Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

¿Qué pasó en el submarino ruso Losharik?

La tarde del pasado 1 de julio se produjo un incendio en el interior del submarino nuclear de investigación ruso “Losharik” cuando se encontraba realizando una misión de investigación en aguas profundas del Mar de Barents. El incendio fue controlado evitando que afectara al reactor nuclear, sin embargo 14 de los 35 tripulantes fallecieron por la inhalación de humo y gases tóxicos. Una vez que salió a la superficie fue remolcado hasta la base de Severomorsk donde el Ministerio de Defensa ha comenzado una investigación para conocer las causas del accidente.

Se trata del accidente más importante en un submarino ruso desde 2008 cuando el sistema de extinción de incendios del K-152 “Nerpa” se cobró la vida de 20 tripulantes e hirió a otros 41. Actualmente el “Nerpa” está al servicio de la Marina de India como INS “Chakra”. Antes, en 2000, dos explosiones a bordo del “Kursk” provocaron el hundimiento y posterior fallecimiento de sus 118 tripulantes

Oficialmente se reconoció la actuación en aguas territoriales rusas de un submarino “no convencional” de investigación que estaba realizando mediciones batimétricas en el fondo marino “en beneficio de la Marina Rusa”, aunque en ningún momento se ha reconocido la participación del Proyecto 10831 Losharik, cosa que sí han hecho los medios de comunicación rusos citando fuentes conocedoras. No se dieron explicaciones de cómo se originó el fuego, pero se informó posteriormente que al menos siete de los tripulantes fallecidos tenían alto rango, incluyendo dos con la distinción de “héroe de la Federación Rusa”, además el comandante del submarino se encontraba entre los fallecidos.

El AS-12 (las siglas AS se refieren en ruso a “estación nuclear”) “Losharik” es un submarino de investigación en aguas profundas diseñado específicamente para este fin, emplea siete esferas de titanio conectadas entre sí como casco principal, revestidas de un casco de diseño convencional. El nombre “Losharik” hace referencia a un personaje de animación ruso, un caballo de juguete formado por pequeñas esferas aunque el nombre empleado por la OTAN es NORSUB-5. Se ha informado de que ha operado a profundidades de hasta 2.500 metros en el Océano Ártico en 2012 aunque fuentes expertas cifran este dato en torno a los 1.000 m. Estaría diseñado para misiones de adquisición de inteligencia, recuperación de objetos sensibles, rescate en aguas profundas e investigación oceanográfica. Actúa frecuentemente junto al submarino BS-64 Podmoskivye, un submarino de la clase Delta IV modificado para actuar como sumergible nodriza, pudiendo desplazarlo unido a la parte inferior de su casco a largas distancias.

¿Qué pudo pasar?

defensa.com ha consultado a fuentes expertas, conocedoras del Arma Submarina para intentar saber qué pudo pasar en el interior del “Losharik”. En primer lugar se advierten varios errores, ya que cuando en un submarino se produce un incendio, el compartimento afectado debe evacuarse y cerrar su puerta estanca para a continuación desde la cámara de mando disparar la instalación fija de CO2, que debe extinguir el incendio. Se debe comprobar primero que no hay nadie dentro del compartimento pues podría morir asfixiado, como pasó en el citado submarino “Chakra” (ex “Nerpa”) cedido a la Marina india, donde una falsa alarma de incendio el 8 de noviembre de 2008, hizo que alguien disparase las botellas de CO2 sin comprobar si había gente dentro del compartimento, con el resultado que 20 miembros de la dotación y técnicos civiles murieron asfixiados.

En el caso que nos ocupa, se ve que no había instalación fija de CO2, y que los 14 que murieron no estaban adiestrados para apagarlo, pues un equipo de Seguridad Interior, llamado “Trozo de SI” (normalmente compuesto por 5 personas y un oficial de máquinas, convenientemente equipados con trajes anti incendio), atacan éste con extintores y mangueras de agua a presión. En este caso eran todos oficiales de alta graduación, que ni debían saber apagar incendios ni estaban equipados con trajes especiales. 14 era un número excesivamente alto de actuantes, previamente habían evacuado de la cámara afectada a un civil que salvó la vida.

Dado que la dotación del submarino era de 35 personas, 21 salvaron la vida al estar fuera del compartimento y consiguieron subir el submarino a la superficie, lo que se puede considerar todo un éxito, al evitar un desastre nuclear. Parece ser que el incendio se inició en el compartimento de baterías de acumuladores, lo que indica una mala ventilación o fallo del sistema de circulación de aire con una posible acumulación de hidrógeno, por gaseo de los elementos de la batería.  

En resumen, hay que lamentar la pérdida de 14 vidas humanas, pero el submarino se salvó y el reactor nuclear pudo ser apagado. Este submarino estaba explorando el fondo marino del Ártico, seguramente buscando yacimientos de petróleo y materias primas. En Rusia está considerado una unidad científica, carente de valor militar. Lo que se ha dicho en la prensa de está diseñado para cortar cables submarinos es ciencia ficción ya que para cortar un cable submarino no hace falta un submarino. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Posible configuración interna del Losharik (H. I. Sutton)

·Una foto no datada del Losharik (H.I. Sutton)

·Interpretación artística de la actuación del Losharik en el fondo submarino (Maritime Executive)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.