Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

“La capacidad ISR de la Armada española se verá ampliamente mejorada con la entrada en servicio de los submarinos de la Serie 80”

Entrevistamos al capitán de navío Ernesto Zarco Gil, desde el 28 de junio de 2019  Comandante de la Flotilla de Submarinos (FLOSUB) de la Armada española, Jefe de la Base de Submarinos “Isaac Peral” y Director de la Escuela de Submarinos “Almirante Mateo García de los Reyes”.

¿Cuál es la situación actual de la FLOSUB en términos de personal, unidades navales, etc.?

El Arma Submarina cuenta con un Estado Mayor, 3 Submarinos, la Base y la Escuela de Submarinos “Almirante García de los Reyes” en los que trabajan un total de 331 efectivos de los cuales 32 son mujeres. Entre los 3 submarinos contamos con 189 personas, de las cuales 26 son mujeres, distribuidos en 25 oficiales, 48 suboficiales y 116 MTM (Militar de Tropa y Marinería). El Estado Mayor, con 39 efectivos, tiene 12 oficiales, 13 suboficiales y 14 MTM. La Base de Submarinos la conforman 43 efectivos, 3 oficiales, 12 suboficiales y 28 MTM.

Finalmente el equipo docente de la Escuela de Submarinos es de 43 personas con 4 oficiales, 25 suboficiales y 14 marinería.

La situación actual del Arma Submarina es la de una total operatividad, a pesar de la veteranía de sus unidades debido al retraso en la entrada en servicio de los nuevos submarinos de la serie S80. En la actualidad, la Flotilla de Submarinos está formada por tres unidades: “Galerna”, “Mistral”, y “Tramontana”.

Los submarinos “Mistral” y “Tramontana” se encuentran operativos, mientras que el “Galerna” está en su 5ª Gran Carena, proceso que generalmente dura dos años y durante el cual se realiza una revisión completa de todos los elementos del submarino para su comprobación y sustitución en caso de que sea necesario. Esto permitirá que el “Galerna” pueda alargar su vida operativa durante 5 años más. El “Mistral”, en su final de ciclo operativo, comenzará su desarme y posterior baja en junio de este mismo año, al haberse decidido recientemente no acometer su 5ª Gran Carena.

El “Tramontana”, que concluyó las obras de la 4ª Gran Carena a finales de 2016, continuará operativo hasta comenzar su 5ª Gran Carena en 2022, fecha en la que previsiblemente sea dado de baja al coincidir con la entrada en servicio del primer submarino de la serie S80, el “Isaac Peral”. Le seguirán tres unidades más hasta completar una Flotilla de cuatro submarinos que será una de las más avanzadas del mundo en lo que a submarinos convencionales se refiere.

¿Cómo se prepara la FLOSUB cara a la incorporación de los submarinos S-80?

La FLOSUB tiene un importante número de desafíos que afrontar de cara a la llegada de los nuevos submarinos. En primer lugar todo el personal submarinista de la Armada se forma en la Escuela de Submarinos y adquiere experiencia a bordo de los submarinos de la flotilla, y la experiencia es esencial para el manejo de este tipo de unidades debido a las particularidades de la navegación submarina.

En lo que respecta al personal, actualmente estamos formando los oficiales, suboficiales y personal de marinería que hemos calculado que necesitaremos en el futuro, contando con los que se prevé que desembarquen por edad o ascenso, y el plan de entradas en servicio y bajas de las unidades.

Pero además hay una serie de elementos logísticos de infraestructuras que es preciso adecuar antes de que el primer submarino entre en servicio. Entre ellas, y las más destacables, es la modificación y dragado de las fosas de atraque de los submarinos, ya que el nuevo S80 es de unas dimensiones mayores de las inicialmente esperadas. También es preciso rehabilitar el taller de baterías, esencial para la recepción y mantenimiento de las nuevas baterías de los submarinos, los edificios de dotación y del Grupo de Apoyo al Sostenimiento de los S80. Todas estas acciones están contempladas en los correspondientes Documentos de Necesidad Funcional (DNF) y serán realizadas en los próximos años. El responsable en la Armada de todas estas obras es la Jefatura de Apoyo Logístico.

¿Cómo colabora/coordina la FLOSUB con la industria y la oficina del programa del S-80?

La FLOSUB, que depende directamente del ALFLOT (Almirante de la Flota), mantiene un contacto y coordinación permanente con la Sección de Submarinos del Estado Mayor de la Armada, y con la oficina de programa del S80.

Igualmente, la FLOSUB mantiene una estrecha colaboración con el Astillero constructor del S-80. Esta colaboración se centra, fundamentalmente, en preparar a los instructores de la Escuela de Submarinos que van a apoyar el adiestramiento en simuladores antes mencionado y, por otra parte, en asegurar que la Armada contará con personal suficiente en cantidad y calidad para cubrir los puestos necesarios. De la misma manera, y como se ha indicado también anteriormente, la FLOSUB es la encargada de asegurar que las adecuaciones logísticas necesarias se han realizado, de nuevo en coordinación con la oficina de programa.

¿Nos podría dar detalles de los plazos y de cómo será la dotación de quilla del primer S-81?

La Dotación de Quilla del S81 estará compuesta, de acuerdo a la plantilla orgánica experimental por 40 submarinistas distribuidos en 8 oficiales, 15 suboficiales y 17 MTMs. El primer grupo, formado por 1 oficial, 16 suboficiales y 8 MTMs, ya se encuentran destinados en el S-81 desde enero 2020, y tiene como cometido apoyar al personal de la Inspección de Construcciones del Arsenal de Cartagena antes de la llegada del resto del personal.

Un segundo grupo se incorporará en febrero 2020 y asistirán a todos los cursos de mantenimiento de los diferentes equipos tanto de plataforma como del sistema de combate del barco. Finalmente, el resto de la dotación se incorporará a finales de año y recibirá la formación necesaria junto con el resto de la dotación, para estar certificados para el manejo del buque al comienzo de las pruebas de mar.

Añadir que, al ser una dotación tan reducida, para paliar las posibles bajas de personal que se produzcan, por los motivos que sean, durante las pruebas de mar y cuando haya sido entregado a la Armada, se ha aprobado recientemente una refuerzo de plantilla para duplicar ciertos puestos que se consideran críticos.

¿Podría facilitarnos algún detalle de cómo sería el plan de instrucción para las dotaciones de las siguientes unidades del tipo S-80, una vez este en servicio el S-81?

Las dotaciones de las siguientes unidades seguirán un plan de formación similar al de la primera, con la particularidad de que esta formación será impartida por la Escuela de Submarinos. Para ello, se ha formado a profesores de esta Escuela, de forma que puedan impartir los cursos. Además, contaremos con la ventaja de que el tiempo entre el primer y segundo submarino nos permitirá ajustar los planes de formación y contar con personal con experiencia en el manejo del buque.

¿Qué papel desempeña en dicha preparación el nuevo simulador de manejo del S-80?

Los simuladores son fundamentales para el adiestramiento de las dotaciones de submarinos, ya que en ellos se pueden reproducir situaciones que se podrían presentar en la mar y que requieren de reacciones prácticamente automáticas por parte de la dotación. Además, estas situaciones no siempre es aconsejable simularlas en el mar debido al riesgo que entrañan para la plataforma.

En el caso del S-81, y al tratarse de un prototipo, los simuladores de manejo serán el “banco de pruebas” donde la primera dotación podrá realizar su preparación y certificación antes de comenzar con las pruebas de mar. Este adiestramiento será parte del plan de formación de la dotación, e incluye los conocimientos teóricos acerca de los equipos y sistemas de la plataforma y sistema de combate, así como unas fases de adiestramiento en simuladores y a bordo del submarino en puerto. Los simuladores son considerados como el quinto submarino de la serie por su importancia en la formación y posterior adiestramiento de las dotaciones.

¿Cuándo está prevista la entrega de la primera unidad?

El S-81 “Isaac Peral” está previsto que sea entregado a la Armada, una vez finalizadas las pruebas de mar (SAT) en Septiembre de 2022. Los siguientes entrarán en servicio con una cadencia de +22, +20 y +16 meses aproximadamente y que respectivamente se llamarán: “Narciso Monturiol” (S-82), “Cosme García” (S-83) y “Mateo García de los Reyes” (S-84), todos ellos ilustres submarinistas como Isaac Peral.

¿Qué nuevas capacidades, o mejoras de las actuales, otorgará el S-80 a la FLOSUB?

Lo primero es decir que, a pesar de que los S-70 se han ido actualizando en la medida de lo posible, el salto tecnológico en todas las áreas del nuevo submarino S-80 supone un paso de gigante de la era analógica a la digital. En lo que respecta a la plataforma, el nuevo submarino traerá un sistema integrado de control que permite un manejo en remoto de casi todas las operaciones, además de una enorme seguridad al contar con un gran número de mecanismos de control del funcionamiento y anomalías. Por otra parte, a partir de que el submarino cuente con el sistema AIP (el primero será el S-83), el submarino ganará aún más en autonomía y reducirá de forma extraordinaria su coeficiente de indiscreción, al no ser necesario cargar las baterías por medio de los motores Diésel.

En lo que respecta al sistema de combate, el paso más importante es que el S-80 dispondrá de un sistema de combate integrado en el que la información y control de todos los sistemas de detección y armas estará intercomunicada, mejorando las prestaciones de su empleo. Además, tendrá capacidades completamente nuevas para el Arma Submarina como es la capacidad de lanzar misiles, tanto de ataque a buques de superficie como de ataque a tierra (Sub-Harpoon y Tomahawk).

Además, los medios de detección submarina de los que dispondrá, especialmente el sonar de flanco, le permitirán explotar frecuencias acústicas mucho más bajas que las actuales, con el consiguiente incremento en los alcances de detección e identificación. Finalmente, los periscopios dotarán al submarino de una capacidad de obtención de inteligencia de imágenes, notablemente mejorada respecto a los actuales medios disponibles, mientras que los equipos de detección de señales electrónicas, tanto de banda radar como de comunicaciones nos dotarán de una mucho mejor capacidad de obtención y explotación de inteligencia de forma encubierta, lo que supone que el objetivo no altere su patrón de conducta ante la sospecha de estar siendo observado.

Por último, entre las muchas novedades que trae el S-80 con respecto a los S-70 está la Seguridad. Podemos decir que la importancia de la seguridad en el S-80 está presente no solo en el diseño, sino también en la inspección y las futuras pruebas.

¿Qué significa para la Armada y para la defensa de España en su conjunto la incorporación del nuevo sistema S-80?

En primer lugar significa la supervivencia del Arma Submarina tras más de 100 años de Historia, así como seguir formando parte del reducido número de Armadas que cuentan con fuerza submarina. Además, en lo que respecta a la Armada y a la Defensa nacional significa seguir disponiendo de una capacidad estratégica de disuasión extraordinaria como pocos países tienen. Por otra parte, las nuevas capacidades que aportará el submarino S-80 mejorarán la capacidad de obtención y explotación de inteligencia al nivel operacional y táctico. Todo esto supondrá para la Armada el seguir contando con una flota equilibrada, que pueda asegurar el control del mar, así como contribuir a las operaciones de la OTAN y UE que se determine con unos medios modernos, eficaces y compenetrados.

¿Cómo mejorará la capacidad de ISR, infiltración/exfiltración de fuerzas especiales con los S-80 respecto a los actuales S-70?

La capacidad de Reconocimiento, vigilancia e inteligencia se verá ampliamente mejorada con la entrada en servicio de los nuevos submarinos de la Serie 80, gracias a sus nuevos y modernos sensores, no solo acústicos sino también visuales (periscopio optrónico).

Además, mediante su mástil de contramedidas, mejorará la capacidad de detección, clasificación identificación, análisis y registro de señales de radiofrecuencia en la banda RADAR y de comunicaciones emitidas por fuentes externas, aportando la obtención de posición por triangulación y envío de trazas para la gestión de las mismas.

Contarán también con un Data Link que permitirá a los nuevos submarinos su conexión a los sistema de mando y control de la fuerza naval contribuyendo tener clara la situación marítima, tan importante en operaciones de I&W.

Los nuevos submarinos S-80 no aportarán grandes diferencias en la capacidad de Guerra Naval Especial (infiltración/exfiltración de equipos operativos) respecto a las capacidades actuales de los submarinos S-70.

¿Cuáles han sido los últimos ejercicios/misiones en las que ha intervenido las unidades de la FLOSUB?

Respecto la actividad que llevan a cabo nuestros submarinos, hay que destacar que están diseñados para realizar una media de 105/110 días de mar al año. De estos, un 40% están dedicados a realizar misiones de inteligencia nacional y de vigilancia y control del mar; un 10% lo dedicamos a la participación en ejercicios internacionales, principalmente con la OTAN, como es el caso del submarino Mistral, que ha participado recientemente en los ejercicios avanzados de guerra antisubmarina DYNAMIC MARINER. El resto, un 50% de los días, nuestros submarinos son desplegados en operaciones reales en nuestra zona principal de actuación, que es el Mediterráneo, en apoyo a las operaciones que actualmente tiene la OTAN de lucha contra el terrorismo (Operación Sea Guardian).

¿Qué otros ejercicios/misiones tiene previstos la FLOSUB en los próximos meses?

En el mes de abril, el submarino Mistral realizará un despliegue de 35 días integrado en la Operación Sea Guardian. Está previsto que el submarino Tramontana realice un despliegue similar en el segundo semestre del año 2020.

Igualmente el submarino Tramontana realizará, el próximo mes de junio, el ejercicio “CARTAGO 20” en aguas de Cartagena, en el que se simulará el accidente de un submarino y se practicarán todas las fases de una operación a gran escala de salvamento y rescate. También en este mes, participará en FLOTEX-20, ejercicio nacional por excelencia para el adiestramiento de la Flota.

El capitán de navío Ernesto Zarco Gil

Nacido en Molina de Segura (Murcia) en 1966 e ingresó en la Escuela Naval Militar en 1986. Fue promovido al empleo de alférez de navío en 1991 y a su actual empleo en 2018.Es diplomado en Estado Mayor, especialista en submarinos y comunicaciones y tiene la aptitud de buceador de combate. Ha desarrollado su carrera profesional a bordo de diferentes buques de superficie y submarinos, destacando los destinos de segundo comandante del submarino “Tramontana” y de la fragata “Extremadura” y ha sido Comandante del patrullero “Toralla”, del submarino “Mistral” y del buque de aprovisionamiento de combate “Patiño”. También ha desempeñado destinos en tierra como Jefe del Grupo de Planificación y Política CIS del Estado Mayor de la Armada y en la Sección el Cuartel General de Operaciones Especiales de la OTAN. (Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.