Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El S-400Triumph intercepta y destruye un blanco balístico a 400 km. Rusia prepara ya el S-500 Prometheus

El 28 de abril, en el Distrito Militar Este, que cubre el este de Siberia y el Lejano Oriente, como parte de un juego de guerra, el sistema de defensa aérea ruso de largo alcanceS-400 Triumph (SA-21 Growler en la clasificación de la OTAN) siguió, interceptó y destruyó un blanco balístico de prácticas a una distancia de 400 km. del polígono de tiro de Telemba, situado en la República de Buryatia, a unos 200 km. al Este del lago Baykal. 

Se trataba de misiles balísticos enemigos simulados que supuestamente pretendían destruir objetivos de infraestructura de una base militar. Las tripulaciones capturaron la amenaza a 400 km., siguiéndolos y destruyéndolos. Para imitarlos se utilizaron varios misiles blancos supersónicos Favorite-RM y Armavir. Estas maniobras serían los primeros ensayos oficialmente confirmados del S-400 contra misiles balísticos de alta velocidad simulados. 

El Triumph es el último derivado del famoso S-300 de defensa aérea de largo alcance concebido contra aeronaves estratégicas y tácticas, así como frente a todo tipo de misiles, incluyendo balísticos, de crucero e hipersónicos. Según los datos que se ofrecen en el portal de Rosoboronexport, el S-400 tiene un alcance de hasta 400 km. y de 60 en el caso de misiles balísticos desplazándose a velocidades de hasta Mach 14; y a altitudes de entre 10 m. y 27 km, que en el caso de los balísticos es de entre 2 y 27 km. El enganche del objetivo es de 3-250 km. para los aéreos y de 5-60 km. para los balísticos. El sistema es capaz de operar en entornos muy pesados de contramedidas electrónicas. Un sistema comprende hasta ocho divisiones (batallones) y puede controlar hasta 72 lanzadores, con un máximo de 384 misiles superficie-aire y guiar hasta 180 de ellos simultáneamente, siguiendo hasta 80 blancos.

Sus características hacen que tenga un buen mercado potencial, en comparación con su más cercano competidos, el PAC-3 (Patriot Advanced Capability 3), pues engancha casi el doble de blancos (40 el PAC-3) y le aventaja en términos de seguimiento (125 el norteamericano), pudiendo ser más atractivo en términos de costo-eficiencia, proporcionado también transferencia de tecnología.  Actualmente está en servicio en la Federación Rusa, con al menos 57 divisiones, además de 2 que cubren las fuerzas de esa nación en Siria; en junio de 2016 otras 2 se entregaron a Bielorrusia como ayuda estratégica; y en 2014 se alcanzó un contrato entre Rosoboronexport y la República Poular China para una cantidad no especificada de divisiones, con entregas a partir de enero de 2018, realizando ejercicios en agosto de ese año.

Pese a una oposición estadounidense extremadamente dura, tanto Turquía como la India lo compraron, el primero a finales de 2017 por valor de 2.400 millones de dólares. Hasta ahora se han entregado a Turquía 4 baterías consistentes en 36 unidades de tiro y, cuando menos, 192 misiles, mientras que la India rechazó también las presiones de Washington y firmó un acuerdo de 5.430 millones de dólares el 5 de octubre de 2018, ignorando el acta CAATSA (Countering America's Adversaries Through Sanctions Act) estadounidense, estando previsto que las entregas concluyan a finales de este añoDiversas fuentes afirman que Arabia Saudita firmó la compra de S-400 en 2017, pero no parece que hasta ahora se haya hecho efectiva. Otros posibles clientes del Triumph podrían ser Egipto, Irán, Irak y Catar.

A pesar de las excelentes prestaciones del S-400, las Fuerzas Armadas rusas planean recibir los incluso más avanzados S-500 Prometheus, fruto del proyecto de investigación y desarrollo Triumfator -M. Según el viceministro de Defensa, Alexei Krivoruchko, los primeros ejemplares estarán listos en 2021, año que se firmará el contrato de compra, con entregas a partir de 2025, estando actualmente en curso los ensayos preliminares. Según Pavel Sozinov, de Almaz-Antey, sera capaz de interceptar blancos a cientos de km. de la superficie de la tierra, constituyendo una nueva generación de sistemas terrestres de defensa aérea para la intercepción de largo alcance y alta altitud, con misiles de mayor potencia, capaces de destruir misiles balísticos, aviones, helicópteros y otros blancos aéreos, incluyendo misiles de crucero. El alcance se cree que será de 600 km y detectará y destruirá simultáneamente hasta diez blancos balísticos supersónicos desplazándose hasta a 7 km/seg., así como destruir su cabeza de combate.

Fotografías: El S-400 desplegado.


El “Triumph” de ha mostrado en ferias.


Lanzamiento de un misil del sistema S-400 “Triumph”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.