Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Así avanza la construcción del submarino S-82 Narciso Monturiol para la Armada española

Navantia está realizando un esfuerzo importante, en el que se están viendo involucrados unos tres mil efectivos entre personal propio y contratado trabajando para la Factoría de Cartagena, para abordar los intensos y exigentes trabajos que requiere la fabricación de los submarinos del tipo S-80 Plus para la Armada española.

A la vez que, con la nave ya a flote, siguen los trabajos en el S-81 Isaac Peral para que pueda llegar a la Armada en el primer trimestre de 2023 tras un intenso 2022 en el que será sometido a todo tipo de pruebas y navegaciones, se siguen las tareas propias de la fabricación de los tres restantes. En fechas recientes hemos estado visitando el avance en las mismas e, in situ, observar que los cinco módulos que conforman el submarino S-82 Narciso Monturiol son objeto de todo tipo de trabajos para adecuarlos y finalizar todo lo necesario antes de su ensamblaje final como conjunto.

Esas secciones, que conforman el casco resistente de la nave, incluyen la proel que acoge al sistema de estiba y lanzamiento de las armas que conforma el potencial ofensivo de estos navíos, una segunda donde se ubica el Centro de Información y Combate y encontramos en su parte superior a la vela con los distintos periscopios y sensores y una tercera en la que se situará el módulo AIP que permite al sumergible tránsitos de hasta tres semanas sin tomar oxígeno del exterior.

Entre las dos anteriores se encuentra el cofferdam realizado con acero de la máxima resistencia -haría de barrera frente a una hipotética entrada de agua del exterior- y con un espacio con forma que recuerda a una botella que incluye la exclusa que facilitaría la entrada y salida de buceadores o la evacuación en caso necesario. Una cuarta sección incluye a la propulsión y la quinta es el cono de popa.

Como hemos podido observar, el ritmo de trabajo, con mecánicos cortando chapa, realizando soldaduras de altísima precisión o instalando todo tipo de tubos y sistemas, es intenso. Todo avanza consecuentemente según los planes establecidos para que el S-82 Narciso Monturiol pueda botarse también en 2023, un año importante por los distintos acontecimientos que se sucederán para el Arma Submarina de la Armada.

Los avances en los cuatro submarinos del tipo S-80 Plus van a permitir contar con navíos especialmente capaces y aptos para cometidos de vigilancia, reconocimiento, combate naval contra naves de superficie y submarinas, o la inserción de Equipos de Operaciones Especiales. Sería especialmente adecuado  comenzar ya a implementar los estudios y valoraciones técnico/económicas -hay que tener en cuenta que buena parte del gasto de cada nave repercute al Estado en impuestos, cotizaciones a la Seguridad Social y en otros ámbitos- que permitan avanzar hacia una versión evolucionada que podría ser un punto de inflexión entre el S-80 y el futuro S-90.España disponía no hace mucho de ocho sumergibles y una cifra similar sería lo óptimo de cara a mantener la presencia en distintos entornos en continuidad. (Octavio Díez Cámara)

 Fotos:

-Cinco secciones están ya especialmente avanzadas en su fabricación y conformarán el casco resistente del Narciso Monturiol. . (Octavio Díez Cámara)

-Los trabajos alrededor del S-82 siguen su curso y son intensos con gran cantidad de personal y técnicos asumiendo la fabricación del navío. (Octavio Díez Cámara)

-Esta vista cenital permite observar la localización de la vela del S-82, en la parte superior de la segunda sección comenzando por la proa. (Octavio Díez Cámara)

-El casco resistente, que acoge en el interior mamparos, equipos y sistemas, estará recubierto por otro exterior materializado con elementos de material sintético. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.