Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los UAVs turcos se quedan sin sensores electroópticos canadienses

El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán que se desató de nuevo el pasado 27 de septiembre por la pugna por la región de Nagorno-Karabaj es el último escenario donde se están operando aeronaves no tripuladas de fabricación turca. En este caso Azerbaiyán está haciendo amplio uso de los UAVS Bayraktar TB2 para destruir sistemas de defensa aérea, posiciones de infantería, artillería, carros de combate y otros objetivos, como el propio Ministerio de Defensa armenio ha publicado en diferentes vídeos.

Sin embargo este pasado lunes el ministro de Exteriores canadiense François-Philippe Champagne anunció la suspensión de exportaciones militares a Turquía para “evaluar la situación más a fondo” ante las afirmaciones de que se está utilizando tecnología canadiense en el conflicto, ordenando una investigación y confirmando su preocupación “por el conflicto en curso en Nagorno-Karabaj que ha dado lugar a bombardeos de comunidades y víctimas civiles”. La comunidad armenia en Canadá y el Instituto Canadiense de Investigaciones sobre la Paz pidieron al Gobierno que “se dejara de vender aviones no tripulados a Turquía” ante los informes que sugieren que Ankara los ha desplegado contra las fuerzas armenias.

Canadá no ha suministrado aeronaves no tripulados a Turquía, sino que la compañía canadiense Wescam (ahora L3Harris-Wescam) vende sensores electroópticos de la familia MX a los dos principales fabricantes turcos de UAVs como son la citada Bayraktar y TAI (MX-15D EO/IR en concreto en el caso de los Bayraktar TB2).

Se da la circunstancia de que desde octubre del año pasado Canadá formalmente impuso un embargo de armas a Turquía tras sus incursiones en Siria. Sin embargo en junio de este año se permitió la venta de sensores de este tipo a Ankara. Turquía está operando aeronaves no tripuladas en sus operaciones en Siria y Libia y Armenia anunció la compra del Bayraktar TB2 en junio (aunque es posible que los estén operando directamente fuerzas turcas). En los conflictos de Siria y Libia además se han sufrido pérdidas de aparatos, lo que motivó la petición de Ankara de vender más sensores electroópticos. Ottawa lo aprobó anunciando que se estudiaban exenciones basándose en las circunstancias de cada caso, circunstancias que ahora vemos han cambiado de nuevo, lo que obligará al fabricante turco a buscar nuevos proveedores fuera del entorno OTAN. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El TB2 con electrónica Wescam (Bayraktar)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.