¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Miércoles, 17 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El nuevo fusil de las Fuerzas Especiales de la Armada de Marruecos que vimos en la simulación de asalto al BAM “Audaz”

Uno de los miembros fuerzas especiales de Marruecos empuña su Verney-Carron VCD-15.

La simulación de asalto al patrullero “Audaz” de la Armada española en el marco del ejercicio  Flintlock 2023 nos permitió ver los nuevos fusiles de asalto Verney-Carron VCD-15, que han empezado a utilizar a las Fuerzas Especiales de la Armada de Marruecos.

Las Fuerzas Armadas de Marruecos fueron una de las principales protagonistas de Flintlock 2023, ejercicio anual organizado y dirigido por el Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos para África o United States Special Operations Command Africa (US SOCAFRICA) desde 2005.

Parte del equipo de operaciones especiales de la Real Marina de Marruecos, armados con sus VCD-15, durante un entrenamiento en tierra.

En el supuesto táctico desarrollado en Ghana, un equipo de las fuerzas especiales de la Armada de Marruecos simuló, como ya informamos, el asalto y control del  BAM “Audaz de la Armada española,  amén de otros supuestos de operaciones especiales en tierra.  En ocasiones anteriores, el arma individual que empleaban era el veterano subfusil alemán Heckler & Koch HK MP-5 de 9 mm, o, en algunos entrenamientos, sus réplicas de plástico.  Ahora, en consonancia con la integral y rápida modernización de las Fuerzas Armadas del Reino alauita, vemos que lo han sustituido por el fusil de asalto semiautomático  VCD-15, un arma individual desarrollado por la empresa francesa Verney-Carron, usando como base el norteamericano AR-15.

La histórica empresa Verney-Carron (creada en 1820), que tiene sede en Saint-Etienne, ha desarrollado este arma del calibre estándar de la OTAN 5,56X45 mm, que es alimentada por cargadores de 10 o 30 proyectiles, compatibles con la norma STANAG de la Alianza con los de otras armas de dicho calibre.

Otra imagen de un miembro de las fuerzas especiales de Marruecos armado con un Verney-Carron VCD-15.

Se trata de un fusil de asalto de 815 mm de largo y un peso de 3,5 kilogramos, su estructura es de aluminio, en el guardamano, que cubre el cañón de acero, y la parte superior está dotada de rieles picattiny, en los que fijar miras telescópicas, punteros laser, sistemas de visión nocturna, linternas tácticas, etc. Su culata es regulable, para adaptarse a la altura del tirador, y su selector de tiro/seguro está en ambos lados del arma, para su uso tanto de distros como zurdos.  (Julio Maíz Sanz)                                                                                              


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.