Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Tras cuatro accidentes en catorce meses el Senado estadounidense se pregunta si el Black Hawk es seguro

Con más de 4.000 aparatos construidos desde su entrada en servicio en 1979 el Sikorsky (ahora dentro de Lockheed Martin) UH-60 Black Hawk es uno de los helicópteros militares más exitosos del mercado. Sin embargo una serie de fatales accidentes en Estados Unidos ha supuesto que el Senado se interese por su seguridad.

Entre diciembre de 2019 y el pasado mes de febrero han tenido lugar cuatro accidentes con helicópteros UH-60 Black Hawk en servicio en Estados Unidos con la pérdida de once vidas, accidentes que han tenido lugar lejos de operaciones de combate. Esto motivó a la senadora Kirsten Gillbrand a solicitar formalmente al Departamento de Defensa que investigue si detrás de estos cuatro siniestros hay una causa común.

El 5 de diciembre de 2019 cerca de St Cloud, Minnesota, un UH-60 se estrelló durante una misión de entrenamiento, falleciendo tres aviadores de la Guardia Nacional. El 27 de agosto de 2020 cerca de la isla de San Clemente (California), un MH-60 del 160th Special Operations Aviation Regiment (SOAR) se estrelló durante una misión de entrenamiento con la pérdida de dos aviadores y heridas a otros tres. El 19 de enero de 2021 tres aviadores de la Guardia Nacional de Nueva York fallecieron cuando su helicóptero de evacuación médica se estrelló al sur del lago Ontario, cerca de la ciudad de Rochester. El más reciente tuvo lugar el pasado 2 de febrero, cuando tres soldados de la Guardia Nacional de Idaho murieron cuando su helicóptero se accidentó en un terreno montañoso cerca de Boise, la capital del estado.

La senadora Gillbrand envió una carta al Secretario de Estado Lloyd Austin el pasado 5 de febrero solicitando se aclarara si existe “un patrón de malfuncionamiento” en el helicóptero UH-60 Black Hawk. En su carta citaba el informe de 2020 elaborado por el  Centro de Preparación para el Combate (U.S. Army Combat Readiness Center) sobre el accidente de diciembre de 2019. Este informe citaba que el fallo del motor número 1 se produjo durante una verificación de potencia máxima y que el motor 2 estaba al mínimo, por lo que ninguno de los motores pudo suministrar potencia suficiente. El informe atribuyó la “condición de doble motor apagado” a la instalación incorrecta de la unidad hidromecáneca del motor.

Además de la carta, la senadora también solicitó una sesión informativa clasificada sobre el estado de las investigaciones y cualquier posible problema mecánico, eléctrico, de software o de otro tipo que pueda causar un fallo o dificulte el pilotaje del helicóptero. El Centro de Preparación para el Combate con sede en Fort Rucker, Alabama, es el organismo responsable de las investigaciones de estos accidentes.

El Ejército de Tierra estadounidense tiene una publicación online centrada en la seguridad de vuelo de nombre Flightfax que en su número de enero de este año detallaba que entre 2016 y 2020 se habían producido 160 percances con los UH-60. Entre estos 18 eran de la denominada “clase A”, que se refiere a los que han provocados daños a propiedades públicas o privadas por encima de los 2 millones de dólares, destrucción de aeronaves (salvo UAVs de los tipos 1, 2 o 3), muerte o invalidez permanente.

Un informe previo

La Comisión Nacional de Seguridad en la Aviación publicó a finales del año pasado un informe de 130 páginas que recoge dieciocho meses de investigaciones sobre los accidentes ocurridos entre 2013 y 2018. Durante ese período se produjeron accidentes que provocaron la pérdida de 198 vidas, 157 aeronaves y 9.000 millones de dólares en daños. Este informe destacaba como algunas de las principales causas la falta de horas de vuelo de los pilotos, la falta de formación y baja moral del personal de mantenimiento y la ineficiencia de la cadena de suministros para mantener las aeronaves en condiciones de vuelo. Sin embargo no detalla las deficiencias por tipo de aeronaves. Los recortes presupuestarios han derivado en una reducción importante de las horas de vuelo para formación desde 2013, recomendando la Comisión recuperar el número de horas de formación a niveles de 2010. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Cuatro helicópteros Black Hawk del Army (US Army)

La carta de la senadora Gillbrand (pulsar para abrir el pdf)

La tabla publicada en el artículo de febrero de Flightfax (US Army)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.