Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea rusa se dotará con los nuevos cazabombarderos Su-30SM1

El Ministerio de Defensa de Rusia ha hecho un primer pedido a la empresa PJSC Sukhoi Corporation para la adquisición de aviones de combate multipropósito de serie de la última versión del exitoso cazabombardero biplaza  Su-30, la SM1. Esta versión ha sido profusamente actualizada teniendo en cuenta los resultados de los primeros años de misiones operacionales de la versión actual SM y con la experiencia adquirida durante su despliegue en operaciones de combate Siria, donde, el  3 de mayo de 2018, uno de los Su-30SM se estrelló en las cercanías de la localidad costera de Jabla, falleciendo sus dos tripulantes. 

El nuevo Su-30SM1 tiene motores más potentes y una aviónica mejorada en la que destaca un nuevo sistema de radar, lo que mejora su maniobrabilidad y eficiencia en  combate.  La Fuerza Aérea rusa recibirá sus primeros Su-30SM1 antes de finales del próximo año, aunque las entregas a gran escala no comenzarán hasta el año 2021. El objetivo es que progresivamente todos sus Su-30SM sean de la versión SM1, ya sean nuevos de fábrica o actualizados. La noticia la desvelaba el medio ruso “Isvestia”, que no detalla las cantidades solicitadas a la firma Sukhoi, que construye estos aparatos en su factoría de Komsomolsk-on-Amur (Este de Rusia). Se espera que los dos primeros Su-30SM1 que se entreguen se utilizarán para pruebas en vuelo, integración de sistemas y armamento, y entrenamiento de los primeros pilotos.

Estos cazas de última generación estarán equipados con la nueva versión de los probados motores Saturn AL-41F1S, cuya actual versión emplean los Su-35S y SM. Este motor tiene un empuje mejorado mientras que su vector ajustable permite a la aeronave una alta maniobrabilidad. La vida útil del nuevo AL-41F1S es cuatro veces mayor, además de tener un consumo de combustible significativamente menor.  La otra innovación es el potente radar Tikhomirov NIIP N035 Irbis (leopardo de las nieves), que es un radar hibrido con capacidad pasiva de barrido electrónico o PESA (Passive Electronically Scanned Array). Según fuentes rusas, estaríamos ante el radar más potente del mundo.

Otro importante apartado es la modernización de la panoplia de armamento que puede emplear, con las bombas modulares guiadas (por láser en la versión LG-E y satélite S-E) KAB-250. Este proyectil aire-suelo cuenta con una versión con una cabeza de alto explosivo de fragmentación o HEF (High-Explosive Fragmentation) y está diseñada para atacar material no blindado, como cruces ferroviarios, depósitos y otras instalaciones. También puede emplear los misiles aire-superficie de tipo crucero Kh59MK2, que tiene características furtivas o stealth. Estamos ante la una versión mejorada del Kh-59, un mísil probado ampliamente en Siria, que pertenece a los sistemas de armas de alta precisión que funcionan según el principio de “disparar y olvidar”.  (Julio Maíz Sanz).

foto: El modelo previo Su-30SM, en el que se basa el nuevo SM1. (foto: Alex Beltyukov).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.