Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Dos nuevas patrulleras rápidas de la clase “Raptor” para la Armada rusa

El astillero Pella de San Petersburgo puso a flote otras 2 modernas patrulleras rápidas de la clase Raptor o Proyecto 03160, destinadas a la Flota del Báltico de la pujante Armada de la Federación de Rusia. La ceremonia  de botadura de las unidades 15 y 16 de la serie fue presidida por el jefe del Departamento de Construcción Naval de la Marina, el contralmirante Vladimir Tryapichnikov, y el máximo responsable ejecutivo de la empresa, Herbert Tsaturov. Tryapichnikov leyó un mensaje de felicitación del comandante en jefe de su Institución, el almirante Nikolai Yevmenov, quien transmitió que la construcción de esta serie de 2 unidades del Proyecto 03160 era importante para la seguridad de las bases navales. Se anunció que estos pequeños medios se incorporarán el próximo mes de junio.

Aunque no se precisó cuál será la base de destino, todo apunta que será la de Baltiysk (en el Oblast de Kaliningrado), ya que a la mítica de Kronstadt, sita muy cerca de la ciudad de San Petersburgo, ya se destinaron varias de las primeras construidas. El paso previo a la entrega serán las pruebas de mar y la capacitación de sus dotaciones, que ya está en marcha en el centro conjunto de entrenamiento de la Armada sito en San Petersburgo. En el acto  también se puso énfasis en que además de en la  fabricación de buques de guerra de aguas azules y verdes (proyección oceánica y protección de las aguas territoriales, respectivamente), la Armada  presta mucha atención al desarrollo de infraestructuras que deben protegerse de manera confiable. En esas tareas de seguridad estás rápidas patrulleras son muy útiles, dado que, según los marinos rusos, son confiables, marineras y rápidas.

Las lanchas rápidas del Proyecto 03160 tienen como misión patrullar las aguas costeras, realizan operaciones de búsqueda y rescate, o SAR (Search and Rescue), e interceptan objetivos navales de pequeño tonelaje, aunque su principal rol actual es defender las bases navales y puertos de ataques de pequeños medios marítimos y aéreos. Como arma principal cuentan con una estación de armas a control remoto RCWS (Remote Controlled Weapon Station) estabilizada de uso naval dotada de una ametralladora de 14, 5 mm. y un sensor EO/IR (Electroóptico/Infrarrojo) con un alcance de detección de 3.000 m. y fuego de precisión a una distancia de 2.000. Como armamento secundario cuenta con dos ametralladoras PKP Pecheneg 6P41 de 7,62 mm, instaladas a cada lado de la patrullera .

La protección blindada incluye paneles Br4 y ventanas con vidrios de 39 mm. de espesor a prueba de balas. Su desplazamiento es de 23 ton., la eslora de 16,9 m., la manga de 4,1 y el calado de 0,9. La velocidad máxima es de 50 nudos y su radio de acción es de unos 160 km. Llevan una dotación de sólo 2 o 3 marinos, aunque pueden acomodar hasta 20 efectivos, como serían infantes de marina para asaltos navales a embarcaciones sospechosas u hostiles. Son especialmente aptas para operar en aguas marrones (costeras) libres de hielo, estrechos y deltas fluviales, tanto de  día como de noche, gracias a sus avanzados sensores y la capacidad de la RCWS. El Proyecto 03160 se parece mucho al diseño sueco de Stridsbåt 90 o CB90, que usan múltiples usuarios, como la Armada de México o la US Navy (Julio Maíz Sanz).

Foto:  Las dos nuevas patrulleras rusas del Proyecto 03160 en el astillero Pella de San Petersburgo.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.