Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Armada rusa construirá refugios blindados para sus submarinos

Los submarinos rusos tendrán refugios blindados equipados con agua, electricidad y suministros de vapor. Están diseñados para los SSBN (Submarine Ship Ballistic Nuclear) de la Clase Borey del Proyecto 955 y la Yasen de SSGN (Submarine Ship Guided-Missile) del Proyecto 885, así como para los diesel-eléctricos de la Lada de los proyectos 636 y 677. Cada refugio defenderá al sumergible de bombas y misiles e incluso de un ataque nuclear. La construcción comenzará este año en la base Vilyuchinsk de la Flota del Pacífico, en Kamchatka, según el Ministerio de Defensa.

En 2020 se iniciará en las bases de despliegue de la Flota del Norte, cerca de Severomorsk. Se trata de una instalación sofisticada de hormigón armado de 50 m. de altura. Según un ex comandante de submarinos, el contralmirante Vsevolod Khmyrov, héroe de Rusia. “En los años soviéticos, las bases se construyeron para proporcionar un refugio adecuado. Por ejemplo, se hizo una planta de revisión para submarinos dentro de una montaña en Balaklava para la flota del Mar Negro. Dichas instalaciones protegen de manera confiable contra los ataques aéreos, aumentan la supervivencia y la preparación para el combate de buques de guerra y submarinos.

Los muelles están construidos para cargar rápidamente misiles y torpedos y los refugios deben garantizar reparaciones rápidas. Los refugios también tienen que impedir la actuación de equipos de subversión, cuya táctica de se actualiza constantemente y plantea una gran amenaza para las bases navales, barcos y embarcaciones. En Occidente, Noruega y Suecia se dedicaron a la construcción a gran escala de refugios para submarinos. Los escandinavos los escondieron en vías enclavadas en rocas costeras. En la época soviética, un proyecto de refugio submarino fue diseñado como un búnker. 

Era una construcción rectangular con tubos de hormigón armado equipados con suministros de agua, electricidad y vapor, que podía albergar uno o varios submarinos. El espacio interior estaba dividido por enormes paredes de pilares cubiertas por un techo de hormigón armado contra misiles y bombas. Solo se construyó un búnker en Crimea. En las flotas del Norte y del Pacífico, incluso los SSBN atracaron a la intemperie. La mayoría de las construcciones no tenían suministros de electricidad, afectando la preparación para el combate de los submarinos. La Unión Soviética repartió los SSBN entre las flotas del Norte y del Pacífico. 

Hoy la principal fuerza naval estratégica opera en la flota del Norte, pero la situación cambiará pronto y la construcción del primer refugio en Vilyuchinsk es una confirmación. Los profesionales de este arma valoran la base en Kamchatka por su conveniente ubicación geográfica, pudiendo un submarino navegar directamente hacia el océano, permitiendo la rotación encubierta en el servicio de combate. La flota del Norte de SSBN tiene que navegar por el mar de Barents, lo que restringe la maniobra. La Armada rusa ha estado reforzando sus fuerzas nucleares estratégicas en el Este últimamente. La flota del Pacífico pronto recibirá el SSBN Knyaz Oleg, de la Clase Borey-A, del Proyecto 955M y que se desplegará en Kamchatka.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.