Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La claves del nuevo Harrier biplaza de la Armada española excedente del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos

La Armada española está incorporando un “nuevo” avión de combate  Boeing TAV-8B Harrier II biplaza de segunda mano, perteneciente anteriormente al Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. La entrega se ha realizado en el marco del programa conjunto denominado  Harrier Integrated Supply Support (HISS) puesto en marcha en 2007, en el que participan ambas instituciones, además de la Marina de Italia, los operadores tres actuales de esta aeronave. El programa HISS lo lidera Estados Unidos a través del centro de tecnologías aeronáuticas y de armamento Naval Air Systems Command (NAVAIR), un organismo de la US Navy (Marina de Estados Unidos).

La Novena Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves (FLOAN) de la Armada cuenta actualmente con una plantilla de doce monoplazas Boeing AV-8B Plus y un veterano biplaza TAV-8B. Este último es único en el mundo, ya que se trata de un prototipo de Boeing, construido en 1988 y que tras ser adquirido por el Ministerio de Defensa español entró en el año 2000 en servicio en la Novena en 2003, matriculado como VA.1B-33, con numeral 01-922, siendo su número de construcción 212201/T01.

Con este doble, como lo designan en la Escuadrilla, se realiza la instrucción de los nuevos pilotos y se normalizan procedimientos. Sus  altos costes de mantenimiento, sobre todo los relativos al motor Rolls Royce Pegasus F402, que es también único,  han hecho inviable económicamente su utilización, por lo que quedó en reserva hace meses.

Según la Armada: “Al objeto de poder mantener la capacidad de adiestrar a los nuevos pilotos, hemos gestionado su sustitución por otro doble, solo que con una turbina 408, que son las que actualmente tiene la comunidad Harrier, apoyadas y en servicio”. Recurrió así a sus socios del HISS, para dotarse de un biplaza que sustituyese al referido VA.1B-33, para solventar el problema. “La obtención de este “equipamiento” no es un leasing ni una cesión, sino que se ha hecho en el marco de la Joint Program Office (JPO)”.

Los miembros del programa HISS compensan sus actividades en base a un sistema de créditos no convertibles en dinero metálico, y dado que se le debía cierta cantidad a España, se ha conseguido sin repercusión al erario público español un nuevo TAV-8, éste sí de los 22 construidos por Boeing de serie, equipados con el motor Rolls Royce Pegasus F408,  con lo que su sostenimiento se ajusta a los cánones del programa.

El aparato biplaza entregado es uno de los que usan los Marines (United States Marine Corps / USMC) para formar a sus aviadores en los aparatos de combate Boeing AV-8B Plus Harrier II. En concreto, la unidad de procedencia es el Marine Attack Training Squadron 203 (VMAT-203), el Escuadrón  encargado del entrenamiento avanzado, dotado de una quincena de TAV-8, que a la vez pertenece al  Marine Aircraft Group 14, que también cuenta en sus filas, entre otros, con tres escuadrones o Marine Attack Squadron (VMA) dotados de Harrier monoplazas.

Se ha de tener en cuenta que las unidades VMA del USMC según van transformándose al Boeing F-35B van dando de baja Harrier todavía con unos importantes potenciales de vida útil, como sería el caso del TAV-8B que empleará la Armada. Esta fuerza del USMC tiene sede en la Marine Corps Air Station (MCAS) Cherry Point (Carolina del Norte), desde donde comenzó el viaje del “nuevo” TAV-8 español, que una vez desmontado y embalado, se trasladó hasta un puerto de la costa Atlántica norteamericana, probablemente a la relativamente cercana base de la US Navy de Norfolk (Virginia), donde fue embarcado en las bodegas de algún buque que lo trasladó hasta Cádiz, donde llego a finales del pasado año. 

Una vez en la gaditana Base Naval de Rota, sede de la FLOAN, fue  montado por parte el personal técnico de la Novena Escuadrilla, que tras múltiples pruebas en tierra, realizó su primer vuelo de pruebas el pasado 3 de marzo. En el curso de este vuelo fue fotografiado, en las proximidades del aeródromo de Rota, por un conocido spotter de Gibraltar, que desveló la noticia a nivel internacional, portando las marcas e insignias de la Armada española. Estas están aplicadas directamente sobre el esquema básico de pintura gris oscuro,  que utiliza el USMC en sus Harrier, siendo su nueva matrícula militar española: VA.1B-40 (cola) y un enigmático numeral 01-999.  (Julio Maíz Sanz).

Fotografía: Uno de los TAV-8B del VMAT-203, como el que ha recibido la Novena Escuadrilla. (Foto USMC)

Hasta hace unos meses la Novena Escuadrilla ha tenido operativo el TAV-8B matrícula 01-922. (Foto Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.