Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Turquía refuerza con sistemas de armas a sus militares desplegados en Libia

Turquía envió la semana pasada un importante refuerzo militar a sus fuerzas desplegadas en la capital libia, Trípoli, ante posibles ataques de la milicia Haftar contra el gobierno reconocido internacionalmente. Así, ha desplegado en Libia un sistema de artillería autopropulsada Firtina T-155, el sistema de defensa aérea Oerlikon GDF-003B y vehículos blindados de combate ACV-15, además de equipos logísticos.

Este es el segundo lote de armamento pesado que Turquía ha enviado desde la aprobación del parlamento turco el  pasado 2 de enero, durante una sesión excepcional a pedido del gobierno, para desplegar fuerzas militares en Libia,  tras la petición del gobierno libio, dirigido por Fayez al-Sarraj, solicitando el apoyo militar turco.

Docenas de expertos y asesores turcos dirigidos por el general Khalil Soysal, quien ha sido nombrado comandante de las fuerzas turcas en Libia, se hayan en el país y apoyan la defensa contra los ataques aéreos de las milicias de Khalifa Haftar. Turquía ha establecido un centro de operaciones equipado con el sistema C4ISR, desplegó rápidamente una batería de defensa aérea de mediano alcance Hawk-XXI y un radar AN / MPQ-64 Sentinel. El sistema lo operan  expertos de la Fuerza Aérea Turca en el aeropuerto de Mitiga, en la capital, Trípoli.

Además de los sistemas de defensa aérea de corto alcance, se encuentra sobre suelo libio el sistema Korkut, una artillería antiaérea con un alcance de 4 km, equipos avanzados de guerra electrónica, como el sistema Redet -II, que está destinado a bloquear los radares de plataformas terrestres, aéreas y marítimas, y el sistema Milkar 3A3. Su objetivo es interrumpir las comunicaciones inalámbricas VHF y UHF.

Turquía también ha apoyado en los últimos años a las fuerzas del gobierno Nacional de Trípoli con sistemas de armas fabricados en su país,  como los vehículos blindados MRAP Kirbi-2 equipados con estaciones de armas y sistemas avanzados de interferencia, así como drones Bayartar TB-2 armados, que se ha vuelto muy importante en las operaciones aéreas ofensivas.

Desde que los sistemas de defensa aérea turcos fueron enviados a Libia, los ataques aéreos de las milicias de Khalifa Haftar contra la capital, Trípoli y la ciudad de Misurata, se han reducido considerablemente. La semana pasada se interceptó un avión no tripulado "Wing Loong 2", armado con misiles "Blue Arrow7", aparato de fabricación china que Emiratos Árabes Unidos ha suministrado a las milicias de Haftar, según informes de expertos de las Naciones Unidas. (Mohammed Halimi)

Fotografía: Hawk MIM-23 misil tierra-aire de alcance medio.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.