Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los sistemas de armas de Escribano Mechanical & Engineering

La compañía española Escribano Mechanical & Engineering fue seleccionada recientemente por la Armada española para suministrar 34 torres de empleo remoto y 8 preinstalaciones adicionales para buques por 9 millones de euros. Supone un éxito desde que la compañía apostó por las torres de armamento como producto de alto valor  añadido.

La empresa acumulaba gran experiencia en mecanizado de precisión y sistemas electro-ópticos, así que decidió abordar el desarrollo de las torres no tripuladas como un nuevo área de negocio de alta tecnología y elevado valor añadido. Esta apuesta ha resultado exitosa y, tras años de esfuerzo y proyectos consolidados en el extranjero, Escribano suministrará su torre Guardian 2.0 Naval a la Armada española, sistema con el que sus buques podrán enfrentarse a la proliferación de amenazas típicas de entornos asimétricos durante sus misiones.

Los buques que dispondrán de estos medios son las fragatas F-100 Álvaro de Bazán, el LHD Juan Carlos I, los patrulleros de la Clase Serviola, los buques de aprovisionamiento de combate, los LPD de la Clase Galicia y 2 de las fragatas de la Clase Santa María, dotándose de preinstalaciones las otras 4. Además,  se prevé que este mismo sistema se instale las nuevas 5 fragatas F-110 de la Armada, que contarán cada una con 4 estaciones.

Entre sus características destacan una línea de mira independiente de la de fuego, un diseño modular orientado al mantenimiento y la posibilidad de usar bloques de sensores para cortas o medias distancias. La Guardian 2.0 Naval podrá emplear ametralladoras medias, pesadas y ligeras, así como lanzagranadas de 40 mm. Se pueden intercambiar fácilmente y sin herramientas las armas, dispone de movimiento de 360 grados en orientación y de -20 a +60 en elevación, estabilización en ambos ejes y protección de Nivel 2.

A semejanza del resto de torres de Escribano, el diseño, fabricación y pruebas se realizan íntegramente en sus instalaciones, sin prácticamente participación de terceros, lo que redunda en los cortos plazos de entrega y mantenimiento. De hecho, la compañía ofrece un pool de repuestos propio que permitiría a la Armada reducir el suyo, al comprometerse el fabricante a entregar las piezas en menos de 24 horas en territorio peninsular, 48 en todo el nacional y en cualquier parte del mundo usando el operador logístico de la Armada.

Destaca por la facilidad para intercambiar módulos, lo que repercute en el mantenimiento, comunalidad con la versión terrestre e inclusión igual que ésta del simulador embebido integrado en el Sistema de Adestramiento del Sistema de Combate del buque. El bloque sensor cuenta con cámara diurna, infrarroja y un telémetro láser, lo que permite su empleo de día y de noche. Tiene movimiento en orientación y elevación independiente de la plataforma, lo que permite al operador mantener la línea de mira sobre el blanco. Cuenta con video tracker automático para mantener el arma apuntando automáticamente.

Se basa en la experiencia de la terrestre Guardian 2.0, que está siendo evaluada por el Ejército de Tierra en el programa VCR (Vehículo de Combate de Ruedas) 8x8 Dragón, pero adaptada a las especificaciones del entorno naval (protección exterior y de los conectores eléctricos, principalmente). Recordemos que la terrestre fue la primera de las torres entregadas a la Unión Temporal de Empresas (UTE) para su integración en el 8x8. Actualmente está instalada en el Demostrador 3 (D3) y ha sido también integrada en plataformas como el VAMTAC en servicio en el Ejército de Tierra, incluyendo el no tripulado Remote Drive basado en este.

Torres navales y aéreas

Además de la Guardian 2.0 Naval, Escribano puso a punto otras dos torres de empleo naval, las Sentinel 20 y 30. La primera fue puesta a punto con fondos propios junto a la Armada española, con el objetivo de rentabilizar los cañones Oerlikon de 20 mm. (5TG de 20/120 y GAM-B01 de 20/85) debido al gran número de unidades de estos modelos que hay actualmente para afustes manuales. Como el resto de desa­rrollos de la empresa, cuenta con simulador embebido, diseño modular, estabilización en dos ejes, bloque sensor dotado de cámaras infrarroja refrigerada y diurna de alta resolución, telémetro láser y video tracker automático.

La Sentinel 30 es una torre de empleo remoto estabilizada que puede incorporar cañones de 30 o 40 mm. y operar tanto de día como de noche, aprovechando también sus sistemas electro-ópticos para tareas de vigilancia. Cuenta con un sistema de control de tiro de alta precisión con video tracker, simulador embebido y todos los sistemas desarrollados para las familias de torres Guardian y Sentinel por la compañía. Está en servicio en el buque BAP Pisco de la Marina de Guerra del Perú,  asociada al sistema electro-óptico de observación avanzado OTEOS-N. 

En Perú, la compañía española está firmemente asentada, con acuerdos con el astillero local SIMA, habiendo suministrado estaciones navales Guardian y Sentinel 30, además del sistema electro-óptico OTEOS para embarcaciones de la Marina de Guerra. Estos desa­rrollos y la elección reciente por parte de la Armada colocan en buen lugar a la empresa de cara a la adquisición por parte de ésta última de unas estaciones de armamento remoto de mayor calibre para las futuras fragatas F-110, posiblemente de 20 o 30 mm.

La empresa también ha puesto a punto una torre orientable para aplicaciones aéreas, concretamente el Door Gun System (DGS) para el C295 de Airbus Defence and Space. Se trata de un sistema de armas al que se asocia un sensor electro-óptico específico bajo la puerta trasera izquierda. El cañón Rheinmetall BK 27 de 27 mm., como el empleado en el Eurofighter Typhoon y el Saab Gripen, usa munición de 27x145 mm. de 260 g. Dispone de un alcance de hasta 4 km. y utiliza munición de alto explosivo HE, aunque podría incorporar también la FAPDS (Frangible Armor Piercing Discarding Sabot) de las torres navales dotadas de este cañón, de alta velocidad, elevada energía y fragmentación controlada que resulta letal contra objetivos duros o blandos.

Conjuntos de guiado

Escribano ha desarrollado kits de guiado preciso para cohetes y proyectiles de artillería, concretamente el FGK (Fuze Guidance Kit) con guiado inercial y GPS y el SALK (Semi-Active Laser Kit) con guiado terminal por láser semiactivo. El FGK sustituye a la espoleta original del cohete o proyectil de artillería, dotando al arma de capacidad de guiado mediante un por sistema global de navegación por satélite e inercial. Esta tecnología permite reducir notablemente el error circular probable CEP (Circular Error Probability), independientemente de la distancia al blanco. Además, dada su mayor precisión, se reduce el número de disparos requeridos para destruir un objetivo, con lo que el uso de la munición se hace más eficiente.

Existen varias aplicaciones de este kit, empezando por los cohetes de tamaño medio, como el MC-25, los de 70 mm. como el CAT-70 para empleo en plataformas aéreas, o en los proyectiles de artillería de 155 mm., habiéndose probado ya en todos ellos con resultados muy positivos, de hecho el objetivo de la empresa es reducir el error del cohete original en, al menos, un 75 por ciento. Esto permite ofrecer al usuario un arma mucho más precisa que el cohete no guiado, pero a una fracción del coste de un misil.

Además del FGK, Escribano trabaja en un kit de guiado por láser semiactivo denominado SALK, que combinado con la tecnología FGK permitirá disponer de un arma con capacidad de guiado preciso en su fase final gracias al empleo de un designador de láser próximo al objetivo.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.