Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La eficacia de los patrulleros BAM de la Armada en las operaciones contra el narcotráfico

La  decisiva participación el pasado 29 de julio del BAM (Buque de Acción Marítima) “Rayo” (P-42) de la Armada española en la captura en el Atlántico del velero “Nergha”, que transportaba 1.200 Kg  de cocaína a bordo, demostraba una vez más la eficacia de estos navíos diseñados y construidos por Navantia en operaciones de acción del Estado en el mar.

El barco recreativo fue apresado a unas 1.000 millas de las islas Canarias por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera transportados por el “Rayo”. Tras la aprensión se decomisaron los 1.200 Kg de cocaína, valorada, según las estimaciones hechas una vez trasladado el velero y su carga al Arsenal de Las Palmas Gran Canaria, en algo más de 43 millones de euros.

La operación denominada Bateas se inició en diciembre del año pasado, y en apenas siete meses se ha cerrado con un duro golpe al narcotráfico. En ella han colaborado la Guardia Civil, Policía Nacional, Servicio de Vigilancia Aduanera y, en última instancia, el BAM Rayo. El trabajo policial permitió descubrir que la organización iba a alquilar un velero para recoger la droga en alta mar, una práctica no demasiado habitual por los  temporales del Atlántico, que ha tenido que afrontar el “Nergha”, que tiene solo 16 metros de eslora.

Dos parejas salieron de Pontevedra a finales del mes de julio, más un quinto pasajero, conocido en el mundo del narcotráfico gallego, simulando un viaje turístico. Su rumbo era las inmediaciones de las portuguesas islas Azores, donde se encontraron con el barco nodriza, que llevaba la droga procedente de algún punto del Caribe, con el plan de regresar con ella luego al puerto de partida gallego.

El “Rayo” se activó el 25 de julio, llevando a bordo a los agentes que el día 29 realizaron la aprehensión, y transportando luego a éstos, a los detenidos y la droga de vuelta a Las Palmas, donde llegó la mañana del pasado día 4 de agosto.

No estamos ante la primera actuación de este tipo de los BAM de la Armada, siendo la última conocida la del “Tornado” (P-44), en aguas próximas a Galicia, o la del el buque que da nombre a la Clase, el “Meteoro” (P-41).  Este tipo de operaciones de home security son incluidas en el plan de instrucción de la Armada. Sin ir más lejos, en la última edición del macro ejercicio MARSEC se reprodujo una operación de aprensión de un velero similar, en el denominado escenario V del ejercicio.

Los BAM con su gran radio de acción, sus capacidades para llevar a bordo un helicóptero y lanchas semirrígidas, y sobre todo su amplia habitabilidad para alojar además de su reducida dotación a otros agentes/pasajeros, incluidos los detenidos en una zona del sollado habilitada como calabozo, son óptimos para este rol.  Además, sus costes operativos con relativamente bajos, lo que también favorece la operatividad. (Julio Maíz Sanz).

Foto: Descarga de la droga aprendida del BAM “Rayo” en el Arsenal de Las Palmas. (Antonio Rodríguez Santana)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.