Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Brigada “Canarias” XVI alcanza el ecuador de su despliegue en Irak

La unidad generadora del actual contingente, la Brigada “Canarias” XVI, alcanza el ecuador de su despliegue en la operación ‘Inherent Resolve’ en Irak. Es la décima rotación desde el inicio del despliegue en 2015, que se produjo en respuesta a la solicitud de ayuda del gobierno iraquí a finales de 2014 como consecuencia de los avances del grupo terrorista Daesh, y procede en gran medida de la Brigada “Canarias” XVI, completada con personal de otras unidades del Ejército de Tierra, el Ejército del Aire y la Guardia Civil.

 

Desde entonces España participa en la operación  Inherent Resolve  con el objetivo de adiestrar a las Fuerzas de Seguridad iraquíes para que lleguen a ser autosuficientes y capaces de proteger a su población y cumplir sus misiones constitucionales. De esta forma, trabajando por alcanzar la estabilidad en Irak, también se consigue contribuir a la seguridad de nuestro país. Estas labores son llevadas a cabo por los instructores españoles que se encuentran en Besmayah, el principal campo de maniobras de Irak, situado a unos 30 kilómetros al oeste de Bagdad y donde se encuentran la mayoría de los efectivos.  Además, en Bagdad y Al Taqaddum, fuerzas de operaciones especiales instruyen a unidades iraquíes específicas dedicadas a la lucha anti terrorista, y en Taji tiene su base la Unidad de Helicópteros, que proporciona transporte aéreo en el interior de la zona de operaciones.  

 

Transcurridos estos tres primeros meses de misión, la Task Force Besmayah ha instruido cerca de 3.000 iraquíes y actualmente se encuentra inmersa en la instrucción de otras dos nuevas Brigadas.  Esa instrucción está compuesta por aspectos tan variados como primeros auxilios, tiro de armas individuales y colectivas, localización y neutralización de artefactos explosivos improvisados (C-IED), combate en zonas urbanizadas, check-points o movimientos de unidades de distintas entidades.

La moral del contingente es alta, en parte debido a que  los éxitos de las Iraqi Security Forces (ISF) en sus operaciones contra el Daesh suponen una inyección de moral que muestra la evidencia de que el trabajo y el sacrificio dan sus frutos. Además, los lazos de unión se estrechan fácilmente cuando aprecian la humildad y ganas de nuestros soldados en ayudarles.

Los próximos meses el contingente seguirá aportando su grano de arena con este compromiso, tratando de mantener los excelentes procedimientos  para trabajar con y para las fuerzas de seguridad iraquíes, con el objetivo final de mejorar sus capacidades y establecer las condiciones necesarias para conseguir una estabilidad en Irak.

Fotografía: El sargento 1º Calzada enseña táctica de pelotón.

·Ejercicio real de tiro con mortero.

· La Guardia Civil instruye en técnicas policiales

Fuente y fotografías: Estado Mayor de la Defensa

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.