Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los “nuevos” C-130HI Hércules de la Fuerza Aeroespacial de Israel

La Fuerza Aeroespacial de Israel ha prácticamente finalizado la renovación de las aeronaves de su 131º Escuadrón “Yellow Bird” mediante un completo upgrade, que incluye una nueva aviónica de último generación,  de sus veteranos Lockheed Martin C-130H Hércules o Karnaf, según su designación israelí.

La idea de someter a los Karnaf a un proceso de mejora de la aviónica surgió por primera vez en febrero de 2008. Por entonces ya estaba clara la necesidad de renovar la flota de C-130, que operaban desde principios de la década de los 70, incluido el espectacular raid de Entebbe (Uganda) en 1976. Algunos fueron sustituidos por un pedido a Lockheed Martin de la nueva versión, el C-130J-30 Súper Hercules o Shimshon 

Paralelamente se decidió mejorar la aviónica de los Hércules más modernos de la primaria versión C-130H, mediante la implementación de los nuevos sistemas que desarrolla en este campo la industria de defensa de Israel. Así, en 2012 se seleccionó para este trabajo a Elbit Systems como responsable de la aviónica y IAI (Israel Aerospace Industries) para el mantenimiento general y la sustitución del conjunto de los planos, siendo el prototipo presentado en 2015.

Mientras se ha llevado a cabo la modernización de la flota, los integrantes del “Yellow Bird” han tenido que mantener la actividad: “No podíamos hacer una pausa en nuestra actividad operativa. El Karnaf se utiliza para muchas misiones de transporte táctico, como el transporte de equipos, los vuelos a baja altura y el reabastecimiento de helicópteros CH-53, una tarea que es exclusiva de nuestro Escuadrón”, describe el teniente coronel A (nombre ficticio, como es habitual en la IDF). Paralelamente al proceso de mejora, el 103º Escuadrón “Elephants” suspendió temporalmente las operaciones para integrar los nuevos aviones Shimshon, por lo que la mayoría de sus misiones de transporte pesado les fueron encomendadas.

En 2017, el 131º Escuadrón se dividió en dos partes: uno operaba los aviones Karnaf no modernizados, mientras que el otro se centró en transformar el Escuadrón para la nueva versión o Avionic Karnaf. Hoy casi ha concluido ya el proceso de actualización de los 8 Karnaf del 131º Escuadrón por Elbit Systems e IAI. “Fue un proyecto complejo: tomar un Karnaf que ha estado operativo durante casi medio siglo, e introducirlo en una nueva generación. Conseguimos combinar el pasado con el futuro, al tiempo que manteníamos la sólida herencia del escuadrón. El proceso requirió una planificación rigurosa y una combinación de campos profesionales”, explica el mayor Mordi, comandante del Grupo de Mantenimiento del Escuadrón en Nevatim, donde están basadas las dos Escuadrones de Hércules y Súper Hércules.

El antiguo Karnaf no podía cumplir las misiones requeridas y los retos a los que se enfrentan las tripulaciones aéreas en 2021. Por lo tanto, se añadieron muchas funciones nuevas a la plataforma de vuelo para que las tripulaciones pudieran operar con seguridad y eficacia. La cabina de mando se ha renovado por completo y se ha convertido en una “cabina de cristal”, así los antiguos sistemas que mostraban información esencial como la trayectoria de vuelo, el estado de los motores, el radar, las condiciones meteorológicas, etc., se han sustituido por nuevas pantallas de última generación. Además, se ha añadido un Head-Up Display (HUD) similar al de los aviones de combate. La mejora no es sólo de aviónica, también mecánica, en algunos aviones se sustituyeron las  alas, algo que no ocurre a menudo. Todavía hay piezas de 45 años, pero se someten a un mantenimiento exhaustivo. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El “nuevo” C-130HI Hercules de la Fuerza Aéroespacial de Israel en su base de Nevatim. (foto Amit Agronov)

El nuevo cockpit del C-130HI, totalmente equipado con pantallas multifunción digitales. (foto Amit Agronov)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.