Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El jefe del Programa del submarino S-80 Plus nos cuenta los avances del programa

Desde su privilegiada posición al frente de la Jefatura del Programa S-80 Plus, Agustín Álvarez Blanco nos actualiza la información de este importantísimo programa para la Armada, para Navantia y para la base industrial nacional de defensa, empezando por la situada en la Región de Murcia.

¿En qué situación está ahora mismo el programa S-80 “Plus”?

El S-81 se halla en su fase final de construcción, después de haber completado el cierre de su casco resistente durante el pasado diciembre. Se está trabajando en la finalización de los locales y se ha producido un gran avance en los trabajos de cableado y conexionado de cara a la realización del primer hito de seguridad, Puesta en Tensión, en octubre de 2020. El S-82 se encuentra con los alargamientos del casco resistente completados, los trabajos se centran en fabricaciones de bloques, polines, tubería, conductos y soportes) y armamento estructural. En el S-83 se han terminado de construir los anillos del alargamiento y este se completará durante el año 2020. En cuanto al S-84, a finales de 2020 comenzará la fabricación del casco resistente. Los dos simuladores, tanto el táctico como el de plataforma, se encuentran ya cedidos a la Armada para el adiestramiento de la dotación, que ya ha comenzado.

¿Cuáles son los hitos más recientes y los próximos?

Antes de llegar al hito de la Puesta a Flote del S-81, previsto a finales de marzo de 2021, se deben cumplir los dos primeros hitos de seguridad del submarino: Puesta en Tensión a finales de octubre y Listo para Embarque de Baterías, en diciembre. Además de las pruebas de calificación del simulador táctico, cabe destacar también el fin del montaje del sonar de flanco, de la alineación de la línea de ejes y la finalización de la instalación de los tubos lanzatorpedos.

¿Cómo está afectando la situación de pandemia que nos ha tocado vivir?

Desde el Real Decreto de activación del estado de alarma del 14 de marzo, los trabajos en el programa S-80 se vieron fuertemente impactados. En la actualidad las actividades productivas se han reactivado al 100 por ciento, toda la industria colaboradora pre-COVID se ha reincorporado a la obra y se están aplicando con éxito los exigentes protocolos contemplados en el reglamento de Seguridad y Salud Laboral de Navantia para la convivencia con el COVID-19. Se han replanificado también las entregas y asistencias técnicas de suministradores nacionales e internacionales afectados también por el COVID-19. Desde el inicio de la crisis se ha mantenido contacto fluido y permanente con la DGAM, retomándose las reuniones formales semanalmente por medios telemáticos de manera inmediata y acordándose también una nueva línea base de planificación del programa.

¿Llevarán los dos primeros sumergibles algunos elementos ya del AIP a la espera del reformador?

Los submarinos S-81 y S-82 llevarán incorporados desde su construcción los tanques que sirven para el almacenamiento de los reactivos que necesita nuestro sistema AIP BEST, es decir, bioetanol y oxígeno líquido. Los equipos que conforman el sistema se han diseñado para que en el futuro puedan introducirse por partes a través de las escotillas de acceso, de forma que no es necesario cortar el casco en el futuro para integrarlos. El desarrollo del reformador de bioetanol ha llevado consigo la necesidad de adaptación e integración con el resto de los elementos que componen el sistema y, por tanto, su embarque se hará de forma conjunta en la primera gran carena de esas unidades. Cuando llegue ese momento, el primer sistema ya estará operativo en el S-83.

¿La Armada ha trasladado planes para incrementar el número de submarinos previsto inicialmente?

El programa consta de 4 unidades y no se han trasladado planes oficiales a Navantia de incrementar el número.

¿Cuánto aporta la industria nacional al programa y en qué áreas?

El Programa de submarinos S-80 del Ministerio de Defensa y la Armada es prioritario para cubrir las necesidades de la Estrategia de Defensa nacional y para los empleos que genera su construcción en el astillero de Navantia de Cartagena. Además, el Programa es estratégico para el posicionamiento tecnológico e industrial, tanto de Navantia, como de las numerosas empresas españolas que participan en el mismo. La industria nacional tiene un peso muy relevante en el programa S-80. Esta colaboración tiene lugar en todas las áreas del Programa, desde el desarrollo de sistemas y suministro de equipos principales, hasta la construcción del propio submarino, pasando por el apoyo al diseño, estudios de seguridad o el control de calidad.

Destacan empresas, como Gamesa, que es desarrollador del motor eléctrico principal; Fluidmecánica, que suministra las plantas hidráulicas; o Gabadi que fabrica e integra a bordo el módulo de habitabilidad. Especial mención debe hacerse a Abengoa Innovación y su sistema procesador de bioetanol, que sitúa al submarino S-80 a la vanguardia mundial en la tecnología de propulsión independiente del aire (AIP), permitiendo una autonomía en inmersión superior a 15 días. Es muy importante destacar el papel de Navantia Sistemas, que detallará su responsable, y la colaboración de dos socios nacionales de referencia: SAES e Indra.

La construcción del submarino en las instalaciones de Navantia en el Astillero de Cartagena está permitiendo desarrollar y mantener un tejido industrial, que se desarrolla alrededor del Programa de submarinos, con empresas especializadas en las labores productivas para la fabricación y montaje de estructuras, tubería, equipos, cableado y conexionados. También destaca la participación de empresas nacionales en el control de calidad del submarino, el cual, por sus características especiales de navegación, hace necesaria la aplicación de unos estándares de calidad muy elevados. Estos estándares están favoreciendo el desarrollo de un núcleo de empresas expertas y la investigación de nuevas técnicas pioneras en España.

¿Qué está suponiendo para Navantia y para que el submarino pueda concurrir en programas internacionales?

Este Programa ha supuesto para Navantia asumir por primera vez el rol de autoridad técnica de diseño. Esto ha hecho necesario potenciar las capacidades de diseño que ya existían y desarrollar muchas otras. En ese camino ha sido muy importante la colaboración con tecnólogos internacionales y en concreto el soporte brindado por la US Navy y General Dynamics Electric Boat. En la actualidad disponemos de una importante capacidad de ingeniería con la experiencia necesaria en submarinos y preparada para afrontar nuevos diseños y el ciclo de vida de los S-80.

Al mismo tiempo, ha sido necesaria la construcción de un ecosistema industrial único, en el que se conjugan las capacidades de diseño propias y de los colaboradores, la cadena de suministro y el soporte tecnológico (centros y universidades), que trabajan sobre unas infraestructuras de primer nivel disponibles en el Astillero de Cartagena para el desarrollo de los procesos clave de este producto. Todo lo anterior habilita a Navantia para competir en el mercado internacional y actualmente estamos participando en el concurso de 6 submarinos para la India, el conocido como P-75(I). En este Programa, tras ser precalificados en enero de este año por el Ministerio de Defensa indio, junto con otros cuatro diseñadores internacionales, participamos con una evolución del submarino S-80 adaptado a los requisitos del cliente y las exigencias de participación de la industria local. El S-80 como punto de partida es el diseño más próximo a los requisitos y, por tanto, el de menor riesgo.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.