Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército del Aire español al frente de los dos programas claves del entrenamiento aéreo militar

Durante la pasada semana España fue escenario simultáneo de los dos principales cursos de élite de entrenamiento táctico de la aviación europea. Así, si en la Base Aérea de Zaragoza se iniciaba el curso de Entrenamiento Avanzado de Transporte Aéreo Táctico, denominado ETAP-C 18/1, cerca de 400 kilómetros al sur, en Albacete, los aviones de combate participantes en el TLP 2018-1 afrontaban la fase final de éste.

La clave es que, gracias principalmente a los profesionales del Ejército del Aire, se han estabilizado de forma permanente en dos de sus bases las sedes de estos cursos internacionales de entrenamiento aéreo táctico avanzado. Desde el pasado año el  programa de entrenamiento de la flota europea de transporte aéreo o EATF (European Air Transport Fleet) Training Programme consolidó a la Base Aérea de Zaragoza como su sede permanente, creando a tal efecto el denominado Centro Europeo de Transporte Táctico o ETAC (European Tactical Airlift Centre), como ya informó defensa.com.

Más al sur, desde 2009 está en marcha en la Base Aérea de Albacete el otro referente europeo en entrenamiento táctico de élite, en este caso en el apartado de aparatos de combate, el denominado TLP (Tactical Lidership Program).  Ambos programas están, además, encabezados por dos profesionales del Ejército del Aire, los coroneles José Luis Romero Allegue y Luis Villar Coloma respectivamente, lo que demuestra el nivel de la institución para liderar iniciativas multinacionales tan complejas.

El pasado 18 de febrero comenzó en Zaragoza la apertura del Curso Europeo de Entrenamiento Avanzado de Transporte Aéreo Táctico o ETAP-C (European Tactical Airlift Program-Course) 18/1 que, coordinado y dirigido por el ETAC, se alargará hasta el 2 de marzo. El ETAP-C 18/1, que generará 85 misiones, ha reunido en Zaragoza a unos 200 profesionales entre tripulantes, mecánicos, instructores o personal de apoyo y coordinación, de cinco de las más punteras fuerzas aéreas europeas. En esta edición los medios aéreos presentes en Zaragoza son dos Lockheed C-130H Hercules de las Fuerzas Aéreas de los Países Bajos y Bélgica, un Transall C-160D de la Luftwaffe alemana, dos Airbus Defence and Space (DS) C295 del Ala 35 del Ejército del Aire, así como un Airbus DS C235-200 del Armée de l´Air francés.

La actividad aérea comenzó, como estaba previsto, el lunes 19 de febrero, con los denominados ‘vuelos de familiarización’, en los que las tripulaciones tuvieron la oportunidad de realizar una ruta de reconocimiento por la extensa zona donde se desarrolló posteriormente el entrenamiento del curso: la TMA (Terminal Manoeuvring Area) Zaragoza, la Delta D-104 y una zona cercana al aeródromo de Caude (Teruel), el Aeródromo Militar de Ablitas y el Polígono de Tiro de Las Bardenas Reales (Navarra), así como el CENAD (Centro Nacional de Adiestramiento) de San Gregorio (Zaragoza).

Los vuelos están transcurriendo a lo largo de dos semanas, a la vez que progresivamente se va incrementando su grado de dificultad y esfuerzo para las tripulaciones, como ocurriría en una crisis que se agrava. En las misiones se van combinando los vuelos a muy baja cota con lanzamientos paracaidistas y de cargas, presencia de amenazas superficie-aire y aire-aire, tomas de asalto con exfiltraciones e infiltraciones de personal, así como maniobras tácticas de aproximación y aterrizaje.

España, como nación anfitriona, proporciona los apoyos necesarios en la Base Aérea de Zaragoza, los servicios para activar las zonas de aterrizaje, el personal y las cargas para los lanzamientos paracaidistas, las amenazas superficie-aire en el Polígono de Tiro de Las Bardenas Reales materializada por los misiles antiaéreos del EADA y la amenaza aire-aire en la que participarán unidades de caza de varias alas de combate. Para estas misiones se recaba el apoyo de unidades como el citado EADA (Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo), el EZAPAC (Escuadrón de Zapadores Paracaidistas), el, ambas pertenecientes al Ejército del Aire. Destacar también la participación de la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidista (BRIPAC) del Ejército de Tierra, que destinó un centenar de efectivos de su Primera Bandera “Roger de Flor”, que saltaban desde los transportes en las cercanías de Caudé el día 26 de febrero.

En los próximos meses y hasta final de año se llevarán a cabo otros tres cursos más, en Plovdiv (Bulgaria), Orleans (Francia) y de nuevo en Zaragoza.  Además se efectuará un ejercicio  de  tipo ETAP-T (European Tactical Airlift Project Training), que este año se realizará por primera vez en la Base Aérea de Papa (Hungría), con lo que se refuerza el carácter multinacional de este programa. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

Uno de los Hercules participantes lanzando paracaidistas sobre Caudé (Teruel). Foto: Javier Ballesteros. 

El Ejército del Aire está participando con dos de los versátiles Airbus DS C295 del Ala 35. Foto: Javier Ballesteros. 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.