Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Así se consigue que los Harrier de la Armada española sigan siendo aviones de combate de primera línea

Los primeros Boeing AV-8B Harrier II de la Armada llegaron a España a finales de los ochenta, es gracias a sus continuas modernizaciones que siguen siendo un sistema de combate de primera línea, como demostraron en el macro ejercicio Ocean Sky 2020, en el que han se han medido con cazas como los Eurofighter y los Rafale.

La clave de su actualización se enmarca en la participación de la Armada en el programa conjunto del Harrier II, que comparte con Estados Unidos e Italia, que lideran los norteamericanos a través de su Naval Air Systems Command (NAVAIR), un organismo de la US Navy (Marina de Estados Unidos) creado en 1966 y que es un referente mundial en desarrollos de programas aeronáuticos militares. Además, en su sede central, la Naval Air Station (NAS) de Patuxent River (Maryland) está también  la base del  United States Naval Test Pilot School (USNTPS) que testa el material de vuelo, equipo y armamento en el cercano y gigantesco polígono de pruebas llamado Atlantic Test Range.

Gracias al NAVAIR y la participación en los programas de la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada, se posibilita la continua modernización del Harrier, un aparato con capacidades de despegue corto y aterrizaje vertical o Short Take-Off Vertical Landing (STOVL), de los que la Novena Escuadrilla de la Armada opera una docena de su versión AV-8B Plus, además de un biplaza TAV-8B.   Así, dentro de la fase del desarrollo 2015-2024,  acaba de incorporarse un nuevo software, Operational Flight Program (OFP),  que permite utilizar armamento aire-suelo de última generación, como la GBU-54 Laser Joint Direct Attack Munition (LJDAM), con un sistema de guiado doble láser y GPS.

Igualmente, se podrá emplear el casco Joint Helmet Mounted Cueing System (JMHCS) Scorpion, como los que ya utiliza el Ejército del Aire.  Ese OFP permitirá, asimismo, utilizar el misil aire-aire AIM-9X, la última evolución del Sidewinder, un referente dentro de los misiles de corto alcance que, entre otras capacidades, puede alcanzar un avión al que no se tiene encarado.

Este nuevo software permite, por último, sacar más partido de los pod Litening Advanced Targering Pod (TPOD) Northrop Grumman AN/AAQ-28, que están siendo modernizados a la versión GEN 4.Una actualización que abre la opción de usar un sistema dual Laser Radar y mejora la actual capacidad de enviar imágenes en tiempo real, tanto a los operadores aéreos avanzados o Forward Air Controller (FAC) como a los centros de mando, etc, tanto de día como de noche gracias al sistema FLIR. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Dos de los Boeing AV-8B Plus “Harrier II” de la 9ª Escuadrilla, durante su reciente participación en el “Ocean Sky” 2020. (foto: Ejército del Aire)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.