Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El UAV Avenger identifica objetivos y actúa autónomamente usando el pod Legion de Lockheed Martin

La compañía estadounidense General Atomics Aeronautical Inc. Systems (GA-ASI) ha informado de la realización de una serie de pruebas con su aeronave no tripulada Avenger portando el pod o contenedor infrarrojo Legion desarrollado por Lockheed Martin para analizar la viabilidad del funcionamiento autónomo de UAVs en condiciones de radar degradadas.

Las pruebas, que tuvieron lugar a comienzos del pasado mes de julio en California consistieron en la realización de vuelos de prueba con el UAV Avenger de General Atomics dotado del pod de búsqueda y seguimiento infrarrojo (Infrared Search and Track System o IRST21). El Avenger pudo detectar así múltiples aeronaves rápidas volando en el área de pruebas, monitorizarlas y tomar decisiones de navegación en consecuencia de forma automatizada.

El objetivo de esta colaboración entre las dos compañías es estudiar la operación conjunta de sistemas aéreos tripulados y autónomos (Manned-Unmanned Teaming o MUM-T) en entornos aéreos complejos que pueden incluir la degradación de las capacidades de los sistemas de radar propios. En diciembre del año pasado comenzó el desarrollo con la integración del software del pod Legion en el sistema de gestión de misión del Avenger (Mission Management System o MMS).

El pod Legion

La empresa estadounidense Lockheed Martin fue seleccionada en 2017 para suministrar su pod Legion para equipar a los F-15 de la Fuerza Aérea Estadounidense y contar así con un sensor infrarrojo pasivo que complemente el radar. El pod Legion fue elegido como el Sistema Infrarrojo de Búsqueda y Seguimiento (Infrared Search and Track o IRST) para estos aviones, encargándose 130 de estas barquillas cuyas entregas comenzaron en 2018. La integración de este equipo correrá a cargo de Boeing, responsable de este avión de combate estadounidense en virtud del programa de desarrollo de esta capacidad en la que han trabajado ambas empresas.

El desarrollo de un pod dotado de sistemas infrarrojos pasivos para misiones aire-aire sirve para compensar la falta de un sensor de este tipo integrado de origen en algunos aviones estadounidenses, a diferencia de los últimos desarrollos europeos o rusos que integran esta tecnología. El pod Legion de Lockheed Martin incluye un sistema IRST para detección pasiva a larga distancia de objetivos aire-aire evitando el uso del radar, con lo que el avión permanece más tiempo emitir señales que puedan ser detectadas por el adversario.

Para ello, Lockhedd Martin partió de su veterano sensor AN/AAS-42 IRST empleado en el F-14D y lo ha actualizado como IRST21. También ha desarrollado un pod aire-aire infrarrojo para el F-15 denominado Tiger Eyes que se ha ofrecido para las versiones más modernas del F-15 como la saudí (F-15SA) y que se puede instalar bajo la entrada izquierda del motor y al que a su vez puede fijarse el pod Sniper. La Marina estadounidense también adolece de falta de un sensor infrarrojo para sus F/A-18E/F por lo que dentro de la modernización denominada "Flight Plan" del Super Hornet Block II se encargó la instalación del sensor IRST en un contenedor de combustible modificado. Este sistema, cuyas pruebas comenzaron en 2014, está listo desde 2017, estando prevista la adquisición de hasta 140 pods. Este se fija en la parte central del fuselaje, pero ahora no puede ser liberado en vuelo. Sistemas como éstos permiten incluso realizar misiones de interceptación recibiendo información de otros radares a través del data link 16, dirigirse a la zona probable del objetivo y localizar este con el IRST sin tener que encender el radar. (José Mª Navarro García)

Fotos:

-El Avenger con el contenedor Legión bajo una de sus alas (GA-ASI)

-El contenedor Legion bajo un F-16 (Lockheed Martin)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.