Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Armada rusa utiliza delfines para vigilar su base naval en Siria

La presencia de corrales marinos en pleno puerto de Tartus, la instalación de la armada siria que utilizan sus aliados de la Federación rusa, pondría en evidencia que éstos últimos están usando cetáceos para vigilar la base naval contra ataques de submarinistas.

Los proyectos de mamíferos marinos de la Armada rusa o Voyenno-morskóy flot (VMF) ganaron la atención mundial cuando apareció una ballena beluga domesticada en el norte de Noruega en abril de 2019. El cetáceo llevaba un arnés con una inscripción de San Petersburgo y un soporte para una cámara. Apodado Hvaldimir, escapó muy probablemente de un programa de entrenamiento para su utilización por la Flota del Norte de la VMF, desde alguna de las bases navales del Mar de Barents, cercanas a ciudad de Múrmansk.

Con estos antecedentes, ahora parece que la VMF desplegó mamíferos marinos, muy posiblemente delfines, que tienen presencia natural en todo el Mediterráneo, para apoyar las tareas de seguridad de la base naval de Tartus a fines de 2018.

La noticia la releva el especialista en guerra submarina H I Sutton en el medio Forbes, que facilita además las coordenadas de su localización: 34 ° 54'35.16 "N, 35 ° 51'46.46" E, en la que se puede ver los citados corrales, que se aprecian en la imagen que acompaña la noticia.

Tartus, una instalación imprescindible para Rusia en el Mediterráneo, ha aumentado su importancia según Moscú ha ido incrementando su presencia aeronaval en el Mare Nostrum, en un volumen sin parangón desde la desaparición de la Unión Soviética en 1991. Además la VMF tiene basados en la instalación siria sus preciados submarinos, que serían un muy valioso objetivo de alguna de las facciones que luchan en la Guerra Civil contra el dictador Al Assad, al que apoya abiertamente Moscú con sus  Fuerzas Armadas (FAS). También serían un objetivo para la inteligencia de alguno de los otros actores gubernamentales que intervienen el conflicto sirio, con más o menos implicación.

Contra dichos riesgos, los delfines probablemente se usarían para contrarrestar a los buzos enemigos que podrían intentar espiar o sabotear los navíos militares atracados en dicho puerto. Los mamíferos marinos también podrían usarse para recuperar objetos del fondo del mar o para realizar misiones de inteligencia, utilizando sensores unidos al animal con un arnés, como en el caso de la citada ballena polar beluga.

Los delfines en Siria probablemente provienen de una unidad ubicada cerca de Sebastopol (Crimea), sede principal de la Flota del Mar Negro de la VMF, que es por obvias razones geográficas la más relacionada con la de Tartus. Esta base, que se localiza en las coordenadas 44 ° 34'53.12 "N, 33 ° 24'8.36" E, tiene uno corrales aparentemente más amplios, por lo que la instalación mediterránea podría no ser permanente, y que los despliegues de delfines en ésta sean temporales.  (Julio Maíz Sanz)

Foto: Imagen satélite de los corrales instalados por los rusos en el interior del puerto de Tartus. (foto Google Earth)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.