Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Más poder de combate para las Fuerzas Aerotransportadas rusas

El Ejército de Rusia mantiene desde hace unos años activo un proceso por el que está mejorando la capacidad de sus unidades aerotransportadas, las que se conoce como VDV (Vosdushno Desantnye Voyska Rossii). Paralelamente al crecimiento del número de personal que se integran en sus unidades, que ha subido desde una cifra inicial de unos sesenta mil efectivos a una que estipula que a finales de este año se alcancen los setenta y dos mil, se han tomado otras decisiones que buscaban ampliar su potencial como elemento de respuesta inmediata para dar solución a distintos tipos de crisis.

Recientemente, después de una declaración del presidente del comité de Defensa de la cámara estatal, la Duma, hemos conocido que se va a implementar un proceso por el que las Brigadas de Asalto Aéreo del Ejército Ruso -una quincena de ellas activas operando de forma independiente o agrupadas en el seno de divisiones, más otra adicional focalizada en Operaciones Especiales- van a ver reforzada su estructura y potencial para el combate. Buscando ese objetivo se ha decidido introducir en la estructura de cinco de las anteriores un nuevo batallón de carros de combate, siguiendo un proceso ya validado en las divisiones 7th Guards Air Assault de Novorossiysk y la 76th Guards Air Assault de Pskov.

Como el proceso, iniciado en 2018 en las dos últimas ha sido positivo, ahora se va a propugnar la creación de cinco batallones de carros más para las brigadas aerotransportadas que se sumarán a los dos que ya están en activo. Cada uno de ellos contará con cuatro o cinco decenas del carro de combate T-72B3, una variante muy actualizada que incluye protección mejorada para hacer frente a las amenazas más recientes -se incluye el blindaje reactivo Kontakt-5-, un motor del tipo V-92S2F que rinde 1.130 caballos para incidir en una mayor agilidad de movimientos o sistemas de puntería térmicos que inciden en su mejor potencial en el combate todo tiempo.

El refuerzo de unidades relativamente ligeras como las brigadas aerotransportadas rusas, que habían sido equipadas desde mediados de la década pasada con blindados oruga BMD-4 provistos con un cañón de baja presión de 100 milímetros y otro complementario de 30, con carros de combate deja clara la decisión del Ejército de Rusia en su apuesta por estructuras más focalizadas en los combates convencionales. Se aprovechan con esa transformación unos medios, como son los carros de combate, que pese a tener ya unos años han sido muy actualizados y siguen siendo un enemigo temible por parte de tropas que no estén provistas con ese material pesado destinado a servir como punta de lanza, tanto en ofensiva como en defensiva, de operaciones terrestres. (Octavio Díez Cámara)

Fotos:

-Las Fuerzas Aerotransportadas rusas se refuerzan con nada menos que siete batallones de carros de combate, dos de ellos ya constituidos. (MD Rusia)

-Rusia incide desde hace unos años en que sus brigadas Aerotransportadas tengan un mejor adiestramiento y equipo. (MD Rusia)

-Conflictos convencionales y lucha irregular en escenarios urbanos pueden ser asumidos sin problemas por las fuerzas de la VDV rusa. (MD Rusia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.