Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Defensa cooperará con la justicia turca ante la posibilidad de que restos mortales de una víctima del Yak-42 permanezcan en Turquía

El Ministerio de Defensa ha instado ante la Audiencia Nacional la apertura de un proceso de cooperación judicial con Turquía para verificar la existencia de un resto de una víctima de la tragedia aérea del Yak-42, ocurrida el 26 de mayo del año 2003 en la que fallecieron 75 personas, entre ellas 62 militares españoles.

El inicio del procedimiento tiene lugar después de que, a instancias de un familiar de un militar español fallecido en el accidente, el Ministerio de Defensa elevara a principios de este año una consulta al Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Turquía en relación a la posible permanencia en suelo turco de restos mortales de las víctimas.

En su respuesta, recibida en la Embajada española en Ankara, las autoridades turcas han comunicado que una extremidad inferior, cuya identificación no pudo determinarse en su momento, fue enterrada en el cementerio de Maçka el 24 de julio de 2003. En el Ministerio de Defensa, que está informando a las familias al respecto, no existe constancia documental de este hecho. 

El proceso iniciado persigue verificar si el resto enterrado en 2003 puede ser localizado a día de hoy, para adoptar en su caso las medidas oportunas de identificación. Por otro lado, las autoridades turcas, en su respuesta a la petición española, también a instancias del mismo familiar de un militar español, confirman que tanto las muestras orgánicas de las víctimas como las de los familiares utilizadas para su identificación fueron destruidas, tal y como determina la legislación turca.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.