Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Como adelantó hace tres años, la US Navy ya puede lanzar misiles desde su flota fantasma

En fechas recientes la Marina de los Estados Unidos realizó un ejercicio consistente en el lanzamiento de misiles antiaéreos SM-6 desde uno de sus buques no tripulados que conforman su “Flota Fantasma”, el USV “Ranger”.

Esta información, relevante por varios aspectos como veremos, cobra más relevancia aun cuando acabamos de llegar del ejercicio REP (MUS) 21 (por Robotic Experimentation and Prototyping Augmented by Maritime Unmanned Systems)  de la OTAN, centrado en el empleo de sistemas no tripulados, aéreos, navales de superficie y submarinos así como en su integración para su empleo en misiones de guerra contra minas y guerra antisubmarina. En breve detallaremos en diferentes artículos nuestra presencia en este evento en el que ha participado por primera vez la Armada española junto a cuatro compañías nacionales.

Volviendo a la “Ghost Fleet Overlord”, la Marina estadounidense desplegó el USV “Ranger” con un sistema de misiles RIM-174 Standard Extended Range Active Missile o ERAM, un miembro de la familia SM-6 Standard con capacidad antiaérea como antibuque, desplegado en el buque mediante un sistema de contenedores modulares.

El RIM-174 es un misil actualmente en producción para la Marina de Estados Unidos y la Real Marina Australiana que proporciona defensa antiaérea de largo alcance (Extended Range Anti-Air Warfare o ER-AAW) contra aviones, helicópteros, aeronaves no tripuladas o misiles de crucero o balísticos, con capacidad para atacar también buques gracias a su elevada energía cinética derivada de su gran velocidad (Mach 3,5).

Es una variante del SM-6 que incluye un lanzador booster y que puede emplearse de distintas maneras, por ejemplo empleando guiado inercial de medio curso con radar activo para la fase terminal, guiado semi activo durante todo el curso o con capacidad de enganche cooperativo más allá del alcance visual (over the horizont). Tiene un alcance máximo de 460 km. Raytheon comenzó la fabricación de este misil en 2009  comenzó a entregarlo en 2011.

Recordemos que ya en 2019 la Marina anunció que iba a desplegar este tipo de misiles en sus buques no tripulados según analizamos entonces con motivo del comienzo del programa Ghost Fleet. Se trata de plataformas no tripuladas que irán dotadas de sensores y armamento y cuyo rol principal será incrementar la capacidad de detección de amenazas a las flotas, sobre todo los misiles antibuque de largo alcance con que cuentan Rusia y China. Estos disponen de misiles antibuque de crucero y hasta del tipo balístico, por ejemplo los Dong Feng chinos, concretamente los DF-21D y DF-26 que cuentan con alcances de más de 1.000 millas náuticas.

Para interceptarlos antes de que ataquen a buques principales como portaviones o buques anfibios, se les dotará con misiles antiaéreos como los Standard SM-6, misiles que como vimos también pueden ser empleados contra objetivos de superficie y contra misiles balísticos en fase terminal. Sería un paso más en el concepto de letalidad distribuida por el que apuesta la Marina estadounidense hace años y que contempla desplegar gran número de sistemas de armas en gran número de plataformas de superficie para aumentar la capacidad de pegada y cubrir mayor superficie.

Aunque la noticia ha causado sensación por el empleo de misiles antiaéreos desde un buque operado remotamente, otro importante hecho es que estos misiles se han desplegado desde un sistema de contenedores modulares que permitiría desplegarlos en diferentes tipos de plataformas de superficie, no necesariamente buques de guerra complejos o incluso instalaciones en tierra o buques civiles.

Según se aprecia en el vídeo desplegado por el Departamento de Defensa, el USV “Ranger” sería uno de los buques de mayor tamaño del programa, ya con color gris naval y con la zona de carga a popa repleta de contenedores navales de diferentes tamaños, incluyendo uno de 20 pies debidamente modificado que permite levantar la parte superior mostrando un lanzador cuádruple de misiles.

La Ghost Fleet Overlord

El Overlord es un programa desarrollado por la Oficina de Capacidades Estratégicas de la Oficina del Secretario de Defensa que estudia la definición de los nuevos tipos de embarcaciones no tripuladas que requerirá la Marina estadounidense. El programa contempla el desarrollo de dos fases. En la fase 1 que se completó en septiembre de 2019 según analizamos el año pasado han empleado dos buques de transporte rápido de procedencia civil que se convirtieron en buques no tripulados (Unmanned Surface Vessels o USV) para pruebas.

Durante estas pruebas se ha estudiado la integración de sistemas para convertirlos en autónomos, se realizaron pruebas de navegación autónoma y se estudiaron las mejoras necesarias a aplicar sobre el sistema de propulsión, casco y otros elementos como el sistema eléctrico. También se realizaron demostraciones a lo largo de más de 600 horas de navegación con los dos buques realizando maniobras que cumplan el citado reglamento RIPA que regula la normativa internacional para evitar colisiones.

La fase 2 que comenzará en breve empleará de nuevo los mismos dos buques adaptados para estudiar la integración de sistemas de misión y equipos de mando y control militares y la realización de pruebas de mayor complejidad. Durante el año próximo está previsto que los dos buques sean transferidos directamente a la Marina para experimentación.

En última instancia las lecciones aprendidas con estos dos buques empleados como bancos de prueba se plasmarán en la definición de dos tipos de buques no tripulados. El denominado Large Unmanned Surface Vehicle (LUSV) o Vehículo no Tripulado Grande tendrá una eslora de más de 50 metros, completará su diseño conceptual durante este año, se revisará el diseño detallado y se elegirá posteriormente un proveedor. El Plan de Evolución de Capacidades de Superficie de la Navy contempla emplearlo como plataforma de fuego distribuido. Para el Medium Unmanned Surface Vehicle (MUSV) ya se está buscando proveedor después de haber revisado el diseño, estando previsto que se entregue en 2023. Tendrá una eslora de entre 12 y 50 metros y según los planes de la Marina, este buque será empleado para portar sensores y para actuar como relé de comunicaciones. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El USV Ranger con los contenedores estibados (US DoD).

El contenedor de 20 pies desplegando el lanzador de misiles (US DoD)

El misil abandona el contenedor (US DoD)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.