Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los hovercraft Proyecto 12322 “Zubr” de la Armada Rusa, los más grandes del mundo, en acción en el Báltico

Dos de los aerodeslizadores o hovercraft Proyecto 12322 “Zubr” de la Armada Rusa se han puesto a prueba en un ejercicio anfibio en las costas del Báltico. Los dos hovercraft o LCAC (Air-Cushioned Landing Craft) son los bautizados  “Yevgeny Kocheshkov” y “Mordovia”, forman parte del Proyecto 12322 clase “Zubr”, lanzado en la época soviética, desplazan 555 toneladas a plena carga, siendo los de mayores dimensiones jamás construidos, lo que no les impide alcanzar velocidades máximas de hasta 63 nudos.

Están especialmente diseñados para transportar a tierra a las unidades de asalto anfibio y parte de su equipo, además de brindarles con sus sistemas artilleros apoyo de fuego en el momento del desembarco. Así relataba el Ministerio de Defensa de Rusia el desarrollo de este supuesto anfibio: “Mientras se dirigían a la playa, las dotaciones de los LCAC emplearon los dos sistemas automáticos de armas de apoyo o CIWS (Close-In Weapon System) AK-630 dotado de un cañón multitubo (seis) de 30 mm para disparar a objetivos de superficie y aéreos. Igualmente pueden generar apoyo a los marines con sus dos sistemas de lanzacohetes de saturación  140 mm modelo “Ogon”. En el curso de la realización de tareas de entrenamiento de combate, también llevaron a cabo desembarcos de asalto anfibio en la costa no preparada. Los otros protagonistas del desembarco fueron el personal de una compañía de asalto aerotransportado de los marines de la Flota del Báltico y sus diez vehículos blindados de transporte de personal BTR-82A”.

Durante el ejercicio se realizaron tareas a bordo de control de daños, y acciones simulando un ambiente contaminado con armas de destrucción masiva atómicas, químicas y biológicas tanto en el mar como en tierra.

Aunque no pocos cuestionaron en su día  las capacidad anfibia de los LCAC por su vulnerabilidad al fuego enemigo, hoy se vuelve a valorar su capacidad para desplazarse sobre tierra,  eludiendo pequeños obstáculos (zanjas y trincheras) y campos de minas, moverse a través de pantanos y poder así desembarcar a las tropas tras superar estas defensas enemigas. También la todopoderosa US Navy está en plena fase de refuerzo y modernización de esta capacidad.

El enclave ruso de Kaliningrado en el Mar Báltico, donde la Armada rusa ha llevado a cabo el ejercicio con los LCAC,  limita con Polonia  y Lituania (los dos países forman parte de la OTAN) al norte y al este, un antiguo territorio de Alemania (Prusia Oriental) ocupado y anexionado por los soviéticos en 1945, que le da a Rusia su único puerto en la costa báltica que no se congela durante el invierno, por lo que la jefatura de su Flota del Báltico pasó desde San Petersburgo a Kaliningrado. (Julio Maíz Sanz).

Fotografía: Uno de los LCAC del Proyecto 12322 clase “Zubr” en la playa, delante se puede ver un BTR-82A. (foto Ministerio de Defensa de Rusia).

Uno de los BTR-82A de la infantería de Marina de la Flota del Báltico, al fondo se ve el LCAC del Proyecto 12322 del que acaba de desembarcar. (foto Ministerio de Defensa de Rusia).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.