Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Dos escuadrones de vuelo en el Ala 37 tras la desactivación del 42 Grupo del Ejército del Aire español

Con la desactivación del 42 Grupo de Fuerzas Aéreas, el único Escuadrón que tenía, el 422, ha pasado a depender del Ala 37, que ahora cuenta con dos Escuadrones de aeronaves, el 422  equipado con los veteranos Beechcraft F-33C Bonanza y el 371, con C212 Aviocar.

Ambas Unidades operan en la base aérea de Villanubla, en las inmediaciones de Valladolid, el Ala 37 desde 1974 ( fue creada en 1962 en Albacete) y el 42 Grupo de Fuerzas Aéreas lo hacía desde 2007.  Integrado ahora el 422 Escuadrón en el Ala 37, sigue teniendo como misión básica el reentrenamiento de los pilotos que no están en destinos de vuelo, cuenta para ello con 22 F.33C Bonanza, o E.24A según designación militar española. Estos monomotores, equipados con un motor de seis cilindros Continental O-470,  se incorporaron al Ejército del Aire a partir de 1974, al principio en tareas de entrenamiento, además de las de enlace. Pueden llevar tres pasajeros, además del piloto.

Se trata de aeronaves muy eficaces y baratas de operar, dada su simplicidad técnica, con las que también se realizan múltiples funciones secundarias, como son el enlace logístico entre centros, organismos y unidades o el  servir de aparato lento o slow move en los entrenamientos de los sistemas de radar de los modernos aviones de combate.

Con la decisión de integrar integrar el Grupo 42 en el Ala 37, además de ahorrar costes y facilitar mucho la racionalidad del personal, se regulariza una situación que existía en buena parte de facto, pues las tareas de mantenimiento de los Bonanza son responsabilidad desde hace años del Grupo de Material del Ala 37, que además mantiene los CN235 transformados a primeros de siglo a la versión de patrulla naval o Maritime Patrol Aircraft (MPA).

Los Bonanza tienen todavía una larga vida operativa, dada su versatilidad, fácil mantenimiento y bajos costes operacionales, por lo que esta flota de aviones ligeros todavía brindará grandes posibilidades a la institución castrense. Así su vida útil, como avión de enlace, entrenamiento y resto de misiones mencionadas, podría prolongarse mucho, dado que la baja del último Bonanza no se prevé hasta 2039. (Julio Maíz Sanz).

Fotografia: Uno de las F.33C Bonanza del 422 Escuadrón, al fondo se ve la torre de control de la base aérea de Villanubla. (foto Julio Maíz/defensa.com) 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.