Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Fuerza Aérea de Níger vuelve a operar el C-130 Hércules

El pasado 4 de enero, la Secretaria de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Barbara Barrett, llegó a Níger, donde participó junto al embajador norteamericano en ese país, Whitaker, en el acto de repatriación de un avión C-130 al Ejército del Aire de Níger o Armée de l'Air du Níger. Con la ceremonia de recepción de este Hércules matriculado 5U-MBH, que se produjo en la base aérea de Niamey 101, finaliza el proceso conjunto entre Estados Unidos y Níger para ponerlo en vuelo.  En 1978 el Armée de l'Air du Níger recibió dos C-130H, uno de los cuales, el 5U-MBD, se estrelló en abril de 1997, dejando de volar años después el otro por falta de mantenimiento.

La situación de seguridad  del país, en pleno corazón del Sahel, se fue deteriorando la pasada década por la guerra en el vecino Mali, que desembocó en la intervención francesa en enero de 2013 en apoyo del Gobierno de Bamako, que estuvo  a punto de caer ante los terroristas islámicos. El apoyo de Estados Unidos en este frente de la lucha contra los yihadistas incluye la entrega de material de defensa como los aviones Cessna Caravan 208 transformados en plataformas ISR (Intelligence, Surveillance, and Reconnaissance) por parte de L3 a países como Camerún, Chad y el  propio Níger con cargo a fondos del programa CTPF (Counterterrorism Partnerships Fund).  Washington ha intervenido sobre el terreno para formar a las Fuerzas Armadas locales, pagando un grave tributo en Níger, donde los islamistas asesinaron a cuatro miembros de sus Boinas verdes en octubre de 2017.

Paralelamente, desde 2015, Estados Unidos ha invertido más de 30 millones de dólares en el desarrollo del programa para poner en vuelo el citado C-130 destinado al Armée de l'Air du Níger, que incluyó un componente de capacitación, compra de repuestos, infraestructura, combustible y equipo de apoyo.

Durante la ceremonia de entrega, el embajador Whitaker declaró que “Níger se esfuerza por establecer la paz y la seguridad en la región, estoy seguro de que las FAS de Níger, junto con el C-130 que acaba de incorporarse a su flota aérea, seguirá posicionándose como un modelo tanto en términos de eficiencia operativa en el teatro de operaciones, como en la profesionalidad con la que se comportan los aviadores y militares estén o no en servicio".                               

Este C-130H proporciona capacidades logísticas vitales para la defensa nacional del país africano, que se extiende por siete porosas fronteras en las que los terroristas islamistas campan a sus anchas. Con la puesta en vuelo del Hércules 5U-MBH en Estados Unidos se ha capacitado además a 16 pilotos nigerinos, 19 miembros del personal de mantenimiento, 5 jefes de carga y un ingeniero de vuelo. Washington ha inyectado más de 17 millones de dólares para crear infraestructuras críticas para operarlo, lo que incluye la renovación de un hangar para C-130 en la base aérea nº 201 de Agadez y renovado el de la nº 101 de Niamey, asimismo planea construir otro hangar para almacenar equipo de repuesto.

Está previsto que Estados Unidos entregue durante este año un segundo Hércules a Níger, según algunas fuentes podría ser un antiguo aparato de las USAF (United States Air Force), en concreto el WC-130H 65-0985 (c/n 382-4140), que desde septiembre de 2018 está siendo sometido a un importante overhaul en las instalaciones de la empresa Sabena Aerospace, en Bruselas. (Julio Maíz Sanz).

Fotografía: El “renacido” C-130H del Ejército del Aire de Níger. (foto Embajada Estados Unidos en Níger).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.