Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Aviación Naval de Latinoamérica en operaciones de vigilancia y protección marítima

A la normal planificación anual y vuelos programados, las aviaciones navales de Latinoamérica, tuvieron que agregar el último año las operaciones por catástrofes, como los incendios forestales y una cantidad no menor en apoyo a la seguridad interna y apoyo a la pandemia del Covid-19.

Argentina

La 2ª Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque en 1981 recibió los primeros 5 de 14 cazabombarderos Super Étendard galos, convirtiéndose en la principal unidad de ataque de la Armada Argentina, teniendo una destacada actuación en la guerra de las Malvinas de 1982. Hoy el Comando de la Aviación Naval (COAN) prosigue las tareas de acondicionamiento de los 5 cazabombarderos Dassault Super Etendard Modernisé adquiridos a Francia durante la administración anterior, concretando hasta ahora la prueba de motores y uso del simulador de vuelo para varios pilotos. Aunque se adquirieron numerosos repuestos y partes, la puesta en servicio de estos aviones se está ralentizando por la falta de algunos elementos que deben prepararse y certificarse en el exterior, además de la consabida falta de recursos económicos, lo cual ya es una constante.

Aunque la fuerza ha establecido su interés y necesidad de comprar aviones de patrulla marítima Airbus C295 en su versión de patrulla marítima y de transporte (inicialmente 1 de cada) para sustituir a los veteranos Lockheed P-3B Orion, todavía no se ha concretado esa adquisición, más que necesaria ante la vetustez de los medios que posee el COAN, pues son costosos de operar y mantener. Una posible llegada de tetraturbohélices P-3C también se ha descartado. El Ministerio de Defensa terminará con los trabajos de actualización de 1 P-3B que está en las instalaciones de FAdeA (Fábrica Argentina de Aviones) en Córdoba. Están adscritos a la Escuadrilla Aeronaval de Exploración, que se dedica a la vigilancia marítima y se encuentra en guardia permanente ante cualquier necesidad de operaciones de búsqueda y rescate.

La llegada de los patrulleros oceánicos (OPV) de la Clase Bouchard pone de manifiesto la necesidad de helicópteros para dotarlos y la urgente, también, sustitución de los nobles helicópteros Sikorsky UH-3H Sea King, que, aunque bien mantenidos, han perdido su capacidad antisubmarina (ASW) y solo se usan como transportes, en especial en el Continente blanco. Los opera la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros, cuyas funciones teóricas son la guerra antisubmarina y antisuperficie, búsqueda y rescate y evacuación médica.

La Escuadrilla de Vigilancia Marítima tiene su asiento natural en la Base Aeronaval de Punta Indio y está dotada de aviones Beechcraft B-200 F y B-200 M Super King Air, para realizar misiones de patrulla y exploración marítima. La Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina fue creada en mayo de 1962 con el fin de actuar en tareas de ese tipo de guerra, para lo cual está dotada de aviones Grumman S-2 Turbotracker y Fairchild PL-6A Turboporter.

Brasil

Brasil, al igual que Uruguay, funciona en un contexto jurídico que ha extendido la soberanía marítima hasta las 350 millas náuticas y en espacios con gran potencialidad de registrar incidentes de búsqueda y salvamento, o SAR (Search and Rescue), delitos ambientales, narcotráfico y abundante pesca ilegal, principalmente de origen asiático y depredadores costeros locales. La principal sede operativa es la Base Aérea-Naval de São Pedro da Aldeia (BAeNSPA), en el Noreste del Estado de Río de Janeiro, con una pista principal de 2.402x30 m., conformando también el aeródromo Teniente Jorge Henrique Möller.

Comprende su organización a la Dirección de Aeronáutica de la Armada (DAerM), el PHM (Porta-Helicópteros Multipropósito) Atlántico, los escuadrones de Helicópteros basados en: Manaus, bajo el Comando del IX Distrito Naval; Ladário, subordinado al VI; Río Grande del V; y Belem del IV, además del Comando de la Fuerza Aeronaval (ComForAerNav), que tiene su sede en São Pedro da Aldeia, de quien dependen el Centro de Instrucción y Adiestramiento Aeronáutico (CIAAN) Almirante José Maria do Amaral Oliveira, la BAeNSPA, el Grupo de Mantenimiento Aéreo Naval (GAerNavMan), 6 escuadrones de Helicópteros y, en São Pedro da Aldeia, 1 Aéreo, el Centro de Intendencia Naval (CeIMSPA) y el Policlínico Naval (PNSPA).

El 1er Escuadrón de Helicópteros de Empleo General del Norte (1º.EsqdHU 41) de Belém surgió meses atrás, equipado con 3 Airbus H225M, subordinado al IV Distrito Naval. El próximo a ser creado en cuestión de meses sería el 1er Escuadrón de Aeronaves de Transporte y Alerta Anticipada en BAeNSPA, cuando lleguen los 8 aviones Grumman                    C-1A-KC1 Trader y Turbo Trader modernizados en EEUU. Acaban de ser homologados para su uso embarcado, incluso antártico, los 3 helicópteros Airbus H135 recientemente incorporados. El CIAAN recibió un sistema de simuladores de CAE para helicópteros Sikorsky Seahawk, integrado por un entrenador de vuelo operacional de base fija OFT (Operational Flight Trainer) para pilotos, y un WTT (Weapons Tactical Trainer) para tripulantes operacionales y coordinadores tácticos, los cuales pueden interconectarse conformando un completo TOFT (Tactical Operacional Trainer).

Recientemente se interactuó en el A-140 Atlántico con helicópteros de la Fuerza Aérea y del Ejército, meses después de haberse adiestrado en misiones SAR usando visores nocturnos (NVG) con el H225M, casi simultáneamente a otros ejercicios con buzos de combate y fusileros de la Marina en VERTREP (Vertical replenishment), Rapel, Helocasting y Fast Rope nocturno con NVG. Se continúan recibiendo helicópteros Leonardo Super Lynx modernizados en Yeovil (Reino Unido), así como las últimas unidades de cazabombarderos A-4 AF1 modernizados en Embraer, mientras siguen incorporándose H225M en distintas versiones.

Colombia

La Aviación Naval colombiana depende de la Jefatura de Operaciones Navales y su principal aeronave de ala fija de patrulla marítima es el CN235MP (Maritime Patrol) Persuader, del cual hay 3 unidades. Dentro del Plan de Desarrollo Naval 2042, la Armada se ha trazado el objetivo de contar con 2 unidades adicionales de patrulla marítima, que deberán tener un mayor alcance y autonomía que los actuales CN235MP, para de esta manera incrementar la permanencia en el aire en los patrullajes que se realicen, además de tener la posibilidad de transportar armamento antisubmarino.

El ala rotatoria está compuesta por 2 AS365 N3 Dauphin adquiridos de segunda mano recientemente, a los cuales, y tras serias faltas de operatividad, se les ha contratado el mantenimiento mayor con Airbus Helicopters México, al igual que al sobreviviente AS555 Fennec. La Aviación Naval también alinea 7 Bell 412, usados principalmente como medio de apoyo aeronaval en las patrulleras oceánicas OPV-80; 4 CH-135, versión canadiense del Bell UH-1N; y 1 Bell 212, utilizados como medio de apoyo aeronaval en las patrulleras fluviales PAF-P. Se desconoce el estado operativo de los 2 MBB Bö-105 que se adquirieron para dotar de tiro transhorizonte a las fragatas FS-1500 de la Clase Almirante Padilla y del  MBB Kawasaki BK 117, incautado a narcotraficantes.

foto: CN235 de la Aviación Naval colombiana.

En funciones de transporte y enlace opera 1 ATR 42-300 adquirido de segunda mano y la compra de otra aeronave de este mismo tipo ha sido del interés de la Armada, debido a su  bajo costo de operación y gran rendimiento. Cuando se compró el primero se anunció que serían 2 unidades, pero una presunta carencia de aparatos usados en buen estado, que no es real, ha impedido la incorporación de la segunda. A este se suman 3 Cessna 208B Grand Caravan, 1 King Air 350, 2 Cessna 206 Stationair, 1 Beechcraft C-90 y 1 Piper PA-31-350 Navajo.

La Armada ha analizado el tipo de helicóptero que operarían las futuras PES (Plataforma Estratégica de Superficie) que sustituirán a las FS-1500, existiendo interés por el Sikorsky SH/MH-60 Seahawk, debido a la presencia del UH-60 Black Hawk en la Fuerza Aérea y en el Ejército colombianos, con cerca de 100 unidades en inventario, lo cual facilitaría las labores de mantenimiento. Se estudia la capacidad de armamento que podrían llevar, para de esta manera darle a la Armada medios de ataque en este tipo de aeronaves, inexistente a la fecha, sobre todo, por la incapacidad de las FS-1500 de recibir helicópteros medianos que lo puedan portar.

Costa Rica

El Servicio de Vigilancia Aérea de Costa Rica recibió 1 King Air 250 en diciembre de 2019. Un par años antes, EEUU había dado 1 millón de USD para la conversión de 1 King Air F90 para esos usos.

Chile

Los esfuerzos concretados en la flota de ala fija han sido significativos, afectando a los 5 modelos de aviones. En lo que respecta los de exploración aeromarítima, especialidad que toma cada vez más importancia, los esfuerzos han sido relevantes. La modernización del primer Lockheed P-3ACh en Canadá finalizó con la llegada del ejemplar Naval 404 a Chile en noviembre de 2019, tras permanecer casi 2 años en las instalaciones de IMP Aerospace y a los 12 meses de su regreso inició los vuelos de validación de sus nuevos equipos y sistemas, que incluyen, entre otros el radar israelí de Elta, similar al de los Airbus C295 (P-295). El segundo P-3ACh (Naval 407) inició el mismo proceso en Canadá en mayo de 2018 y podría estar de regreso en la Base Aeronaval (BAN) de Concón a inicios de 2021.

En lo que respecta los 3 P-295 MPA/ASW (Maritime Patrol Aircraft/Antisubmarine Warfare) –matriculados como 501-503–, fueron todos objeto de mantenimiento mayor realizado en Sevilla (España), al haberse cumplido los 8 años de operaciones. Trabajos similares fueron efectuados localmente en los 2 Embraer P-111AN (264-265) y en el único C-111 (263), en un esfuerzo por extender la vida útil de estos aparatos recibidos en el ya lejano 1978. Los 2 de exploración aeromarítima integraron sistemas FLIR (Forward Looking Infra-Red) Wescam MX-10.

foto: C295 y P-3ACh de la Aviación Naval (foto Armada de Chile).

Mejor resulta ser la componente costera de patrullaje con la incorporación de los 7 Vulcanair P-68 Observer II (321-327), El sustituto de los Cessna O-2A Skymaster ha demostrado con creces el salto tecnológico, con niveles de operatividad altos, habiéndose logrado la plena madurez del pequeño avión napolitano. Finalmente, los 7 Pilatus PC-7 del Escuadrón VT-1, cerca de cumplir 40 años de servicio, están en proceso de recibir una nueva versión digitalizada de la cabina, trabajos que se están realizando en Concón por cuenta de la empresa brasileña Avionics Services. Esta modernización permitirá dilatar una década el reemplazo de esos excelentes entrenadores suizos.

La concreción del proyecto Gaviota y con la entrega del primer ejemplar del Airbus H125 (AS350B) Matricula Naval 21 permitirán la urgente baja de los, algunos cincuentenarios, Bell SH-57/206. Se sumarán a los 8 AS365 F1 y N2 y a los 3 MBB Bö-105CBS-4 aun operativos. Respecto a los AS332 F1 y 2 AS332L de transporte, los primeros fueron objeto de una significativa actualización, con la incorporación del sonar DS-100 HELRAS (Helicopter Long-Range Active Sonar) durante el proceso de gran revisión (overhaul) realizado en Chile.

A futuro, la Aviación Naval deberá formular y enfrentar al menos 2 proyectos. La incorporación de las 2 fragatas Adelaide suman otras 2 cubiertas de vuelo a los buques de la Escuadra, totalizando hoy 8 buques se esa categoría aptos para embarcar helicópteros. Lo anterior se añade a que los 5 AS332 F1 Cougar recibidos a partir de 1991 requerirán pronto, un reemplazo. Este podría ser de la familia Sikorsky Seahawk, lo cual generaría una optimización y estandarización con la Fuerza Aérea de Chile. 

La ratificación del Acuerdo de Nueva York y el gran aumento de la flota pesquera china en el Pacífico Sur serán catalizadores para aumentar la presencia aeronaval chilena. Descartándose, por el altísimo costo, el P-1 japonés y el P-8 Poseidon estadounidense y la incorporación de P-3 usados (por el elevado gasto de modernización y operación), un aumento numérico de aviones MPA vería como alternativa un segundo lote de P-295.

El Salvador

La Fuerza Naval de El Salvador (FNES) optó por 1 Beechcraft G58 ISR, concebido en 2013 como un instrumento de inteligencia, vigilancia, adquisición de objetivos y reconocimiento (ISTAR) de bajo costo para las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) del Departamento de Policía de Puerto Rico. Lleva una cámara EO/IR 230-HD con capacidad día/noche, sobre tierra y agua, en todo tiempo. Es una opción costo-efectiva, con 2 motores de pistón en lugar de los turbohélices del King Air, y sistemas de vigilancia comerciales. La adquisición de este aparato presenta una oportunidad de crecimiento del servicio naval salvadoreño a extenderse a uno aeronaval y a evolucionar a una prefectura naval. Por el momento, y aunque el G58 pertenece a la FNES, su operación y mantenimiento recae sobre la 2ª Brigada Aérea, basada en Comalapa.

Los programas de modernización del Plan Territorial de Gobierno Bukele buscan hacerse de 1 patrullera oceánica que opere 1 helicóptero ligero. También se planificó la adquisición de 1 Bell 429 para la Policía, que, al no obtener el préstamo por carecer de instalaciones adecuadas. se discutía su incorporación a la Fuerza Aérea. Se podría visualizar 1 escuadrón SAR aeronaval, con elementos de las Fuerzas Armadas, Policía, Fiscalía y Hacienda, que operaría desde la Base Naval de La Unión y el aeródromo de El Tamarindo. Resulta que acuerdos y sentencias antiguas prevén la instalación de bases militares extranjeras dentro del Golfo de Fonseca, pero el aeródromo se encuentra fuera del mismo, localizado estratégicamente justo afuera.

Guatemala

Hasta hace poco había 4 King Air operacionales en la Fuerza Aérea de Guatemala (FAG), pero la flotilla ha sido reducida a tan solo 2. Al parecer, 1 de la versión C90 ha sido modificado como C3IR con asistencia de EEUU a partir de 2015.

Ecuador

El Comando de la Aviación Naval (COAVNA) de Ecuador tiene a su cargo las misiones de exploración aeromarítima, guerra de superficie y antisubmarina, así como de apoyo aéreo táctico desde tierra o desde las unidades de superficie. Además, cumple tareas (SAR), evacuaciones aeromédicas (MEDEVAC) y transporte. A las labores de exploración destina 1 Airbus CN235MP Persuader y 2 Beechcraft B-200 Super King Air. A estos últimos se está en búsqueda del reemplazo. A instrucción dedica 3 Beechcraft T-34 Mentor y 4 ENAER T-35 Pillan, al transporte 1 CN235 y 2 B-300/350 Super King Air. Respecto a helicópteros, alínea 3 Bell 206B Jet Ranger, 3 Bell TH-57 Sea Ranger y 2 Bell 230T. A ello se suman aviones no tripulados: 2 IAI Heron y 4 Searcher adquiridos en 2008 por 22 millones de USD y operacionales desde mediados de 2009.

foto: CN235 del Comando Naval ecuatoriano.

Nicaragua

Nicaragua, por otro lado, tiene 1 King Air 200 como medio de patrulla marítima, pero no está claro si ha sido modificado propiamente para ello. Se ha mencionado que hay otro para esas misiones a lo largo del Caribe, que habría sido remplazado para vuelos VIP por 1 King Air E-90. Estos aparatos operan desde el aeropuerto de El Bluff.

Honduras

La Fuerza Aérea de Honduras apoya a la naval con 1 King Air (KA) B200, propiamente equipado con sistemas EFIS, IFR, radar de seguimiento de 360° y meteorológico con cámara electro-óptica/infrarroja (FLIR), junto con un sistema TACAN (Tactical Airborne Navigational).  Honduras mantiene una serie de aeródromos costeros, en La Ceiba, Puerto el Triunfo, Puerto Castilla y otros.

foto: MBB Bö-105 de la FAH (foto SEDENA de Honduras).

Panamá

El Servicio Nacional Aeronaval (SENAN) de Panamá se distingue por ser una entidad más afín a lo que es una prefectura naval, manejando los servicios navales y aéreos en una sola entidad. Se trata de un caso ejemplar único en Centroamérica, aunque, a principios del 2019, la Fuerza Naval de Honduras se convirtió en primer servicio marítimo de esa zona en incorporar una aeronave embarcada, al recibir 1 Bö-105 como donación de la israelí ISL, como complemento del patrullero oceánico FNH-2021, mediante un acuerdo que también incluye la acomodación de 4 Bell 412SP para su uso en operaciones navales desde ese navío.

El SENAN encargó 1 King Air 250 modificado con aviónica digital y FLIR, para su uso como patrullero. En diciembre de 2018 habría recibido 1 350ER con radar RDR-1700B de Telephonics Corporation Radar Systems, con un alcance de superficie (tierra y mar) máximo de unos 222 km. y capacidad de detección y seguimiento simultáneo de hasta 200 contactos. Su módulo de búsqueda largo alcance y alta resolución ISAR (Inversed Synthetic Aperture Radar) va en la ventral, para darle cobertura de 360º. También cuenta con FLIR y cámara con zoom digital y monitorización por video todo color. Asimismo opera 1 King Air BE-100.

Perú

La Fuerza de Aviación Naval de la Marina de Guerra del Perú, que opera desde la Base Aeronaval del Callao, encuadra como entes operativos a los grupos aeronavales Nº 1 (COMGROUNO), con los escuadrones navales N° 11, 21 y 22; y Nº 2 (COMGRODOS), con los N° 23, 31, 32 y 33. Tienen a su cargo misiones de guerra antisubmarina y antibuque, patrullaje marítimo, guerra electrónica, transporte y apoyo táctico. A estos se suman la Escuela de Aviación Naval, encargada de la formación de los pilotos navales, y el Arsenal Aeronaval (ARSANAV) para el mantenimiento de las aeronaves, motores, accesorios y equipos de apoyo.

Su equipamiento comprende, para misiones de exploración, 5 Beech B-200T/CT Super King Air, 2 Fokker 60 en configuración de Patrulla Marítima (MPA) y 2 Fokker 50. Uno de los Fokker 50 está siendo sometido en la FAdeA argentina a modificaciones estructurales a fin de dotarlo del equipamiento de inteligencia de señales (SIGINT) adquirido a la israelí Elta Systems mediante un contrato de 23,4 millones de USD y se espera hacer lo mismo con el segundo. Para las operaciones de transporte opera otros 2 Fokker 60 y 2 Antonov An-32B Cline.

Su flota de helicópteros agrupa a 2 Agusta-Bell 212ASW, 3 AB-412SP, 3 Agusta SH-3D, 4 Sikorsky UH-3H Sea King, 2 Bell 206B Jet Ranger III y 2 Mi-8T Hip C. Además, dispone de 1 Kaman SH-2G (P1) Super Seasprite para entrenamiento de tripulaciones. Deberá recibir 4 SH-2G (P2) en 2021 destinados a misiones de ataque y guerra antisubmarina. Finalmente, cuenta para labores de entrenamiento con 3 Beech T-34C-1 Turbo Mentor y 5 Enstrom F-28F Falcon.   A mediano plazo, se contempla la adquisición 3 aviones de transporte DHC-6-400 Twin Otter y 5 helicópteros de transporte y combate Mi-171SH.

México

La Marina de México está a la espera de recursos para incrementar sus capacidades aeronavales, pero este tema, sus operaciones, material y planes de modernización y crecimiento no aparecen detallados en el Programa Sectorial de Marina (PSM), 2020-24, el texto que marca las directrices del desarrollo de la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) en el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador. La ausencia de esta agenda coincide con los términos de la política de austeridad republicana decretados y que, si bien obligan a la Administración Federal a recortar al máximo todos sus gastos para redireccionar el financiamiento hacia programas de atención a la pobreza, también mantienen un importante flujo de recursos para las Fuerzas Armadas, pero solo en apoyo a programas de seguridad pública.

El rearme y la adquisición de equipo nuevo están cancelados por ahora. Todos los recursos se destinarán a temas prioritarios más específicos, como la construcción y reparación naval. Los únicos planes que esperarían la llegada de recursos frescos son los de la compra de 6 aviones C295 para transporte de tropas y 4 helicópteros AS5656 Panther o UH-60M Black Hawk. Más allá de estas posibles adquisiciones, la realidad es que el gasto se centrará en el mantenimiento de las aeronaves existentes. La Marina cuenta con una flota de 140 aparatos, de los cuales 75 son aviones y 65 helicópteros, y se registra una muy baja siniestralidad.

foto: La Marina de México mantiene vivo el proyecto de adquisición de al menos 2 helicópteros NH90 para su fragata POLA 101 ARM Juárez y para otra Patrulla Oceánica.

La Marina sumó recientemente a su flota 1 helicóptero H145 cedido por Petróleos Mexicanos, que lo adquirió nuevo en 2014, y el pasado 16 de octubre perdió uno de sus Mi-17 al chocar, ya en tierra, contra un poste de alumbrado, perdiendo el rotor de cola y parte del fuselaje trasero. La Marina no ha licitado aún su reparación. El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 de la SEMAR destinará 179 millones de EUR al programa Construcción Naval y Modernización de Unidades Operativas y Establecimientos Navales, en el que se incluye el tema aeronaval. De esa cifra, 106 millones serán para la Dirección General de Construcciones Navales. El resto de lo aprobado se dedicará a mantenimiento mayor y, de autorizarse, a la compra de aviones C295W y helicópteros.

Uruguay

La Aviación Naval Uruguaya está directamente subordinada al Comando de Flota y cuenta con un Estado Mayor, la Escuela de Aviación Naval (ESANA), la Dirección de Seguridad Aeronaval (DISEA) y los jefes de Material Aeronaval (JEMAN) y de la Fuerza Aeronaval (JEFAN). Su sede operativa es la Base Aeronaval Nº 2 Capitán de Corbeta Carlos A. Curbelo, en Laguna del Sauce (Punta del Este), junto al aeropuerto internacional de este balneario.

Al Grupo de Escuadrones (ESCAN) se subordinan el Escuadrón de Patrulla y Guerra Antisubmarina, que utiliza aviones Beechcraft B-200 total o parcialmente navalizados, 1 de ellos que se puede emplear en misiones VIP, y 3 Cessna O-2; el de Alas Rotativas, con 1 Helibras HB 355F1 Esquilo biturbina próximo a darse de baja, 1 Bell OH-58 (también entrenador) y 2 Leonardo AB-412CP, dedicados a funciones SAR, evacuación sanitaria, apoyo al Comando de Infantería de Marina, reconocimiento costero y empleo general.

La ESANA emplea aviones Beechcraft T-34C1 Turbo Mentor, enlaces y simuladores completos diseñados localmente. Forma oficiales egresados de la Escuela Naval como pilotos y también personal subalterno como técnicos. El Mantenimiento General de la Aviación Naval se encarga de esas labores y la logística, inspecciones, repuestos, así como de cualquier convenio con privados a efectos técnicos.

 En este momento se está intentando gestionar en Estados Unidos, junto a algunas unidades de superficie livianas para la Armada, la incorporación de más T-34C1, evaluándose las negociaciones iniciadas en 2018 con Ecuador por 3 Turbo Mentor; y Beechcraft B-200, al tiempo que existe interés en alguna otra célula de O-2 o su versión civil, el Cessna 337. Al mismo tiempo, se realiza una puesta a punto del buque insignia, el ROU-04 Gral. Artigas, con especial interés en rehabilitar su cubierta de vuelo (afectada por corrosión) para destacar 1 de los AB-412 a bordo.

Venezuela

El Comando de Aviación Naval venezolano se asienta en el aeropuerto de Puerto Cabello (Carabobo) y tiene 6 escuadrones aeronavales (Adiestramiento, Transporte Administrativo, Transporte Táctico, Helicópteros, Apoyo Táctico y Patrullaje), 1 de Mantenimiento y 1 de Apoyo y Servicios. La Base Aeronaval de Puerto Cabello es el principal centro de operaciones del componente aéreo de la Armada, pero además cuenta con facilidades e instalaciones en aeropuertos civiles y bases aéreas y navales: Punto Fijo, Maiquetía, Caracas, Guiria, Puerto Ayacucho y en las islas de La Blanquilla y La Orchila. Como material le quedan 3 de los 8 Agusta-Bell AB-212ASW recibidos, 2 Bell 212, 2 206A, 5 412EP Sentinel de los 8 entregados, 6 Mil Mi-17V5, 1 CASA C212-PM Patrullero, 2 -200 y 1 -400, 1 Cessna 208 Caravan, 1 Beechcraft Super King Air B200, 1 King Air B90, 1 Rockwell AC-980 Turbo Commander, 1 Cessna 210 y 1 206.

(Cristián Marambio, Luis Piñeiro, Alejo Marchessini, Carlos Vanegas, Jorge Alejandro Medellín y Julio Montes)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.