Viernes, 23 de febrero de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El novedoso sistema eléctrico de corriente continua que dotará al BAM-IS que Navantia construye para la Armada

Recreación artística del Poseidón de la Armada (ABB)

La compañía suiza ABB ha sido seleccionada por Navantia para proveer un sistema completo de distribución y energía basado en corriente continua para el nuevo BAM-IS o Buque de Acción Marítima de Intervención Subacuática de la Armada española.

El BAM-IS que será entregado previsiblemente en 2026, recibirá el nombre de “Poseidón” será el primer buque de su tipo equipado con el sistema. El barco será responsable de ejecutar y apoyar misiones submarinas, incluidas operaciones de buceo, intervención y rescate en accidentes y naufragios y vigilancia submarina, incluida protección del patrimonio cultural

El alcance del suministro comprende ABB Onboard DC Grid™, transformadores, alternadores, sistema de baterías y el sistema de gestión de energía y potencia PEMS™ de ABB. Estos sistemas permitirán al Poseidon cumplir con los exigentes requisitos de la Armada española en materia de posicionamiento dinámico y capacidad estricta de mantenimiento de posición, así como sistemas. confiabilidad y redundancia.

Onboard DC Grid™ ofrecerá alta eficiencia y flexibilidad de plataforma para soportar las variadas y desafiantes operaciones de la embarcación, con el sistema de batería cubriendo las demandas máximas de energía durante las misiones de rescate. Mientras tanto, el sistema de gestión de energía garantizará que todos los recursos energéticos de Poseidon se utilicen de una manera que optimice la seguridad y la eficiencia operativa.

El sistema de distribución y energía basado en corriente continua (CC) de ABB representa una inversión de bajo riesgo y altas prestaciones. La solución se basa en tecnología comercial ampliamente probada y ofrece altos niveles de tolerancia a fallas y redundancia, lo que ayuda a garantizar altos niveles de disponibilidad de los buques.

Además, la Armada española obtendrá acceso a la red global de servicios de ABB, que incluye una fuerte presencia en España, incluida su sólida oferta de soporte durante todo el ciclo de vida del buque. En el futuro, a medida que las regulaciones medioambientales sean cada vez más estrictas, la Armada española también se beneficiará de la capacidad del sistema Onboard DC Grid™ para integrar futuras fuentes de energía.

ABB consigue un nuevo contrato en España después de que en mayo se decidiera sustituir los propulsores tipo azipod del Buque de Proyección Estratégica “Juan Carlos I” de la Armada, algo que adelantamos el año pasado. Se le retirarán los problemáticos Schottel-Siemens por otros de ABB, a la que ya en 2020 se le encargó un estudio de viabilidad para ello.

Maqueta reciente del A21 “Poseidón” de la Armada (autor)

Importancia del sistema eléctrico

Retomando algunos detalles que analizamos en junio, con motivo de la presencia de una maqueta actualizada del BAM-IS en el estand de Navantia en FEINDEF, hay que recordar que este presentaba propulsores cicloidales Voith Schneider, un sistema de propulsión que no es desconocido para la Armada española puesto que es empleado por los cazaminas de la clase “Segura”. Se trata de un sistema de propulsión que se caracteriza por su maniobrabilidad, permitiendo al buque cambiar de dirección casi instantáneamente, manteniendo la potencia suministrada al buque.

Este elemento visible de la propulsión es más que probable que esté asociado a una nueva planta eléctrica, pues recordemos que el BAM-IS se anunció dotado de “un sistema de propulsión innovador en corriente continua” cuando en octubre del año pasado se anunció la aprobación de la Revisión Inicial de Diseño (IPDR).

La apuesta por un sistema como este para el BAM-IS se basaría en los sistemas con los que contará, muy demandantes de corriente eléctrica, caso del triple sistema de posicionamiento dinámico (DPS) del que se pueden ver bajo el casco, los propulsores transversales que mantendrán el buque quieto durante sus operaciones.

Otros equipos que demandarán electricidad serán las grúas y los múltiples equipos especializados de buceo y rescate que se estibarán a bordo y que constituyen los principales activos de rescate. Entre estos estarán las dos cámaras hiperbáricas, los sistemas remotamente operados (ROV), los equipos de comunicaciones submarinas o los compresores del equipo de suministro de aire, además del sonar de barrido lateral. También deberá poder operar con el Sistema de Rescate Submarino de la OTAN (NSRS por sus siglas en inglés) basado en un sumergible que debe estar listo en 72 horas.

Inicialmente estaba planteada la instalación de dos PODs azimutales, asociados a cuatro generadores eléctricos, configuración que habría cambiado si se terminan incluyendo los propulsores cicloidales. (José Mª Navarro García)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.