Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Las fuerzas especiales rusas utilizan scooter submarinos alemanes en el Mediterráneo

Las  más conocidas fuerza de élite de las Fuerzas Armadas de Rusia, los Spetsnaz, están  empleando los conocidos propulsores sub-acuáticos germanos Rotinor Black Shadow, según ha mostrado la televisión rusa. Las imágenes, que han sido difundidas en varias cuentas de twitter especializadas en defensa,  muestran a cuatro miembros de los Spetsnaz infiltrándose en la costa de Siria utilizando un sistema Black Shadow  tras salir de un submarino diésel-eléctrico de clase Kilo.

Estamos ante uno más de los múltiples ejercicios realizados en el marco de las macro maniobras que está realizando la Marina de la Federación de Rusia en el Mediterráneo Oriental, en el que participan 26 navíos y más de 30 aeronaves, de los que ya informó defensa.com.En una simulación de desembarco en las proximidades de Latakia (Siria) se han podido ver por primera vez a los buceadores de combate de las Fuerzas Especiales de Rusia, armados con fusiles de asalto AK-103, utilizando estos scooter de buceo o DPV (Diver Propulsion Vehicles) de alto rendimiento, un sistema  diseñado y fabricado en Stuggart (Alemania) por la empresa Rotinor  GmbH.

El Black Shadow es utilizado por las principales fuerzas especiales del planeta, incluidos los conocidos SEAL (Sea Air and Land) de la US Navy, y la FGNE (Fuerza de Guerra Naval Especial) española, y aunque es conocido que Rusia los adquirió en 2013, no existen imágenes de ellos a manos de los Spetsnaz.

El DPV Black Shadow se suministra en dos versiones: para transportar dos o cuatro buceadores de combate, como el que se ve en las imágenes operado por los Spetsnaz. La velocidad de movimiento bajo el agua es de diez kilómetros por hora, gracias a la propulsión de su silencioso motor eléctrico de 8 HP, que otorga tres horas de funcionamiento. Este propulsor que funciona lanzando chorros de agua está controlado por 10 niveles de potencia, que permiten al operador alternar su utilización tanto en maniobras de baja como de alta velocidad.                                                               

El RBS se puede navegar hasta una profundidad de 60 m, por lo que es ideal para todo tipo de misiones submarinas de infiltración/exfiltración de operaciones especiales. El diseño hidrodinámico del sistema le otorga a este DPV un alto grado de agilidad en el agua. Todas las maniobras de dirección y buceo se realizan simplemente cambiando el peso del cuerpo. El sistema de arnés especialmente desarrollado permite al operador controlar fácilmente el importante empuje de más de 70 kilógramos. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·Spetsnaz rusos navegando bajo el agua con un DPV Black Shadow.

·Primer plano de los Spetsnaz operando con el DPV Black Shadow en el Mediterráneo Oriental.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.