Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Hospitales de campaña móviles y campamentos rusos para combatir epidemias

En el portfolio de equipos de  Rosoboronexport, que forma parte de la Corporación estatal Rostec rusa, hay un amplio abanico de medios para diagnosticar, curar y localizar las infecciones víricas y bacterianas. La compañía asegura puede ofrecer todo un conjunto de medios y equipos para una lucha eficaz contra la mayoría de amenazas epidemiológicas, comprendidas nuevas infecciones víricas. “En nuestro catálogo hay hospitales móviles con unidades especiales para diagnosticar y curar las enfermedades infecciosas, puestos de control y desinfección, así como módulos habitables para aislar y observar a las personas que están sometidas a cuarentena. Son autónomos, confortables para el personal médico y pacientes y pueden ser instalados en el plazo más breve, de uno a seis días”, explica Alexánder Mijéev, director general de Rosoboronexport.

El hospital de campaña móvil que ofrecen obedece al principio modular, diseñado y fabricado Proyecto-Técnica. En la configuración estándar este hospital es capaz de prestar durante un día la atención y asistencia médica calificada a unos 300 enfermos y heridos. Al mismo tiempo, puede hospitalizar a unas 30 personas por un plazo de hasta 30 días. La capacidad funcional del hospital móvil, la cantidad de camas, así como de los despachos médicos pueden ser aumentados hasta el número requerido. La composición y la cantidad de equipos y bienes médicos puede variar en función de la especialización y la capacidad funcional del hospital, teniendo en cuenta la posibilidad de reponer las reservas consumibles en los puntos de despliegue y otras necesidades del cliente.

El hospital está en condiciones de trasladarse en la composición completa o reducida por medios autónomos en transportes orgánicos (camiones portacontenedores de elevada capacidad, como los de Ural y Kamaz. Cuando se trata de largas distancias, puede moverse en ferrocarril, avión o barco. Cabe destacar que permite instalar también los módulos médicos (después de cierta adaptación) sobre otros chasis automóviles que proponga el cliente. Los contenedores/carrocerías pueden operar tanto montados sobre camiones, como instalados en el suelo.

Para bajar la carrocería desde el chasis del camión se emplean grúas o dispositivos de carga y descarga especiales. Los modernos sistemas de soporte vital garantizan condiciones de confort para el trabajo del personal en diversas zonas climáticas a la temperatura del aire exterior que pueda llegar hasta 50°С.

Además, Rosoboronexport ofrece el campamento autónomo APL-500, con capacidad para unas 500 personas, que se caracteriza por el ciclo cerrado de servicios esenciales. Está ideado para crear la infraestructura necesaria en zonas de terreno agreste. Tomando en consideración los últimos sucesos, en él pueden organizarse condiciones confortables para mantener en cuarentena a los ciudadanos en caso del peligro epidemiológico. Es completamente independiente, gracias a módulos de servicios sanitarios e higiénicos; para almacenar y purificar el agua; guardar víveres; cocinas, panadería aire acondicionado, unidades de descontaminación y reciclaje de deshechos y desperdicios. Para organizar la asistencia sanitaria y atender a las personas que están en el campamento, hay módulos de servicio médico. Cuenta con otro destinado a instalar el punto de control de acceso, que puede también suministrarse aparte.

Es posible igualmente su colocación de manera separada en lindes de territorios limítrofes con las regiones que han sido declaradas en cuarentena para organizar los puntos de control de acceso y el examen médico de las personas que se mueven entre las ciudades o zonas respectivas, a fin de prevenir la expansión de las enfermedades infecciosas y víricas. Los hospitales de campaña móviles y los campamentos autónomos de fabricación rusa que ofrece Rosoboronexport, pasaron una dura prueba en el marco de tanto las acciones de combate real, como las operaciones de salvamento implementadas por el Ministerio de Emergencias de Rusia, al igual que durante las acciones y operaciones de mantenimiento de la paz practicadas por instituciones de fuerza pública y las entidades de defensa civil de otros países.

Junto a los medios destinados a diagnosticar, curar y aislar las fuentes del peligro epidemiológico, Rosoboronexport puede suministrar a clientes extranjeros sistemas de control técnico de observancia del régimen de cuarentena y del autoaislamiento de personas. Por citar un ejemplo, con ayuda del sistema Ciudad segura, elaborado con la participación de empresas que forman parte de Rostec, a partir del momento de declaración en Moscú el día 5 de marzo de 2020 del régimen de alta preparación ante el riesgo del COVID-19, fueron revelados más de 200 casos de infracción del régimen de autoaislamiento.

Fotografía: Una de las instalaciones de los hospitales de campaña rusos.


Despliegue de hospital de campaña que promociona Rosoboronexport.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.