Domingo, 14 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Sistema de catapulta electromagnética estadounidense para el nuevo portaviones francés

La Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad (DCSA) estadounidense informó el pasado 21 de diciembre de la aprobación por parte del Departamento de Estado de la venta del sistema de lanzamiento electromagnético, el de recuperación de aeronaves y otros equipos asociados para Francia por valor de 1.321 millones de dólares.

En concreto, según informa la DCSA, el Gobierno francés habría encargado para su nuevo portaviones, un sistema electromagnético de lanzamiento de aviones (Electromagnetic Aircraft Launch System o EMALS), la configuración del sistema lanzador y el sistema avanzado de recuperación de aviones (Advanced Arresting Gear o AAG), además de la instalación, configuración y pruebas de todos los equipos. Estas tareas, para las que la compañía californiana General Atomics Electromagnetic Systems Group es el primer contratista, se completarán entre 2033 y 2038.

Se incluyen en la operación, que se llevará a cabo mediante el programa Foreign Military Sales (FMS), pruebas en tierra, repuestos, instalación en el portaviones, certificación, formación, mantenimiento y documentación técnica.

El EMALS es una de las tecnologías avanzadas aplicadas a los nuevos portaviones estadounidenses de la clase Gerald R. Ford. En lugar de las habituales catapultas de vapor, el nuevo buque emplea el EMALS que es alimentado por electricidad, generada por los dos reactores nucleares con que cuenta el buque. Las ventajas del EMALS frente a las tradicionales catapultas son su menor tamaño, facilidad de instalación, menor mantenimiento y sobre todo que permite lanzar un avión cada 45 segundos, un 25 por ciento más rápido que las catapultas de vapor.

El AAG es el sistema encargado de frenar los aviones cuando aterrizan en la cubierta del portaviones, empleando una serie de cables de acero asociados a un sistema de absorción de empuje hidráulico. Para ello los aviones despliegan al aterrizar un gancho con el que atrapan esos cables que trasladan la fuerza del avión a un sistema hidráulico que se encarga de frenarlo.

Se trata de otro de los equipos de procedencia estadounidense con que contará el nuevo portaviones de la Marina Nacional francesa después que a comienzos de este año confirmara la compra de tres aviones de alerta temprana E-2D de Northrop Grumman para equiparlo. Sistemas como estos garantizarán la interoperabilidad de las marinas de guerra de ambos países y sus aeronaves embarcadas. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Lanzamiento de un avión mediante EMALS en el  CVN-78 (General Atomics)

La disposición interna del Advanced Arresting Gear (AAG) (General Atomics)

El generador, uno de los sistemas del EMALS (General Atomics)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.