Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Cazas F-35 para el Ejército del Aire español, un globo sonda soltado en un momento preciso

El anuncio oficioso de que España estaba en fase de negociación para una posible adquisición de 50 cazabombarderos F-35 a la multinacional norteamericana Lockheed Martin surgía oportunamente el mismo día en que se inauguraba en Madrid la Feria Internacional de Defensa y Seguridad FEINDEF.

Según informaba el periodista especializado en defensa británico Gareth Jennings, primero en su twitter, y al poco en Jane's, el Ministerio de Defensa español busca reemplazar parte de los aviones de combate que tiene en la actualidad con el cazabombardero de combate de 5ª generación Lockheed Martin F-35 Lightning II. Basaba su información en una conferencia en la Chatham House Rule de Londres impartida por un responsable de la campaña de ventas de Lockheed Martin de estas aeronaves de combate en Europa,  ya adquirida por Reino Unido, Italia, Holanda, Noruega, Dinamarca, Bélgica y Polonia.

En concreto precisaba que la compra constaría de medio centenar de unidades, 25 del tipo F-35A, de despegue y aterrizaje convencional, para el Ejército del Aire, y otros tantos F-35B, de despegue corto y aterrizaje vertical, para la Armada española. La publicación de este contenido el mismo día de la inauguración de FEINDEF, el 3 de abril, ponía el tema en boca de todos. Lockheed Martin, que tenía un stand en la exhibición, en el que figuraba una maqueta del F-35, no hizo ningún comentario, preguntados por la cuestión nos refirió simplemente que de darse una compra se cerraría Gobierno a Gobierno, como es preceptivo en la legislación norteamericana.

El interés de la Armada española por el F-35 no es nuevo, desde hace décadas, ante las opciones existentes, reiteran la necesidad de su adquisición por la baja en la próxima década del Boeing AV-8B Plus Harrier II.

Cuestión diferente es la del Ejército del Aire, en la que el Eurofighter  puede, y es lo planeado hasta ahora, sustituir a los veteranos cazabombarderos F/A-18 basados en Canarias y más tarde los basados en la península. El Eurofighter ha de someterse a las actualizaciones necesarias en este escenario para ser puente hasta la entrada en servicio del Futuro Avión de Combate Europeo, (FCAS). Hay un fuerte programa europeo en marcha, con participación importantísima de la industria de Defensa nacional, optar por comprar americano sin afectar al programa europeo implica no poco encaje de bolillos. Pero los plazos determinan que el Ejército del Aire no descarte la posibilidad del F-35A, entre otros, como nos explicaba el general de División del Ejército del Aire Antonio Javier Guerrero Mochon, en una reciente entrevista a nuestro medio.

Sí son llamativas en la información de Jane's las cifras anunciadas, en el caso de las unidades destinadas al Ejército del Aire se antojan cortas, porque no darían para reequipar un Ala de Combate, que consta, sobre el papel, de unos 36 cazabombarderos. También se descartaría la posibilidad de que sean las unidades para sustituir  a los EF-18 de Canarias, ya que dados los plazos más cortos de su necesidad, no llegarían a tiempo, eso sin contar que ese reemplazo está ya plenamente planificado con Eurofighter de nueva generación previstas en el Programa Halcón

Respecto a la Armada la cifra, teniendo en cuenta la permanente escasez de recursos económicos, parece excesiva, ya que los previsto es sustituir a una docena de Harrier II monoplazas, aunque bien es cierto que con 25 F-35B podría contar con un número de aparatos suficiente para operar al unísono con dos navíos anfibios o Landing Helicopter Dock (LHD), como el “Juan Carlos I”. La Armada hace años insistía en la necesidad de contar con un segundo navío de este tipo, pero las acuciantes necesidades de financiación han aparcado dicha pretensión, en favor de otras necesidades más urgentes.

España ha mantenido varias reuniones en Estados Unidos para tener constantemente actualizada la información acerca del F-35, sobre todo en lo referente a sus costes, tanto de compra como sobre todo del ciclo de vida. Así, el pasado mes agosto, el director general de la Dirección General de Armamento y Material de España (DIGAM), el almirante Santiago Ramón González Gómez, se reunió en Arlington (Virginia-Estados Unidos) con el teniente general de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos Erik Fick, jefe del programa conjunto del caza F-35 Lightning II.

Resumiendo, todo apunta a que la noticia de Jane´s ha sido un globo sonda en un momento de gran repercusión, pero que no cambia nada en el proceso de reequipamiento en el vector aéreo. Además, estamos ante un habitual momento de “vacas flacas” en materia de defensa, por parte del Ministerio de Defensa, tal y como manifestó el pasado mes de octubre en el Congreso la secretaria de Estado de Defensa (SEDEF), Esperanza Casteleiro, era prácticamente imposible acometer nuevos programas de defensa de calado hasta 2028. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Maqueta de un F-35 en el stand de Lockheed Martin durante el reciente evento FEINDEF. (foto Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.