Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército australiano potencia sus medios acorazados

El Ejército de Tierra australiano potenciará notablemente sus medios acorazados con la adquisición de nuevos carros de combate Abrams y otros medios de apertura de brechas y lanzapuentes basados en el mismo vehículo estadounidense. La noticia más reciente es la aprobación de la adquisición de 75 carros de combate M1A2 SEP v3 Abrams en el marco del programa LAND 907 Phase 2.

En concreto, la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad estadounidense (DCSA) anunció el pasado mes de abril una solicitud del Gobierno australiano por valor de 1.685 millones de dólares. Este pedido incluía barcazas de carros M1A1 Abrams procedentes del stock del U.S. Army y equipos asociados con los que configurar 75 carros de combate M1A2 SEP v3, 29 vehículos de apertura de brechas M1150 Assault Breacher Vehicles, 18 vehículos lanzapuentes M1074 Joint Assault Bridges y 6 vehículos acorazados de recuperación M88A2 Hercules además de 122 turbinas de gas AGT1500 para motorizar los carros blindados.

El Ministerio de Defensa australiano lleva años planificando la mejora de los medios acorazados del Ejército de Tierra en la línea de lo que está haciendo el Ejército de Tierra estadounidense. En concreto, el Ejército Australiano tiene actualmente en servicio 59 carros de combate M1A2  Abrams que quiere mejorar y potenciar al nivel de los estadounidenses, que están siendo estandarizados al nivel M1A2 SEP v3, denominado desde 2018 M1A2C. Además se acompañarán los nuevos carros de medios de apertura de brechas y lanzapuentes basados en el mismo vehículo Abrams, lo que facilita la logística.

El objetivo del Ejército Australiano sería disponer de aproximadamente 75 carros Abrams de última generación acompañados de los citados vehículos de ingenieros. El programa de adquisición de los lanzapuentes es independiente, denominado LAND 8160 Phase 1.

La versión del Abrams denominada hasta 2018 M1A2 SEP v3 es una modernización en curso que comenzó a aplicarse en 2017 y que se centra en la instalación de una unidad de potencia auxiliar (APU) de mayor potencia, mejoras en el motor y la transmisión, además de un sistema de monitorización del estado del vehículo y una torre de empleo remoto de perfil bajo. Las entregas de esta versión comenzaron en octubre de 2017 como parte de un contrato de 92,2 millones de dólares concedido a General Dynamics en diciembre de 2015 para modificar 20 carros. El Ejército de Tierra estadounidense destinó 1.500 millones de dólares en su presupuesto para aplicar estas mejoras a 135 carros durante 2019, estando previsto que se actualicen hasta 299 carros hasta 2023. (José Mª Navarro García)

Fotografia: Dos de los actuales carros Abrams australiano (Ejército de Tierra australiano)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.