos según los cuales el secretario de Defensa Gavin Williamson habría sugerido dotar a los patrulleros británicos en Gibraltar con armas de paintball para “humillar” a los buques de la Armada y la Guardia Civil.

Así lo recogían medios como The Sun citando fuente militares presentes en la reunión que tuvo lugar Williamson con los principales mandos militares justo antes de Navidad. Las fuentes de The Sun destacan que los militares se sorprendieron al comprobar que la propuesta de Williamson iba en serio, sin embargo tras publicarse la noticia, asesores del secretario de Defensa afirmaron que la propuesta de usar armas de paintball no era más que una broma.

Sin embargo sí destacaron la intención del secretario de que “la Royal Navy tome una posición firme contra las incursiones españolas en aguas británicas soberanas”. Y es que la otra propuesta de Gavin Willianson no era para tomársela tan a broma puesto que habría sugerido desplegar un destructor Type 45 de la Royal Navy frente a Ceuta, propuesta de la que fue disuadido de nuevo por los militares presentes en la reunión por considerarlo un movimiento demasiado “provocador”.

Mientras que los tabloides británicos destacan el incremento de “incursiones” de buques españoles en las “aguas territoriales británicas” de Gibraltar, hay que recordar que España reconoce como propias las aguas próximas a Gibraltar puesto que según el Tratado de Utrecht de 1713 España cedió a Reino Unido únicamente "ciudad, castillo, puerto, defensas y fortalezas", por tanto no pueden incluirse ni aguas territoriales, ni espacio aéreo ni el istmo donde se sitúa el aeropuerto.

El enésimo submarino nuclear

Mientras tanto el pasado viernes 11 llegó a la colonia británica de Gibraltar otro submarino nuclear, concretamente el “Ambush” de la clase Astute de la Royal Navy para una de las manidas visitas de rutina programada. Se trata del mismo submarino que protagonizó un accidente en julio de 2016 al colisionar con el mercante Newa, emergencia que requirió que la Armada vigilara los niveles de radiación en la Bahía de Cádiz. Antes en mayo de 2015, el “Ambush” recaló en Gibraltar, visita que implicó el movimiento de productos peligrosos como advirtió entonces la autoridad portuaria. En menos de siete días volvió a recalar entonces otro submarino nuclear, el HMS Astute y en noviembre se desarrolló en la colonia el ejercicio Rocky Sparrow, un simulacro de accidente con un submarino nuclear.  (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Ambush tras su colisión de 2016 en la Bahía de Cádiz (AFP)

·El Secretario de Defensa Gavin Williamson durante una visita reciente a la RAF (UK MoD)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.