Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

23.110 millones de dólares para los 105 F-35 japoneses

Los planes de Japón para adquirir otros 105 aviones de combate F-35 Joint Strike Fighter eran analizados en diciembre de 2018. Ahora se ha formalizado el visto bueno del Departamento de Estado estadounidense y el importe de dicha adquisición, nada menos que 23.110 millones de dólares.

La Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad estadounidense (DSCA) se hacía eco el pasado 9 de julio de la aprobación de la venta mediante el programa Foreign Military Sales (FMS) de 105 aviones de combate F-35 al Gobierno de Japón, incluyendo equipamiento asociado por un importe de 23.110 millones de dólares.

Japón habría pedido precio por 63 F-35A de despegue y aterrizaje convencional y 42 F-35B con capacidad para despegue corto y aterrizaje vertical (Short Take-Off and Vertical Landing o STOVL), 110 motores Pratt and Whitley F135 (5 de repuesto), sistemas de guerra electrónica, de mando y control, comunicaciones, inteligencia, navegación, el sistema de gestión logística ALIS (Autonomic Logistics Information System), sistemas de entrenamiento, integración de armas y otros subsistemas como bengalas infrarrojas, instrumentación para vuelos de pruebas, repuestos y apoyo logístico incluyendo entrenamiento.

Como recuerda la DSCA, Japón es un importante aliado de los Estados Unidos en la región de Asia-Pacífico, siendo vital para los Estados Unidos asistir a Japón en el desarrollo y mantenimiento de una fuerte capacidad de autodefensa. Con la llegada de los F-35 se incrementará el número de aeronaves y se mejorarán las capacidades aire-aire y aire-superficie a pesar de la baja de los F-4.

Estos 105 F-35 se sumarán al pedido inicial de 42 aparatos, lo que convertirá a Japón en el segundo operador de este avión de combate por delante de Reino Unido y solo por detrás de Estados Unidos. La flota total de 147 aparatos F-35 estará distribuida entre 107 aparatos de despegue y aterrizaje F-35A, y 40 de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL) F-35B. Los primeros reemplazarán a los F-4 y F-15 actualmente en servicio con muchos años a sus espaldas, mientras que los aparatos STOVL operarán desde los destructores portahelicópteros de la clase Izumo convenientemente modificados.

Lockheed Martin y Pratt and Whitney son los principales contratistas del programa, estableciéndose cooperación entre ambos países por un período estimado de 25 años.  Japón cuenta con capacidad para fabricar el aparato, concretamente en la Línea de Montaje Final (FAL) de Mitsubishi Heavy Industries (MHI) en Nagoya. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Japón será el segundo operador del F-35 (JASDF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.