Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Marruecos compra sistema anti-dron israelí

Marruecos ha comprado el sistema Skylock Dome fabricado por Skylock Systems (parte del grupo Avnon) que se especializa en tecnologías anti-dron. El sistema Skylock Dome detecta, verifica y neutraliza drones no autorizados, se ha vendido ya en otros 27 países.

Skylock desarrolla contramedidas y sistemas anti-drones modulares y de múltiples capas, proporcionando soluciones completas para aeropuertos, infraestructura crítica, bases militares y eventos nacionales contra las amenazas cambiantes de los drones, lo que permite a los gobiernos, municipios y organizaciones anticipar y responder rápida y eficazmente a las incursiones ilegales de drones.

En 2019, Marruecos también recibió el sistema anti-drones Bukovel-AD, diseñado por la empresa ucraniana Proximus. El Bukovel-AD tiene un alcance efectivo de 15 kilómetros, lo que lo hace ideal para proteger la infraestructura militar o civil en un entorno de combate, según Proximus. Este sistema ucraniano incluye una unidad de control terrestre que envía señales de detección falsas para engañar a sus objetivos, al tiempo que tiene la capacidad de controlar y neutralizar de forma remota la amenaza de los drones.

Drones contra drones

Skylock ofrece diferentes medios de interceptación de UAVs, incluyendo perturbación electrónica incluso portátil como el “fusil” Knigh Dome, siendo precisamente este el único producto que utiliza la citada denominación.

Sin embargo, la tecnología más espectacular de Skylock se basa en emplear UAVs contra UAVs. Para ello se emplea la tecnología Dronelock que se basa en el empleo a su vez de UAVs interceptores de pequeño tamaño pero elevada velocidad y robustez. De esta manera se asegura la neutralización cuando las medidas de perturbación electrónica (jamming) o de engaño (spoofing) no resultan efectivas o cuando la ruta del UAV amenazante está programada y no se lo puede redirigir mediante los citados métodos.

Una vez que el radar ha informado de la presencia y posición de la amenaza se envía un UAV interceptor que sigue a su objetivo mediante guiado electróptico hasta impactar contra él. Se trata de una tecnología que puede ser empleada tanto en aplicaciones civiles como militares o de seguridad siendo apta para la protección de instalaciones militares, aeropuertos, infraestructuras críticas, zonas fronterizas, áreas costeras o instalaciones portuarias. Además de desde emplazamiento fijos, los UAVs pueden desplegarse desde vehículos en movimiento, tanto de día como de noche y con una cobertura de 360 grados, pudiendo seguir hasta 200 objetivos simultáneamente.

Además de los UAVs interceptores Dronelock, se integran radares para la detección, sensores electroópticos para la identificación y seguimiento, localizadores de emisiones de radiofrecuencia, medios electrónicos para el jamming así como láser direccionales para la neutralización del UAV con un alcance de 800 m. (Alex Ribeiro)

Fotografia: Solución antidron móvil (SKYLOCK)

Los UAVs DroneLock interceptan la amenaza físicamente (SKYLOCK)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.