Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Rusia refuerza su flota de carros de combate con el T-90M

Hace pocos años se presentaba el novedoso carro de combate T-14 Armata con el que Rusia sorprendió al mundo. Por lo que sabemos, pocos de ellos han sido fabricados hasta la fecha por motivos como su elevado precio y, por lo que algunos han difundido, varios problemas técnicos en su concepción.

Pese a ese hándicap, miles de ejemplares de modelos más antiguos, como los T-72, T-80 y T-90 siguen estando en servicio en diversas variantes. Sobre la plataforma de este último, del que se han puesto en servicio versiones mejoradas, se acaba de concretar la entrega de los primeros de su modelo más reciente, el T-90M. Justo hace unos días el Ministerio de Defensa de Rusia informó oficialmente de la entrega de un pequeño lote de los primeros ejemplares contratados a la 1st Guards Tank del Distrito Militar del Oeste.

Sobre este nuevo ingenio acorazado, que por sus detalles, estaría a caballo entre los de cuarta y quinta generación, sabemos se firmó un contrato en 2017 para la incorporación de un primer lote de 400 ejemplares que deberán ser fabricados por Uralvagonzavod y es más que probable que en el futuro se concreten más unidades, que pueden obtenerse tomando como punto de partida versiones más antiguas. Oficialmente designado con el apelativo Proryv-3, aunque traduciendo el nombre que le dan desde el Ministerio de Defensa de Rusia podíamos llamarlo Avance, este carro de combate incluye algunas mejoras y conclusiones obtenidas de la presencia rusa en Siria y de las operaciones allí desarrolladas.

Entre los cambios más visuales de un carro de combate que en su versión estándar pesa 46 toneladas y mide 9,63 metros, se aprecia una considerable mejora de su blindaje tanto en la torre, que cuenta ahora con un frontal más angulado y unos costados más voluminosos, como en el chasis, con planchas añadidas a la parte más frontal y a buena parte de sus costados.

En la parte posterior, protegiendo la zona del motor, se incluye una estructura a modo de rejilla para evitar los efectos de los proyectiles como los propios de lanzacohetes. Se le ha provisto con elementos de blindaje Relikt con módulos ERA (Explosive Reactive Armour) que tienen un buen potencial para hacer frente a proyectiles perforantes tipo APFSDS y a los de doble carga hueca, disposición complementada con un avanzado sistema de protección activa APS (Active Protection Sytem).

Se aprecian otros cambios interesantes. De un lado, se ha señalado que el cañón es la versión más reciente del modelo 2A46-M de 125 mm que trabaja junto a un alimentador automático con 22 proyectiles, aunque otros sitúan en él al 2A48 que también está instalado en el T-14. Lo que sí está claro es que se le ha instalado en la parte superior de la torre un afuste RWS (Remotely Weapon Station) controlado desde el interior con una ametralladora pesada de 12,7mm y que también incorpora un novedoso sistema de puntería para mejorar sus prestaciones cuando está en movimiento o cuando lo están los objetivos a alcanzar. La capacidad de movimiento del T-90M por todo tipo de terrenos es buena, al contar con un motor que desarrolla algo más de mil caballos y le confiere una velocidad punta de unos 60 km/h. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: T-90M.-Sólo hace unos días se ha conocido que las primeras entregas del carro de combate T-90M se han producido. (MD Rusia)

T-90M.-El blindaje de todo el carro está reforzado siguiendo los estándares más recientes para la guerra convencional y asimétrica. (MD Rusia)

T-90M.-En 2017 se contrataron 400 ejemplares de este avanzado carro de combate, aunque no se descartan lotes adicionales. (MD Rusia)

T-90M.-Además del blindaje reactivo que cubre buena parte de los elementos frontales, el T-90M incorpora un sistema de protección activa. (MD Rusia)

T-90M.-La llegada del T-90M refuerza la capacidad de Rusia para las operaciones propias del combate terrestre. (MD Rusia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.