Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Cristo de la Buena Muerte saltó desde lo más alto con los legionarios de las fuerzas especiales

Entre los múltiples actos con motivo del aniversario del Centenario de La Legión española, los legionarios de la XIX Bandera de Operaciones Especiales de la Legión (BOEL)  aprovecharon un adiestramiento de técnicas de inserción paracaidista en apertura manual de alta cota para saltar con una imagen del Cristo de la Buena Muerte o de Mena.

Los miembros del XIX BOEL, que forma parte del Mando de Operaciones Especiales (MOE), han aprovechado un salto manual desde un C212 Aviocar del Ejército del Aire del 721 Escuadrón, con distintas modalidades de equipación y cargas, para llevar una réplica del Cristo de la Buena Muerte, símbolo de la familia Legionaria y su protector desde 1928.

Aprovechando el adiestramiento se le ha quiso rendir tributo y homenaje, “desde lo más alto” en la antesala del pasado 20 de septiembre, considerado el día oficial de creación de la Legión porque tal día de 1920 se alistó el primer legionario, Marcelo Villeval Gaitán. El Cristo de la Buena Muerte o Cristo de Mena original era una talla de Cristo crucificado original del escultor Pedro de Mena datada aproximadamente en 1660, y que se conservó en la Iglesia de Santo Domingo en Málaga, hasta su destrucción en mayo de 1931 por grupos exaltados que atacaban edificios católicos tras proclamarse la II República.

La imagen, como la conocemos hoy en día, fue esculpida en 1941 por Francisco Palma Burgos, inspirándose en la imagen original de Mena. Se encuentra también en la referida Iglesia de Santo Domingo, donde en 1930 se empezó a sacar en  procesión por la Legión el original. Tras el paréntesis por la quema de la talla, ya con el nuevo Cristo en 1943 se volvió  a realizar el acto militar religioso cada Semana Santa rotatoriamente por los  miembros de las diferentes unidades de la Legión, que llegan a la ciudad en un navío de la Armada española.

Además, a partir de 1960, se impulsó que cada Acuartelamiento de la Legión tuviera una imagen de esta advocación, por lo que existen otras tallas similares en las diferentes instalaciones del Cuerpo, sitas en: Viator (Almería), Ronda (Málaga), Ceuta, Melilla, y en la sede del XIX BOEL sita en Rabasa (Alicante). (Julio Maíz Sanz)

Fotografia: Miembros del BOEL XIX saltando con la réplica del Cristo de la Buena Muerte. (foto: Mando de Operaciones Especiales)

Detalle de la urna donde se situó la pequeña imagen del Cristo de la Buena Muerte. (foto: Mando de Operaciones Especiales)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.