Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Accidente de un avión de transporte C295 en Huesca

En el curso de unas macro maniobras coordinadas por la UME (Unidad Militar de Emergencia), uno de los aparatos participantes del Ala 35 del Ejército del Aire se ha salido de la pista del aeródromo de Santa Cilla (Huesca), sufriendo heridas leves varios de sus tripulantes y pasajeros.

A la hora de cerrar esta crónica, en la tarde del 3 de abril, de estos profesionales, todos del Ejército del Aire, sólo permanecían cuatro hospitalizados: tres en observación, además de uno de los pilotos que está con pronóstico reservado.

Los hechos acaecían en torno a las 11.30 de la mañana en el aeródromo oscense de Santa Cilla, donde se había preparado uno de los escenarios del macro ejercicio de la UME denominado Ejercicio Conjunto – Combinado de Emergencia de Interés Nacional “Aragón 2019” (ECC Aragón 2019). En concreto el incidente se ha producido en un supuesto de  aeroevacuación de “heridos” procedentes del hospital de Jaca (Huesca) en el que además del C295 participaban helicópteros del ET (Ejército de Tierra) y la Armada.

La aeronave de la firma Airbus Defence & Space (DS), que estaba actuando con tres factores muy desfavorables como son los de operar en una pista corta, rodeadas de montañas y mala meteorología, al ir a aterrizar ha dado varios botes en la pista, y al final se ha salido de ésta, quedando el avión parado en una vaguada aledaña.

El Ala 35, que actualmente opera 13 aparatos C295, se somete a un continuo entrenamiento tanto en operaciones de vuelo tácito como de su especialización de operaciones especiales tanto de día como de noche, y afortunadamente nunca ha sufrido la pérdida de ninguna de estas aeronaves ni bajas entre sus tripulaciones o pasajeros.

Este exigente entrenamiento/adiestramiento es fundamental para la eficacia de la Unidad, tanto a nivel nacional como internacional, aunque a veces juega malas pasadas como en el presente incidente de Santa Cilla del C295, que es en concreto el matriculado T.21-10 35-48.

A bordo de este aparato volaban además de sus cuatro tripulantes seis integrantes de la Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER), que tiene sede en la Base Aérea de Torrejón (Madrid), que se ha distinguido en servicios como el traslado de los afectados por el virus del Ébola y heridos en operaciones internacionales.   

 Foto: El T.21-10 35-48, que es el aparato que ha sufrido el incidente. (foto: Julio Maíz/defensa.com).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.