Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Sistema contracarro “Fologore": Arma contracarro portátil de corto-medio alcance con munición de bajo costo

(Revista Defensa nº 94, febrero 1986) El Ejército Italiano (EI) solicitó este arma a la industria para llenar un vacío existente en el equipamiento de la Infantería, pero su desarrollo ha llevado algún tiempo porque las necesidades del Ejército evolucionaron durante la fase de realización del proyecto (1). El objetivo era disponer de un arma contracarro portátil efectiva a corto-medio alcance con munición de bajo costo. Otra necesidad militar exigía que fuese de empleo sencillo y que contase con un buen equipo de instrucción y adiestramiento. El arma está destinada a llenar el hueco que en la lucha contracarro dejan las armas de corto alcance y los misiles contracarro guiados, muy precisos pero también muy caros.

(1) Los estudios de viabilidad y definición empezaron en 1974 y el desarrollo en 1975, para al año siguiente realizar el prototipo e iniciar las pruebas

EL DESARROLLO
Breda se propuso desarrollar un arma bastante ligera —tanto como para ser portada por un solo hombre—, con una elevada probabilidad de impacto gracias a un proyectil de alta velocidad y con buena capacidad de penetración.
Tomando el problema por el final, es decir, la capacidad de perforación del blindaje, la fábrica puso a punto un proyectil con las características balísticas necesarias para alcanzar esos blancos y, entonces, concibió y realizó el arma alrededor de esa munición.
Consideraciones sobre el peso llevaron a Breda a emplear aleaciones de acero al níquel-cobalto para la construcción del cañón; un material muy resistente capaz de soportar esfuerzos de 200 kg/mm.2

LA MUNICIÓN
El proyectil del Folgore es del tipo autopropulsado o RAP (2) y la razón de ello radica en el hecho de que Breda deseaba disminuir al máximo el tiempo de vuelo para obtener una trayectoria tensa, que aumenta considerablemente la precisión del sistema. Además, la configuración RAP permite también emplear propelentes menos potentes, lo que reduce el fogonazo y el humo del disparo, aumentando la seguridad de la escuadra contracarro.

(2) Rocket Assisted Projectile-Proyectil ayudado por cohete.

El disparo se divide en tres partes: la cabeza de guerra, el cuerpo del proyectil y la vaina.
La cabeza de guerra es una carga en hueco de 80 mm. de calibre con un resonador de teflón situado detrás de la carga para aumentar los efectos del disparo. La espoleta tiene un doble seguro: el primero se quita cuando el proyectil alcanza una cierta velocidad, mientras que el segundo sólo al impacto. Las paredes dobles de la ojiva están en contacto con el circuito de fuego.

foto: Corte del proyectil “Folgore”. La cabeza de guerra (en números rojos) con: 1.—Carga hueca. 2.—Resonador de teflón. 3. —Espoleta. 4.—Ojiva de dobles paredes. El cuerpo (números azules): 1.—Motor propulsor. 2.—Aletas estabilizadoras. 3. —Envuelta del motor. 4.—Estopín.

El cuerpo del proyectil acoge al propulsor y a los componentes del estabilizador. El primero es un cuerpo cilíndrico de pólvora en grano de doble base conformado por extrusión con un iniciador pirotécnico que, por inercia, enciende el motor a suficiente distancia de la boca de fuego.
El sistema de estabilización aerodinámica lo forman seis aletas que le dan al proyectil un predeterminado giro lento y que se despliegan inmediatamente que el proyectil abandona la boca del arma.
Un kilogramo de pólvora cilíndrica monobase multiperforada M-10 estadounidense constituye la carga de propulsión contenida en una vaina multiperforada e iniciada por percusión sobre un estopín. Tanto esta carga de propulsión como el motor cohete y la carga en hueco han sido realizadas por BPD Difesa e Spazio.
El peso del disparo completo es de 5,2 kg., empacándose de tres en tres para cuyo transporte existe un arnés específico. La velocidad inicial del proyectil es de 385 m/s., velocidad que es aumentada hasta 500 mIs. por el motor cohete.

EL CAÑÓN
El arma se ofrece en dos versiones: una con apoyo sobre el hombro y dispositivo óptico de puntería sencillo capaz de alcances hasta 500 m. y otra dotada con trípode y telémetro con alcance efectivo de 1.000 m. De boca a culata se encuentra un cubre bocas, el cañón, una empuñadura, base de apoyo, la empuñadura derecha con el disparador y el seguro, el visor óptico, sustituido por el visor de puntería electroóptico en la versión con trípode, el bípode o trípode, el apoyo del hombro, la recámara, la abrazadera de fijación de la tobera y esta última.
El cierre se abre girando una palanca 600 y al cerrarlo tiene lugar automáticamente el armado del mecanismo de disparo. Un primer seguro permite tirar sólo cuando el cierre está completamente cerrado, mientras que un segundo cerrojo de seguro se encuentra sobre la empuñadura del disparador.
El arma tiene un leve retroceso de 200/300 g. equivalente a 1/10 del de una escopeta de caza, siendo su peso en la versión de hombro de 17 kg., que en la de trípode aumenta a 27 kg. El cañón tiene una longitud de 1,80 m.
El visor de puntería de la primera versión es el Sistema Ottico di Puntamento Semplificato (SOPS), desarrollado por Ottico Meccanico Italiana (OMI) y constituido por un monocular de un aumento x5 con un campo de visión de 8 grados y dos tornillos micrométricos para homogeneizar el visor con el arma, mientras que un tercer espárrago se emplea para corregir los efectos de la temperatura con tres posiciones que corresponden a frío, normal y caliente.

foto: Proyectil perforante  del “Folgore”.

El retículo tiene dos pares de curvas para determinar la distancia del blanco: la exterior está destinada a los carros de combate y representa un blanco de 7x 3,5 m., mientras que la interior usada contra los VCI supone un objetivo de 4x2 m.
El sirviente apunta al blanco entre la línea apropiada, dependiendo del tamaño del mismo, y el alza es automáticamente colocada; los números 2,3,4,5,6,7,5,9  en la línea central indican la distancia en cientos de metros.
Tres segmentos se ven a derecha e izquierda de la línea central vertical y sirven para calcular la velocidad de avance para tirar contra blancos móviles, representando cada uno de ellos un incremento de 10 km/h.
El visor de puntería mejorado, realizado por Officine Galileo, está equipo con un telémetro óptico de coincidencia. El arma es apuntada e influida al hacer la telemetría colocando el carro sobre la línea horizontal central después de haber activado el telémetro. El ángulo de avance se calcula mirando la distancia recorrida por el carro entre dos destellos de la luz roja situada en la parte baja del ocular; cada pequeña graduación equivale a dos milirradianes. El tiempo entre dos destellos simula el tiempo de vuelo del proyectil y la distancia calculada con el telémetro.

PRECISION Y EFECTIVIDAD
El proyectil ha sido realizado con capacidad para perforar todos los blancos sencillos y el doble medio NATO con una probabilidad superior al 90 por 100, así como un 75 por 100 para el doble pesado, siendo el resultado de las pruebas de una perforación de 425 mm. de blindaje.
Las pruebas de precisión, realizadas tanto por la propia Breda Meccanica Bresciana como por el EI, mostraron que el sistema respondía a las solicitudes de este último, que eran de un 70 por 100 de probabilidad de impacto a 500 m. con la versión bípode (85 por 100 con el trípode) y de un 70 por 100 a 700 m. con el modelo de trípode. Estas pruebas fueron realizadas en el Polígono de Nettuno (Roma) del Ejército italiano, contra blancos normalizados NATO de 2.3x2.3 m. los fijos y de 2,3x4,6 m. los móviles.

foto: Aparato de puntería electro-óptico “OG” 1.—Divisionaria horizontal.  2.—Escala graduada en mRad. 3.—Luz roja.

SISTEMAS DE ADIESTRAMIENTO
Para el adiestramiento de los tiradores del Folgore se han desarrollado tres sistemas de instrucción y entrenamiento: uno es un simulador y los otros dos consisten en falsa munición con subcalibres.
El primero, que precisa de un local de 12x5 m., es un lanzador dotado de una lámpara de destellos y un tirador, el cual produce una señal en una pantalla electrónica cuando es disparado. El sistema de puntería tiene una unidad de corrección para poder emplearlo a distancias reducidas. En una consola de control el instructor maneja un motor que dirige un proyector de diapositivas que son proyectadas sobre la pantalla representando blancos acorazados moviéndose a distintas velocidades y distancias.
De los dos falsos proyectiles uno tiene un cañón de aire comprimido en su interior, que al ser lanzado dispara, permitiendo su uso en distancias de 20 m. empleando un adaptador para el telémetro.
El segundo contiene un cañón de 7,62 mm. que dispara un proyectil especial, el cual simula la balística exterior del cañón del Folgore.

foto: Balística exterior y efectividad. Arriba, trayectorias de vuelo a distintos alcances. Abajo, tiempo de vuelo.

CONCLUSIONES
Actualmente, el Folgore se encuentra bajo pruebas con las tropas de la Brigada de Infantería Cremona, perteneciente al CE.llI del El. Tuve ocasión de asistir a una jornada de prácticas, en la que se efectuaron disparos del Folgore de hombro a distancias de 700 m. con buenos resultados. El único problema, según algunos oficiales, lo representa el municionamiento, pues el empaque de tres proyectiles pesa 16 kg. y el El todavía no ha decidido la composición de la PU que emplee este arma.
Una posible organización es la distribución de 18 Folgore en cada batallón de fusiles a seis por compañía; actualmente la sección contracarro de la compañía de Plana Mayor de estos batallones tiene seis lanzadores de misiles MILAN, siendo la única arma C/C porque el viejo csr. de 57 mm. ha sido dado de baja, estando destinado el Folgore a reemplazarlos. Arma que probablemente será de dotación también con los batallones de Infantería mecanizada a base de 18 lanzadores MILÁN y seis Folgore.
El proyectil perforante de carga en hueco se encuentra totalmente terminado y superadas las pruebas de la fábrica, habiendo sido distribuido el pasado otoño entre las unidades militares. Algunos oficiales sugirieron al fabricante la necesidad de contar con un proyectil rompedor para empleo contra personal y objetivos blandos y, eventualmente, el desarrollo de este segundo proyectil comenzará algo más adelante.
El Folgore aparece como un arma útil y efectiva para las Pequeñas Unidades (PU) de Infantería, que no tendrán que afrontar una pesada amenaza acorazada y también para aquellos países que necesitan y buscan un arma efectiva y barata contra amenazas blindadas de tipo medio/ligero.

(Revista Defensa nº 94, febrero 1986, Antonio O. Ciampi)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.