Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La demora de los submarinos S-80 podría requerir una quinta carena de los actuales

(defensa.com) El programa de nuevos submarinos S-80 para la Armada ha ido acumulando retrasos y sobrecostes por todos conocidos. Aunque ya se encuentra encarrilado el diseño final y en marcha los primeros dos submarinos, la Armada podría estar considerando someter los tres actuales submarinos en servicio a una quinta carena que asegurare la disponibilidad de los buques hasta la llegada del primer S-80 (el S-82) a partir de 2020.

Cada una de las carenas a las que se someterían los tres submarinos alargaría su vida útil otros cinco años, posibilitando las bajas de los S-70 conforme se incorporaran los nuevos S-80. Una quinta carena alargaría la vida de estos buques hasta cerca de los cuarenta años ya que los dos primeros submarinos de esta clase entraron en servicio en 1983.

Foto: El S-80 será un gran producto de exportación si llega a tiempo al mercado (Navantia)

Tras ponernos en contacto con la el gabinete del Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA) nos confirman que desde la Armada se han iniciado los contactos con el astillero francés DCNS para estudiar la viabilidad de esta extensión de la vida útil. Se supone que esta consulta se realiza por ser el astillero francés la autoridad de diseño que puede garantizar la idoneidad de esta modificación, realizándose las modificaciones en Navantia como en anteriores ocasiones. Para la Armada los submarinos de la clase S-70 a pesar de encontrarse en su último tercio de vida, se hallan en buen estado de conservación, habiéndose modernizado con sistemas que les permiten cumplir a plena satisfacción con sus actuales cometidos.

Actualmente la Armada dispone de tres submarinos de la clase S-70, el Galerna (S-71), el Mistral (S-73) y el Tramontana (S-74) mientras que el cuarto submarino, el Siroco (S-72), fue dado de baja en junio de 2012 cuando los cálculos sobre la entrada en servicio de los S-80 eran más optimistas. El nuevo calendario supondría que el primer submarino que entre en esta carena adicional sería el Mistral, en 2018, permaneciendo previsiblemente año y medio en carena, lo que permitiría tenerlo en servicio al menos hasta el 2024.

Foto: Submarino Mistral (Armada española)

Recordemos que el arma submarina tiene características particulares por su misión y por el funcionamiento de los submarinos. La Armada española tiene intereses tanto en el océano Atlántico como en el mar Mediterráneo, por lo que debería tener al menos un sumergible en cada una de esas áreas, además de al menos uno más en puerto listo para cualquier eventualidad y previsiblemente otro en dique seco sometido a una carena. Estas cuentas suponen que el número mínimo de sumergibles con los que debería operar la Armada son cuatro, algo que no se está cumpliendo ahora mismo ya que solo hay tres sumergibles disponibles (el Galerna y el Mistral) y el Tramontana en carena.

Foto: Submarino S-74 Tramontana (Armada española)

La cuarta carena del Tramontana comenzó en septiembre después de que en agosto se firmara la orden de ejecución entre la Armada y el astillero Navantia. Estas obras dejarán el submarino de nuevo listo para el servicio al menos hasta 2.019. Recordemos que las obras de carena tiene un coste considerable al someterse al buque a una revisión completa que requiere el desmontaje casi completa para realizar tareas de mantenimiento correctivo y preventivo. En el caso de la carena del Tramontana, esta requirió la aprobación del Consejo de Ministros para asignar 42,9 millones de euros que serán abonadas al astillero en cuatro anualidades. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.