Sábado, 1 de octubre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Kongsberg confirma la elección del misil NSM por la Armada española para las F-100 y F-110

Lanzamiento desde superficie de un misil NSM (Kongsberg)
Como adelantamos a finales del mes pasado, la Armada española dotará a las fragatas F-100 y F-110 con el misil antibuque NSM, punto confirmado ahora por el fabricante noruego Konsgberg.

 

Recientemente analizábamos la más que posible adquisición del misil antibuque y de ataque a tierra NSM del fabricante noruego Kongsberg para equipar las nuevas fragatas F-110 y modernizar las F-100 de la Armada española. A raíz de lo que parecía un anuncio demasiado rápido, el fabricante incluyó a España entre los países que habían elegido este sistema de armas, alertando en primer lugar a medios noruegos que se hicieron eco del detalle.

La lista de clientes que disparó todas las alarmas (Kongsberg).

De forma igual de escueta, el pasado día 9 el fabricante noruego incluía una pequeña noticia titulada “España selecciona el Naval Strike Missile” en la que se cita la recepción de una confirmación por parte de la Armada española para adquirir el Naval Strike Missile (NSM) para reemplazar los misiles antibuque Harpoon cuando estos sean retirados del servicio.

Según Kongsberg, “la Armada española planea equipar las fragatas F-100 y las nuevas F-110 con el misil NSM”, declinando cualquier información adicional hasta que el contrato sea adjudicado así como la cuantía del mismo. Además de la confirmación oficial por parte del proveedor, se podría intuir que, dado que el Harpoon está en servicio en las fragatas F-100 clase “Álvaro de Bazán”, podrá acometerse su reemplazo conforme llegue la fecha de su sustitución, acometiendo en primer lugar la integración del nuevo misil en las nuevas F-110 clase “Bonifaz”.

El NSM

El NSM (Nytt Sjomalsmissil o Nuevo Misil Antibuque, denominado actualmente Naval Strike Missile) es un misil de largo alcance de precisión diseñado para ser empleado desde varias plataformas y contra objetivos diversos. En la versión básica tiene una longitud de 3,95 m. y un peso de 347 kg. Tiene un alcance de 150 km. con una velocidad subsónica elevada y una cabeza de combate de 120 kg.

Es del modo “dispara y olvida”, con guiado GPS e inercial para navegación de medio curso, realizándose la orientación terminal mediante un visor IIR de alta definición unido a un software de clasificación de blancos que permite elegir el mejor punto de impacto. Cuenta con altímetro laser para mantener el guiado mientras maniobra, dispone de cierto grado de furtividad y puede realizar maniobras de altos Gs. Su motor turbofan no produce humo y dispone de una baja firma radar e infrarroja.

El NSM permite la elección de objetivos de alto valor ubicados a largas distancias, volando a muy baja altitud. Un sistema de planificación de misión permitirá la definición de rutas para estos misiles, con waypoints concretos y seguimiento del terreno y criterios específicos de selección de blancos.

Es un misil de quinta generación en servicio, que ha sido integrado en las fragatas F-310 noruegas Fridtjof Nansen de fabricación española y en la defensa costera móvil polaca. Se presenta en contenedores de lanzamiento de 4 m. de largo y una sección de 81x80 cm. con un peso de 710 kg. en grupos de cuatro misiles en una rampa en el buque aunque el fabricante aspira a integrarlo en el VLS MK-41 lo que facilitaría su integración en las fragatas de la Armada española

Se han desarrollado versiones para lanzamiento desde aeronaves o helicópteros y desde baterías de defensa de costa, ha sido probado en el NH-90 NFH y ha sido integrado en los aviones de combate F-35 noruegos en forma del JSM. Australia también lo integrará en sus F-35 con ciertas modificaciones según analizamos en 2017 y también se está integrando en los aviones de combate Eurofighter Typhoon. (José Mª Navarro García)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.