Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Lista oficial de buques de la Armada española: Una Fuerza equilibrada con un importante adiós

(defensa.com) La Lista Oficial de Buques de la Armada  (LOBA) enumera de manera minuciosa, a lo largo de sus 29 páginas, los navíos y buques auxiliares que la dotan, una lista en la que ya se echa de menos al portaaviones “Príncipe de Asturias”, que tras 24 años de servicio fue finalmente dado de baja el 13 de diciembre de 2013. Igualmente tampoco aparece, respecto a la de 2012, el navío hidrográfico “Rigel”, que causaba baja tras 39 años en servicio en noviembre del año pasado con una emotiva ceremonia  en Puntales (Cádiz) y tras acumular 350.000 millas náuticas de navegación.

La LOBA, como no podía ser de otra forma, la encabeza el “Juan Carlos I”, oficialmente designado como Buque de Proyección Estratégica, aunque internacionalmente definido como un LHD. Le siguen las fragatas de las dos Clases con las que cuenta la Armada, las cinco “Álvaro de Bazán”, que forman la 31ª Escuadrilla de Escoltas con base en Ferrol (La Coruña), y las seis “Santa María”, basadas en Rota (Cádiz) y que están asignadas a la 41ª Escuadrilla de Escoltas.

Siguen en la lista los imprescindibles submarinos, de los que figuran tres de la Clase “Galerna”. La Flotilla de Submarinos, justo cuando se acaba de cumplir el 125º Aniversario de la botadura del revolucionario submarino de Isaac Peral, espera la llegada de los nuevos de la Clase S-80, que la empresa pública Navantia está construyendo en su planta de Cartagena (Murcia), y cuya primera unidad se entregará el año 2017 o 2018.

A continuación re recogen los medios anfibios, los dos navíos de la Clase “Galicia”, y las 14 Lanchas de Desembarco, las denominadas Landing Craft Mechanized/ lanchas de desembarco de medios mecanizados, conocidas por sus siglas LCM-1E, que proporcionan, junto al “Juan Carlos I”, una envidiable capacidad de proyección del poder naval sobre tierra.

Otro de los excelentes diseños de la industria naval española, los Buques de Aprovisionamiento en Combate (BAC), figuran en la lista, en concreto el “Patiño” y el más moderno “Cantabria”, que junto a su dotación paso todo el año desplegado en el seno de la Royal Australian Navy con pleno éxito, tras un inteligente acuerdo de colaboración entre la institución australiana y la Armada.

La LOBA sigue con los tres navíos de transporte ligero: “Contramaestre Casado”, “Martín Posadillo” y “Camino Español”, que trabajan incansablemente sobre todo a favor del Ejército de Tierra, y que facilitan el traslado de las diferentes unidades de éste entre la Península y los Archipiélagos y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Siguen presentes  el “Neptuno”, designado como navío de Salvamento y Rescate, y dos navíos auxiliares: el “Mar Caribe” y el “Alerta”. Este último, que procede de la marina de la extinta República Democrática de Alemania, cumple también misiones de inteligencia.

La enumeración continua  con los sencillos, pero indispensables, remolcadores “Mahón” y “La Graña”, que dan paso a las complejas unidades de Medidas Contra Minas (MCM), conformadas por los seis cazaminas Clase “Segura”, que se construyeron en la factoría de Navantia de Cartagena.

Tras los MCM nos encontramos con los medios de Acción Marítima, que van desde cuatro modernos BAM (Buques de Acción Marítima) a los veteranos patrulleros de la Clase “Descubierta” (modificada), que alinea cuatro de las antiguas corbetas que se transformaron para las misiones de patrulla naval, y que tan buen servicio dan, tanto en la protección de nuestra amplia ZEE (Zona Económica Exclusiva) como en misiones internacionales en el Golfo de Guinea y en el Cuerno de África, en el seno de la Operación Atalanta.

Dentro de la categoría de patrulleros con capacidad de vigilancia en la ZEE nos encontramos los de la Clase “Serviola” (4 unidades), “Toralla” (2), “Chilreu” (3) y los veteranos “Anaga”, de los que quedan tres unidades.

Cierran la lista de los patrulleros, los dos de vigilancia costera “P101” y “P114”, y el de vigilancia interior (que opera en el Río Miño), “Cabo Fradera”. Respecto a los hidrográficos se enumeran los dos Clase “Malaspina” y uno de la  “Castor”; en esta categoría de científicos también figuran los de Investigación Oceanográfica, “Hesperides” y “Las Palmas”, piezas claves para la presencia de España en la Antártida.

Para las tareas de enseñanza figuran un grupo de navíos, encabezada por el mítico “Juan Sebastián de Elcano”, y una serie de siete veleros de escuela. También para estas labores la Armada cuenta con ocho lanchas de instrucción de dos Clases diferentes.

La lista, antes de entrar con los Buques Auxiliares de la Armada, se cierra con dos lanchas Hidrográficas Transportables, la “Astrolabio” y la “Escandallo”. Respecto a los primeros se incluyen los que opera el Servicio de Aduanas, que depende del Ministerio de Hacienda, que van desde los oceánicos “Petrel” y Fulmar”, pasando por 35 patrulleras de diferentes Clases, que desplazan entre  87 y 14,65 toneladas a plena carga. (Texto y fotos: Julio Maíz Sanz).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.