Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Japón potencia su protección contra misiles balísticos con la compra del SM-3

La Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad (DSCA) estadounidense ha comunicado el visto bueno del Departamento de Estado estadounidense a la venta a Japón de 56 misiles Standard SM-3 Block 1B por valor de 1.150 millones de dólares. Queda pendiente solo la aprobación del Congreso estadounidense para poner en marcha la operación. El programa incluye los misiles, sus contenedores así como la asistencia técnica y el apoyo logístico.

Según afirma la DSCA, “esta venta propuesta apoyará la política exterior y la seguridad de los Estados Unidos al mejorar la seguridad de un aliado importante que es una fuerza para la estabilidad política y el progreso económico en la región de Asia y el Pacífico. Es vital para los intereses nacionales de los Estados Unidos ayudar a Japón a desarrollar y mantener una capacidad de autodefensa sólida y efectiva. Esta venta permitirá a Japón incrementar su protección contra misiles balísticos para defender el territorio nacional así como el personal estadounidense que se encuentra en el país.

El contratista principal del programa será Raytheon Missile Systems, mientras que BAE Systems proporcionará los contenedores para dichos sistemas.

Pruebas ya realizadas

Recordemos que en septiembre analizamos las pruebas llevadas a cabo por la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón (Japan Maritime Self-Defense Force o JMSDF) para dotarse de protección contra misiles balísticos precisamente usando el misil Standard SM-3

El pasado 11 de septiembre tuvo lugar en el Océano Pacífico, próximo a Hawái una prueba de detección e interceptación de un misil balístico desde el buque japonés JS Atago (DDG-177). Se trata del denominado Japanese Fligh Test Mission 05 en el que participaron además de la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón, la Marina estadounidense, la Agencia de Defensa de Misiles estadounidense y el contratista Lockheed Martin.

Durante el test se puso a prueba la modernización del buque JS Atago en la que se ha actualizado su sistema de combate Aegis para incorporar capacidad BMD (Ballistic Missile Defence). Un blanco de pruebas lanzado desde las Instalaciones de Prueba de Misiles en Hawái simulando un misil balístico fue detectado por el sistema de combate del buque y se empleó para su interceptación un misil superficie-aire Standard SM-3 Block 1B. A diferencia del Block 1A en servicio en los buques japoneses, Raytheon afirma que esta versión ofrece mayores prestaciones en términos de capacidad de interceptación de diferentes blancos.

En la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón, los destructores clase Kongo y clase Atago disponen del sistema de combate Aegis, si bien el JS Atago es el primero que dispone de capacidad contra misiles balísticos, lo que le convierte actualmente en el buque de guerra más moderno y capaz de Japón. Entre las modernizaciones aplicadas al JS Atago está el empleo de la denominada Aegis Common Source Library (CSL) que hasta ahora solo estaba disponible para buques estadounidenses, siendo el JS Atago el primer buque internacional en emplearla. Uno de los componentes principales del sistema de combate Aegis es el radar AN/SPY-1 capaz de seguir simultáneamente hasta 100 objetivos aéreos y que asigna los blancos para los misiles que se encuentran habitualmente en el sistema de lanzamiento vertical (VLS) MK-41, caso de los citados misiles Standard.

Estados Unidos y Japón colaboran en el desarrollo de la capacidad BMD en los buques japoneses para completar la capacidad de los destructores clase Arleigh Burke y cruceros tipo Ticonderoga que poseen esta capacidad empleados en el Pacífico. Lockheed Martin está instalando en los buques japoneses la denominada Baseline 9 del sistema de combate Aegis, que otorga mayores capacidades para enfrentarse tanto a misiles balísticos como amenazas próximas simultáneamente, modernización que ya se plantea Australia para sus destructores antiaéreos clase Hobart y que sin embargo no se ha aplicado a los cuatro destructores estadounidenses desplegados en la Base Naval de Rota, precisamente cuando tienen entre la defensa BMD en Europa una de sus misiones.

De interés para España

Desde que se firmara el acuerdo para desplegar en la base de Rota el componente naval del escudo antimisiles estadounidense, formado por los cuatro destructores de la clase Arleigh Burke, se viene especulando con que una contrapartida a dicha participación sería la entrega a España de la última versión de la familia Standard, el SM-3 y la actualización del sistema Aegis para su empleo contra misiles balísticos.

Este misil es la versión más avanzada de la familia Standard y ha sido optimizado para la lucha contra misiles balísticos de alcance intermedio aunque según demostró en 2008, operando junto al sistema Aegis es capaz hasta de destruir hasta satélites, al menos los que están en la parte inferior de la órbita terrestre. Actualmente solo disponen de él Estados Unidos y Japón que es socio del programa. El SM-3 o RIM-161 Standard Missile-3 tiene un alcance de 500 kilómetros aunque su desarrollo continúa por bloques de mejoras como lo vienen haciendo los misiles de esta familia. En Estados Unidos estaba previsto que en 2018 hubiera 41 buques con la capacidad de actuar contra misiles balísticos usando la pareja SM-3 y Aegis. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El lanzamiento de un SM-3 desde el buque japonés JS Atago (Lockheed Martin)

·El JS Atago (DDG-177) (US Navy)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.