Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército del Aire español estaría preparado para un ataque como el perpetrado con drones en Arabía Saudí

Ha finalizado el ejercicio Dardo 2019, que se ha celebrado entre el 24 de septiembre y el 1 de octubre en el golfo de Cádiz, desde la base aérea de Morón, y cuyo objetivo ha sido entrenar la defensa del espacio aéreo de soberanía española frente a diversas amenaza aéreas y navales. El Mando Aéreo de Combate ha sido el encargado del planeamiento y ejecución de este ejercicio desde el mes de mayo en que inició su diseño. Durante la ejecución del Dardo se han representado unas condiciones muy similares a las acontecidas recientemente en el ataque con drones a las refinerías de Arabía Saudí, y el resultado final permite asegurar que el Ejército del Aire estaría preparado para repeler un ataque similar en caso de producirse.

Se ha practicado un escenario ficticio en el que un adversario realiza un ataque con drones armados con explosivos contra los intereses nacionales de España y su población. El sistema de defensa aérea, integrado por un equipo coordinado compuesto por el sistema de mando y control, radares de vigilancia temprana, unidades de combate y bases de despliegue, ha logrado detectar, interceptar, identificar y derribar todas esas amenazas, cumpliendo de manera exitosa con unos objetivos de adiestramiento que permiten al Ejército del Aire estar preparado para su misión permanente de defensa del espacio aéreo de soberanía nacional.

Se han realizado prácticas de tiro aire-aire real con las aeronaves de caza del Ejército del Aire, Eurofighter y F-18, así como con la sección de defensa aérea SHORAD de misiles antiaéreos de corto alcance perteneciente al Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA). Se han lanzado misiles Iris-T (misil aire-aire de guía infrarroja), AIM-7P Sparrow (misil aire-aire de guía radárica), AGM-65G Maverick (misil aire-superficie de guía infrarroja) y Aspide (misil superficie-aire de guía radárica). Estos últimos fueron lanzados desde tierra en el Campo de Maniobras y Tiro de Médano del Loro (Huelva) por el EADA. Además se han realizado prácticas con munición de cañón aire-aire de 20 y 27 mm.

Todo ello con la participación de las siguientes unidades del Ejército del Aire: Ala 11 (base aérea de Morón, Sevilla), Ala 12 (Torrejón, Madrid), Ala 14 (Albacete), Ala 15 (Zaragoza), Ala 46 (Gando, Gran Canaria), EADA y 2º. Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA). Además, se contó con el apoyo del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA) y del Centro Logístico de Apoyo y Experimentación (CLAEX).

El Ala 48 dio cobertura SAR al ejercicio con helicópteros Súper Puma y aviones CN-235 D4 VIGMA y un P3 Orión del Grupo 22 se encargó de levantar una imagen de reconocimiento marítimo, para lo que contó con el apoyo de la Guardia Civil y la Armada. El Grupo Central de Mando y Control (GRUCEMAC) ejerció de centro principal de la defensa aérea y el INTA apoyó cediendo sus instalaciones del Centro de Experimentación del Arenosillo, mientras el Ejército de Tierra hizo lo propio con el campo de tiro de Médano del Loro. Los lanzamientos se realizaron sobre las zonas de espacio aéreo y naval reservadas a tal efecto en el golfo de Cádiz y los blancos aéreos y de superficie para los distintos lanzamientos fueron proporcionados por las empresas SCR y AVDEF. El Dardo permite a los pilotos de caza el adiestramiento, no solo en el disparo de misiles reales, sino también en tácticas de combate aire-aire.

Fuente y fotografía: Ejército del Aire español.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.